El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, chequea las acciones tomadas para enfrentar el cambio climático en la oriental provincia de Guantánamo, una de las más afectadas por la sequía en el país.