El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, afirma que la liberación del exmandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, tras 580 días de encierro político, constituye una victoria de la solidaridad.