El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel afirma que las medidas que adopte Estados Unidos para asfixiar económicamente al país no intimidan al pueblo.