El presidente del Consejo Nacional de Iglesias de Cristo de los Estados Unidos, Jim Wimkler, afirmó hoy en La Habana que el fundamentalismo sirve a los intereses de los más poderosos.