El racismo y la discriminación racial, la xenofobia, la fobia hacia el colectivo LGBTIQ continúa siendo uno de los problemas más graves de respeto a los derechos humanos en Cuba, denunció en su perfil de Facebook la Alianza Afro-Cubana, al publicar que Maite Alboniga, mujer afrocubana fue discriminada junto a sus tres amigos gay que la acompañaban, en la entrada del bar situado en #209 Aguiar, en La Habana Vieja, donde se les prohibió ingresar al establecimiento con el argumento de que el volante de entrada era falso.