El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anuncia sanciones contra el ministro cubano del Interior, Julio Cesar Gandarilla Bermejo, a quien Washington considera implicado en «flagrantes violaciones de derechos humanos en Venezuela». Junto a Gandarilla Bermejo, también han sido sancionados sus dos hijos: Julio Cesar Gandarilla Sarmiento y Alejandro Gandarilla Sarmiento. Como consecuencia, a todos les queda prohibida la entrada en Estados Unidos.