Especialistas del Proyecto Cubabat «Por la Conservación de los murciélagos cubanos y sus hábitats» y del Comité Espeleológico de Matanzas, encuentran fósiles de origen marino en una cueva cercana a esta ciudad del occidente de Cuba.