La Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba proclama la nueva Constitución de la República, al tiempo que celebra el aniversario 150 de la Constitución de Guáimaro y las conquistas de la Revolución.