La directiva de la Liga Evangélica de Cuba envía una carta a las autoridades tras la violación del derecho al libre movimiento de su presidenta, Álida León, impedida de viajar a Washington donde pretendía asistir a un evento sobre libertad religiosa.