La economía cubana creció un 2,2 por ciento en 2018, aunque se había pronosticado un ascenso de 1,2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), comunica el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil.