La organización Prisoners Defenders actualiza su lista de presos políticos en Cuba y dedica un apartado a 10.000 civiles convictos y condenados por desafección con el sistema, bajo la denominación de condenas predelictivas, con 1 a 4 años de prisión.