Tras un proceso inversionista de más de dos millones de pesos funciona en Cuba la subestación hidrológica forestal Amistad, única de su tipo en el país.