El feminismo en el Caribe: ¿práctica y hecho cotidiano?

A finales del mes de mayo un panel de mujeres se reunió en Casa de las Américas para analizar el feminismo, los movimientos de mujeres y los estudios de género en el Caribe.

La Casa de las Américas mediante el Programa de Estudios de la Mujer de América Latina y el Caribe promueve los estudios de género para visibilizar las realidades diversas de las mujeres de esta región del mundo.

Foto: Tomada de laventana.cu

Aun cuando todavía cuenta con numerosos detractores en la región, el feminismo en el Caribe alzó su voz en la Casa de las Américas de La Habana durante el VII Coloquio Internacional La diversidad cultural en el Caribe: revolución y rebelde, celebrado entre el 20 y el 24 de mayo últimos.

En un panel, moderado por Yuleidis González e integrado por las también cubanas Georgina Alfonso, Gretel Marrero y Araceli Rodríguez, se analizó la situación del feminismo en Cuba, la educación como síntoma del dominio patriarcal y se reivindicó a la mujer negra, tan olvidada al estudiar los problemas de género en el contexto caribeño.

Cartel del VII Coloquio Internacional La diversidad cultural en el Caribe: revolución y rebelde, organizado en Casa de las Américas.

Foto: Cartel oficial

La moderadora comenzó afirmando que el feminismo precisa ser entendido actualmente como práctica y hecho cotidiano además de que supone una lucha política.

Por su parte la panelista Georgina Alfonso, directora del Instituto de Filosofía indicó que el sujeto mujer ha sido uno de los más revolucionarios dentro de la Revolución cubana. Sin embargo, precisó: “no es suficiente con la lucha de clases, hay que incorporar todas las luchas y revolucionar todos los sujetos”.

En su intervención Alfonso destacó que la Revolución cubana no fue pensada en un principio en términos feministas pues hasta la década del 80 aproximadamente se asociaba el término con nociones burguesas.

A partir de entonces, sostuvo, el término mujer ha sido uno de los más revolucionarios dentro del proceso cubano y también uno de los más radicales porque supone el espíritu mismo de la Revolución y la lucha contra el patriarcado.

“El feminismo tiene que ser inclusivo y expresarse como práctica cotidiana”, refirió, sin dejar de aludir al papel de la Federación de Mujeres Cubanas en su acto fundacional y en su labor sostenida por unir al movimiento feminista que ya existía en Cuba antes del triunfo revolucionario y al movimiento de mujeres.

En torno a la brecha que se cierne sobre el proceso educativo en el Caribe y la perspectiva de género, habló Gretel Moreno quien ofreció datos muy concretos de la persistencia de las desigualdades en este aspecto tan fundamental del desarrollo social.

Moreno dio a conocer que tanto América Latina como el Caribe tienen unos treinta y dos millones de analfabetos y, de ellos, son las mujeres las más afectadas.

“Solo el uno por ciento de las niñas completa los estudios en los niveles más elementales y es que la vulnerabilidad siempre tiene cara de niña”, sentenció citando a Teresita de Barbieri, socióloga y feminista uruguaya.

Moreno demostró que la educación coloca en desventaja a las mujeres, las jóvenes y las niñas en el Caribe. Para muchas, dijo, es un desafío terminar la enseñanza secundaria.

En la educación, afirmó, se sigue reproduciendo la cultura androcéntrica; y el feminismo ayuda a establecer selecciones profesionales aunque tampoco se sugiere que el género sea una especialización femenina.

Investigadoras sacan a la luz los debates sobre feminismo en América Latina y el Caribe.

Foto: Tomada de laventana.cu

Finalmente Araceli Rodríguez abogó en su exposición por resaltar y visibilizar los aportes de la mujer negra al feminismo y los estudios de género.

“Pioneras en las sombras”, las llamó y citó a las martiniqueñas hermanas Pardal y a la cubana María Dámaso Jova (1890-1940) quien fuera educadora, periodista y política feminista, defensora de las mujeres negras.

Rodríguez reivindicó, en primer término, a las pensadoras que no siempre quedan legitimadas en la historia como pioneras del pensamiento feminista negro y que han contribuido a erradicar la limitación que aportó el colonialismo al pensamiento feminista caribeño.

El público presente en la sala Manuel Galich de la Casa de las Américas se mostró muy participativo en este panel, evidenciando cómo es necesario abordar estos temas en un mundo donde todavía el pensamiento patriarcal es predominante. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.