Sello ruso en los caminos cubanos de hierro

A todo tren continúa en Cuba el programa de desarrollo del transporte, al recibir siete nuevas locomotoras de Rusia.

Con la reciente importación, aumenta a 43 el número de locomotoras que ha importado Cuba.

Foto: Tomadas de Cubadebate

Con la importación a inicios de año de un nuevo cargamento de locomotoras y de otros equipos ferroviarios de Rusia, Cuba dio continuidad a un programa inversionista que mantiene al transporte entre los objetivos priorizados.

Tres días después de comenzar 2019 llegó a puerto cubano un lote de siete locomotoras de Rusia, que amplían a 43 las que ha importado ya el país de un programa de 75 con conclusión prevista en el año 2021. Destinadas fundamentalmente al transporte de carga, estas compras apuntan a renovar el sistema ferroviario de Cuba, al cual se le reserva una misión estratégica en los planes de desarrollo del país.

Las máquinas importadas, con un valor de alrededor de un millón de euros cada una, complementan un proyecto de modernización del sistema ferroviario de más de mil millones de dólares hasta el año 2030, que prevé la renovación de vías férreas, puentes, señalizaciones y otras piezas de la infraestructura, hasta la modernización de los equipos rodantes: locomotoras, vagones y el resto del equipamiento.

Con el cargamento que inauguró este año también arribó el primer prototipo experimental de un ferrobús destinado a la transportación de pasajeros en zonas rurales de difícil acceso. Ingenieros de la Unión de Ferrocarriles de Cuba (UFC) diseñaron este medio de transporte, que estará a prueba durante un período de 45 días.

El vicedirector general de la UFC, Rolando Navarro, explicó que una vez que concluya esta etapa y se ajusten los parámetros necesarios, se ensamblarán en el país los restantes ferrobuses, que contarán con una capacidad de 26 pasajeros sentados y 20 de pie.

El UFC aspira a elevar en un 65 por ciento el traslado de cemento este año.

Foto: Tomadas de Cubadebate

Pocos días antes de cerrar 2018 también llegaron de Rusia 35 silocementos ferroviarios y 53 planchas comerciales, destinados a fortalecer el transporte de carga por ferrocarril.

Con una capacidad de 52 metros cúbicos cada uno, los nuevos silocementos forman parte de un programa total de cien, y de acuerdo con la información ofrecida por la prensa, permitirán que crezca en un 65 por ciento la transportación de cemento en el 2019. Las planchas comerciales, a su vez, tienen una capacidad de carga de 63 toneladas.

Según la información pública, el ensamblaje de silocementos y planchas comerciales comenzó el 9 de enero, para comenzar a dar servicios este mismo mes.

El gobierno ha asignado al ferrocarril una función principal para el traslado de cargas a largas distancias, por constituir un medio más eficiente que la transportación por carreteras.

En un reciente viaje a Rusia para recibir locomotoras y otros equipos ferroviarios, el viceministro primero de Transporte de Cuba entonces, Eduardo Rodríguez, actual titular del sector, declaró que “cualquier cosa que hagamos en el desarrollo del transporte, estamos contribuyendo con el desarrollo de la economía”. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.