¿Se corresponde la reforma del agro cubano con los resultados productivos?

El momento actual de la economía requiere respuestas que motiven las iniciativas y creatividad internas.

La producción agrícola en Cuba aún tiene un limitado crecimiento.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Desde 2008 hasta la fecha, en el sector agropecuario cubano se han implementado más de una veintena de transformaciones, siendo la más importante la entrega de tierras ociosas en usufructo a privados bajo los Decretos Leyes 259, 300 y 358, que sin duda conlleva cambios estructurales significativos.

Sin embargo, no se aprecia un aumento importante en la producción agrícola-ganadera, más bien se reporta un ritmo promedio anual decreciente (Ver cuadro 1 y 2, expuestos a continuación).

Continúa registrándose una demanda limitada por la oferta y elevada dependencia externa a las importaciones de alimentos, acompañado del incremento de los precios en el mercado minorista, aunque para algunos productos fueron fijados precios máximos o topados (algo aplicado con anterioridad sin éxito) en los mercados estatales, cooperativos no agropecuarios y más recientemente en mercados libres de oferta-demanda.

Lo anterior conduce a considerar, que la entrega de tierra es una condición necesaria, pero no suficiente.

Dependencia externa

Un aspecto sumamente estratégico para cualquier economía es su dependencia  alimentaria externa, pues si esta es elevada la convierte en extremo vulnerable.  La economía cubana ha mantenido un ritmo de crecimiento promedio en las importaciones de alimentos, desde hace más de 10 años.

En 2018, estas importaciones ascendieron a 2.243 millones de USD, que representaron 19,5 por ciento del valor total de las importaciones. Es de esperar que al cierre del 2019, las mismas superen los 2.360 millones de USD, que serían más de 20 por ciento de las importaciones totales del país.

De acuerdo a la selección de un grupo de alimentos representativos de la canasta del consumidor cubano, estos productos importados representan por su valor aproximadamente entre 65-69 por ciento de la disponibilidad total de los mismos. No obstante, las potencialidades productivas existentes en el sector agropecuario permitirían reducir esa dependencia entre un 35-40 por ciento.

La tendencia creciente de los precios de los alimentos en el mercado interno no es algo nuevo. Se manifiesta desde hace varios años e impacta de forma sensible en el mercado minorista, con implicaciones económicas, sociales y políticas. Dicha tendencia tiene como causa fundamental la insuficiente producción nacional de productos agropecuarios, que no satisface la demanda. A lo anterior se unen bajos rendimientos agrícolas, a pesar de existir una importante potencialidad, más aún si fueran aplicados los resultados de la ciencia-técnica e innovación locales. Tener presente que el problema central no radica en la circulación, sino en la insuficiente disponibilidad de alimentos, particularmente en la insuficiente producción nacional (oferta).

Preguntas

Tras los análisis anteriores, surgen varias interrogantes: ¿Cuáles son las dificultades que limitan un crecimiento sostenido de la producción agrícola y ganadera? ¿Puede el productor tomar sus propias decisiones a lo largo del ciclo? ¿Es reconocido el papel que desempeña el mercado? ¿Se conciben bajo un enfoque sistémico las medidas implementadas y por aplicar en el sector agropecuario?

En primera instancia, se considera que el actual modelo de gestión económica  centralizado vigente en el sector  agropecuario cubano, requiere ser  sustituido por un modelo de gestión económica-productiva totalmente nuevo, el cual debe resolver al menos tres problemas fundamentales:

 

1.-Lograr la realización de la propiedad (el derecho y posibilidad del productor de poder decidir) a lo largo del ciclo productivo: desde la producción hasta el consumo. Lo anterior eliminaría la elevada centralización monopólica y verticalidad que rige la toma de decisiones, las cuales deben corresponder a los productores para lograr una mejor y mayor eficiencia en la gestión económica-productiva, que propicie el necesario encadenamiento y una base territorial.

 

2.-El reconocimiento de la existencia real y objetiva del mercado, en complementariedad con la planificación y teniendo presente los requerimientos sociales.

 

3.-La aplicación del enfoque sistémico a lo largo del ciclo producción-distribución-cambio-consumo; costo-sistema de precio y la necesaria interrelación con la macro y microeconomía.

 

La tendencia creciente de los precios de los alimentos en el mercado interno no es algo nuevo.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

 

Las relaciones de producción dependen de cómo están distribuidos en la sociedad los medios de producción, de cómo está resuelto el problema de la propiedad de dichos medios.

La forma de propiedad determina el carácter del nexo, que une al productor con los medios de producción, no sólo en la fase de la producción material, sino también en las relaciones de intercambio, distribución y consumo. La producción-consumo forman una unidad: para producir hay que consumir y para consumir hay que producir.

El papel y desempeño del mercado aún se obvia, es decir, su real existencia y la interactuación complementaria con la planificación, sin dejar de tener presente los requerimientos sociales.

La acción del mercado por sí sola no resuelve las desproporciones ni logra el equilibrio deseado, por tanto se aboga por establecer una relación  de complementariedad entre mercado y planificación en el sector agropecuario.

Conclusiones

El insuficiente enfoque sistémico en la aplicación de las medidas en el agro cubano, a lo largo del ciclo señalado y encaminado a la liberalización de las fuerzas productivas, frena el impacto esperado.

En las provincias de Mayabeque, Artemisa y La Habana, se aplicó de forma experimental en 2013 el Decreto Ley 318, que descentralizó la comercialización en el eslabón final de la cadena, pasando de un rango inicial del 75-80 por ciento centralizado a solo 51 por ciento. Sin embargo, la aplicación del Decreto Ley 355 en abril de 2019 derogó el 318 y propició, entre otros retrocesos, el establecimiento de precios topados o máximos centralizados[1]. De esta manera, se regresó al camino ya recorrido sin éxito de los precios topados y se confirmó la tendencia a la centralización pautada por el Decreto Ley 365 de 2018 para las Cooperativas Agropecuarias, que restringió más la autonomía de estas formas productivas.

Lo anterior motiva a considerar que se regresa a la centralización, cuando la economía cubana enfrenta el recrudecimiento del bloqueo económico por parte de la actual administración estadounidense y requiere dar una respuesta descentralizadora que motive las iniciativas y creatividad internas. Para algunos pueden ser consideradas medidas osadas, pero son sin dudas necesarias y coherentes con el momento actual. (2020).

 

 

[1] Las entidades comercializadoras minoristas estatales y no estatales que adquieran los productos agrícolas a los precios mayoristas aprobados en el  anexo 5 de la Resolución no. 157/2016, quedan obligadas a aplicar el precio minorista correspondiente, establecidos en  el Anexo 7, de dicha Resolución. Resolución No.994/2018 del Ministerio de  Finanzas y Precio, para precios máximos en los mercados agropecuarios estatales, EJT, puntos de venta gestionados por formas productivas. Para los  mercados de Ciudad de La Habana. Consejo de administración Ciudad de La Habana 2 febrero 2020, estableció precios máximos, para en los mercado  de trabajadores cuenta propia, oferta y demanda y carretilleros.

8 comentarios

  1. Pedro

    Muy bueno Profesor, nos tiene acostumbrado con sus analisis objetivos, realista. El tema de los alimentos su produccion es critica, Un ediciio con 17 pisos (minagri), y no resuleven el problema solo más centralización, más control centralizado y no hay respuest

  2. Rodolfo

    Son cuestiones tan evidentes que resulta preocupante que lo que plantea el profesor, no se entienda y no quiere entenderse, !Que clase de voluntad y optimsmo tiene el autor! que continua inistiendo en trasnformciones profunda

  3. Rodrigueg

    Adelante Profesor siempre con buenos analisis, vamos a ver que justificación ahora con el coranavirus, ¿habra más centralización? o es el momento para dejar que se aplique el emprenderismo, sedescentralice o solo se entiende por los decisores que el camino a seguir es más centralización en las medidas econoicas, y de gestión

    Al ator que continue, que siempre hacer falta que haya gente que estudie, analice, que sean emprendedoras

  4. Armelio

    De acuerdo ha dado en la diana, considero que una vez más, ya que he leido los tarbajos anteriores
    Tambie he estado al tanto de las informaciones que se han publicado sobre el SAN, tambien muy bueno, me parece que se encauza bien el asunto alimentario, pero, siempre hay un pero ha llegado informacion, comentarios, que po lo del coronavirus, se han suspendido activiades sobre el tema
    Es que no se le ocurre que se pueden continuar trabajando en el SAN, utilizando la comunicación electronica, recogiendo opinione, validando el documento entre las instituciones ¿por qué?
    detner el proceso ¿existe un documento a conciliar?
    ENTONCES CONTINUEN TRABAJANDO EL TEMA ALIMENTARIO ES ALGO URGENTE ESTRATEGICO
    Al autor lo felicito, buen analisis y recomendaciones

  5. Roberto Acantara

    Adelante para el autor con los criterios y fundamentos, muy bueno hay que giger el rabano por las raices

  6. Rodolfo

    ¿por qué? se centraliza más, cuando el momentosante grandes dificulatdes hay que destrabar las fuerzas productivas

  7. alonsso

    Ante la compleja siituación alimentaria que se aproxima considero que se debe tener en cuenta las recomendaciones y sconsideraciones del autor, me paraen atinadas,

    Solo una interrogante ¿porque ? no se aplican si son tan evidentes

  8. Picaso

    Dada la compleja situción bloqueo, pandemia que se espera para reunir a los expertos, investigadores, en el tema alimentario para dar pasos concretos como señala el autor, Por favor no estamos en momento de lentitud,

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.