Azúcar cubano de capa caída

Aunque logró un pequeño crecimiento de producción hasta 1,3 millones de toneladas, con una mejor realización en el mercado externo, la zafra azucarera en Cuba continúa lastrada por viejas dificultades.

Demoras en la compra de repuestos importados para cosechadoras, camiones e industria volvieron a afectar las labores de zafra.

Foto: Cortesía Azcuba_IPS

Un rayo de luz asomó en el hosco panorama de la producción cubana de azúcar al cumplir este año el plan de exportaciones. Pero la agroindustria que alguna vez asumió el protagonismo casi total de la economía cubana continúa enredada entre dificultades que la mantienen en niveles mínimos de fabricación.

La zafra 2018-2019 finalizó en torno a 1,3 millones de toneladas de azúcar, a juzgar por informes oficiales del cierre de mayo. El Grupo Empresarial Azcuba reportó que había alcanzado solo el 87 por ciento del plan en esa fecha, que era de 1,517 millones de toneladas, a pesar de lo cual la producción había crecido un 31 por ciento sobre la campaña anterior, severamente deprimida por la combinación de una prolongada sequía y el desastre del huracán Irma en septiembre de 2017.

Los últimos tres centrales que molieron en la actual temporada detuvieron operaciones durante los primeros diez días del actual mes de junio.

A pesar de tropiezos que se le reiteran a esta agroindustria, como una disponibilidad real de caña menor a la programada, el Grupo Azcuba tiene un motivo de satisfacción al cumplir este año el plan de exportaciones, previsto en 920.000 toneladas de azúcar. Este dato introduce un cambio sobre la pésima zafra 2017-2018, ocasión en que Cuba se vio obligada a comprar alguna cantidad de azúcar a Francia para poder completar sus deberes con el mercado externo y el consumo nacional.

Sucesivas reuniones reportadas por la prensa nacional indican la persistencia de los mismos problemas que torturan a esta agroindustria desde hace tres décadas.

Los indicadores de eficiencia industrial se vieron deprimidos pero Cuba pudo cumplir el plan de exportación de azúcar.

Foto: Cortesía Azcuba_IPS

El presidente de Azcuba, Julio García Pérez, comentó en marzo que este año habían molido menos caña que la planificada por roturas e interrupciones de la industria y la llegada tardía de piezas y equipamiento de importación. Fallas en la disponibilidad de estos repuestos para fábricas, cosechadoras y camiones, lastraron el corte de caña, el transporte y la molienda.

El vocero de Azcuba, Liobel Pérez, confirmó estos problemas a la agencia Prensa Latina más recientemente y agregó otros como el mal estado de los caminos y la baja calidad de la caña, con la consiguiente disminución del rendimiento industrial y otros indicadores de eficiencia.

Lluvias inoportunas en el período de zafra volvieron a golpear este año a la cosecha y a los rendimientos. Este fenómeno de transformación climática, que torna lluvioso la época tradicional de seca en Cuba, se repite año tras año sin que la agroindustria encuentre una salida. El Grupo Empresarial se vio obligado a paralizar anticipadamente varios centrales ineficientes al concluir febrero.

Otro conflicto, visible en múltiples espacios de la economía cubana, ha aparecido también en la carrera de obstáculos de este sector: la pérdida de personal capacitado en la industria. Una reunión gubernamental con el Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, el 12 de junio, reconoció como factor determinante en la ineficiencia de reciente la zafra que solo pudo completar el 85 por ciento de su fuerza laboral, y parte de ella con trabajadores sin experiencia, un problema dramático para un sector que históricamente hizo gala de tradición y conocimiento técnico.

Muchos de estas debilidades y tropiezos los arrastra la agroindustria azucarera desde hace años, ante lo cual programa cada vez inversiones para levantar otras producciones derivadas, incluida la producción de electricidad mediante plantas de biogeneración a partir de bagazo de caña. La inversión más avanzada, colateral al central Ciro Redondo, en la provincia central de Ciego de Ávila, se encuentra ya a un 52 por ciento de realización. (2019).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.