Nace en Cuba el Grupo de Humanidades Digitales

Esta área de investigación se ha consolidado mediante asociaciones, congresos y posgrados.

Hoy día es muy común escuchar términos como: edición digital, repositorios, bibliotecas digitales…Todos ellos forman parte del universo de las Humanidades Digitales (HD), que es un área de investigación, enseñanza y creación donde convergen las humanidades y la informática para analizar numerosos objetos de estudio.

El Grupo de Humanidades Digitales de Cuba nació el 30 de junio de 2017 y reúne a escritores, editores y profesores universitarios, y dispone de un sitio web para divulgar sus proyectos.

Parte del avance en la isla caribeña de este concepto se debe a la visita a La Habana, en mayo último, de las investigadoras Gimena del Río (Argentina) y Elena González-Blanco (España), para impartir el I Curso de HD, invitadas por el estatal Instituto Cubano del Libro.

La sede del no gubernamental Centro Martin Luther King acogió a varios investigadores sociales, editores de la editorial Cubaliteraria, profesores de la Facultad de Comunicación Social e informáticos, quienes debatieron e intercambiaron acerca de qué son y para qué sirven las humanidades digitales.

Luego Del Río, que fue profesora de Literatura Medieval y transitó a lo digital, accedió a una entrevista con IPS Cuba sobre el asunto en que recién se adentra la nación caribeña con fortalezas históricas, a su juicio:

IPS CUBA: ¿Por qué viajar a La Habana para hablar de Humanidades Digitales?

GIMENA DEL RÍO: Porque el pensamiento crítico de los cubanos es lo que necesita la tecnología en la actualidad. El uso crítico de la tecnología no solo conlleva un uso democrático e igualitario de la tecnología, sino también una gran responsabilidad y, a su vez, ese uso crítico la mejora. Los cubanos han desarrollado un gran pensamiento crítico a lo largo de su historia y también han trabajado en desarrollo de software educativo, por ejemplo. Eso es ya partir de un uso crítico de la tecnología.

IPS CUBA: Con respecto a otras realidades latinoamericanas ¿Cómo valora el ambiente HD que pudo conocer en Cuba?

GR: La comunidad científica y de interesados en HD en Cuba me pareció muy activa y curiosa. Y esas son dos cualidades que, desde mi punto de vista, la investigación necesita para desarrollarse. Puedes tener infraestructuras súper potentes, pero si no tienes una comunidad comprometida con la construcción del conocimiento, de poco te servirá para trabajar en HD.

IPS CUBA: ¿Cuáles serían los desafíos para las HD en Cuba?

GR: Vencer las barreras tecnológicas, desafiar esas barreras, reciclar, reusar lo desarrollado hasta el momento. Y saber trazar puentes de colaboración con el resto del mundo.

IPS CUBA: ¿Podemos hablar de una ciudadanía digital?

GR: Sí, claro. Podemos hablar de ciudadanos digitales y humanos digitales; un nuevo mundo digital, en tanto lo digital ha modificado por completo nuestras rutinas y conductas, desde la forma de comunicarnos, de aprender, de investigar, como nos lo mostró muy bien el teórico ruso de los Nuevos Medios Lev Manovich o la magnífica académica estadounidense Katherine Hayles… No hay rincón al que no haya llegado este cambio.

IPS CUBA: Usted sostiene que los “datos” son el petróleo de la Nueva Era. ¿Puede ampliar sobre esta teoría?

GR: Nunca tuvimos tanto acceso a datos, de todo tipo. Pero los datos solo cobran relevancia si se contextualizan, si se saben leer, si construyen y transmiten un conocimiento. Tú tienes el petróleo, pero tienes que poner la máquina a andar.

IPS CUBA: ¿Cuánto ha impactado el mundo digital en el ámbito del conocimiento?

GR: Hoy podemos hablar de nuevas formas de construcción de conocimiento. El conocimiento se construye apoyado en los medios que permiten su construcción, establecimiento y circulación. La digitalidad promueve la construcción colectiva del conocimiento, no solo –como decía antes– democratiza la circulación del conocimiento. Paralelamente, se desverticaliza el conocimiento: todos podemos ser autores, editores. Pasamos a tener un rol mucho más activo y, por ende, de más responsabilidad. Y el reúso es inimaginable. Y no todas son rosas aquí. Por eso, la digitalidad debe dejar claras sus reglas de construcción de conocimiento, tanto a los usuarios como a los productores.

IPS CUBA: ¿En cuáles proyectos de Humanidades Digitales participa en la actualidad?

GR: Dirijo, co-dirijo y colaboro en numerosos proyectos nacionales e internacionales sobre Literatura, Humanidades Digitales y Comunicación Científica.

Coordino la línea de investigación sobre Humanidades Digitales en el Centro Argentino de Información Científica y Tecnológica, donde en este momento estamos trabajando en proyectos de Big Data con Big Data Machine. Y en breve empezaremos un maravilloso proyecto de georreferenciación de relatos de viaje en el Río de la Plata en los siglos XVI y XVII, gracias a una beca del proyecto Pelagios y al apoyo de la Ancient History Encyclopedia, donde trabajamos con herramientas de gestión científica y acceso abierto como Acta Académica. Somos pioneros en la construcción de vocabularios controlados con Tematres.

Desde el Instituto de Investigaciones Bibliográficas y Crítica Textual, codirijo el primer proyecto de edición en XML-TEI, Diálogo Medieval, y desde la Universidad de San Andrés coordino la edición en XML-TEI de las Obras Completas del historiador e intelectual argentino José Luis Romero (1909-1977). Además soy miembro del comité científico de Digital Studies/Le champ numerique de Canadá, de los blogs de investigación Hypothèses, vicepresidenta de la Asociación Argentina de Humanidades Digitales y una de las directoras del consorcio internacional sobre comunicación Científica Force 11, actividades que buscan consolidar a las HD como un campo científico en Latinoamérica.

IPS CUBA: ¿Cuál es el mayor recuerdo que se llevó de Cuba?

GR: La cordialidad y amabilidad de la gente. El gesto sincero y amigo. Y el atardecer en el malecón, sin dudas. (2017)

 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.