Enviada de Obama explora economía cubana

La secretaria de Comercio de EEUU analizó el alcance de medidas tomadas por su gobierno para aliviar el bloqueo a Cuba y estudió qué oportunidades les ofrece esta nación caribeña a las empresas de su país.

En cuanto llegó, Pritzker viajó hasta la Zona Especial de Desarrollo Mariel, para ver con sus ojos una de las obras concebidas por el gobierno cubano para alentar la inversión extranjera.

Foto: Jorge Luis Baños

La visita de la secretaria de Comercio de Estados Unidos, Penny Pritzker, a Cuba apenas duró dos días pero fueron suficientes para enviar señales de que su gobierno maniobra seriamente para acercarse a la economía cubana. De acuerdo con las declaraciones que hizo a la prensa, realizó el viaje para explorar el terreno a fin de abrirle camino a las empresas de su país.

La funcionaria vino para “comprender cómo hace la economía cubana para manejar las exportaciones, las importaciones y la distribución de los productos en toda la Isla”. Pritzker dijo que se proponía conocer una economía, que definió como “singular”, para compartir ese conocimiento con las empresas estadounidenses interesadas en intercambios con Cuba.

Pritzker es la segunda representante del gabinete de Barack Obama que visita a Cuba en menos de dos meses, después de más de medio siglo de enconamiento en las relaciones bilaterales. Si el primero, el secretario de Estado John Kerry, acudió para inaugurar la embajada estadounidense en La Habana, esta vez la enviada asistió con la misión de explorar la actividad comercial y económica de la mayor de las Antillas.

Manifestó que su visita tenía un carácter técnico, iniciar un diálogo regulatorio entre los funcionarios de los departamentos de Comercio, del Tesoro y de Estado que le acompañaron y sus homólogos cubanos. “Este diálogo, que es inédito en nuestra historia, nos da la oportunidad tan ansiada de aprender los unos de los otros”, dijo.

En cuanto llegó, Pritzker viajó hasta la Zona Especial de Desarrollo Mariel, para ver con sus ojos una de las obras concebidas por el gobierno cubano para alentar la inversión extranjera.

En cuanto llegó, Pritzker viajó hasta la Zona Especial de Desarrollo Mariel, para ver con sus ojos una de las obras concebidas por el gobierno cubano para alentar la inversión extranjera.

Foto: Jorge Luis Baños

Las reuniones conjuntas también analizaron el alcance y las limitaciones de las medidas que dos semanas atrás adoptó la administración Obama para aliviar algunas restricciones del bloqueo en materia de viajes, telecomunicaciones y remesas.

En otro signo del interés que despierta la economía cubana en ámbitos empresariales estadounidenses, apenas aterrizó la secretaria de Comercio partió hacia la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), 45 kilómetros al oeste de La Habana. El gobierno la inauguró en enero del 2014 para atraer inversiones extranjeras.

Durante el recorrido por ese enclave, la directora general de la Oficina de la ZEDM, Ana Teresa Igarza, alentó a las empresas estadounidenses a estudiar las posibilidades que les ofrece esta zona para invertir.

Al preguntar la visitante sobre los desafíos que enfrentaba esta obra, una de las más ambiciosas emprendidas por el gobierno cubano en las tres últimas décadas, Igarza respondió que el principal reto es el bloqueo económico de Estados Unidos a Cuba, por el temor que genera en empresas de otros países. Esa idea la reiteró más tarde el ministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, en la declaración posterior al diálogo técnico que sostuvo con la visitante.

Pritzker tambien se dio tiempo para un recorrido por el casco históríco de La Habana Vieja.

Pritzker tambien se dio tiempo para un recorrido por el casco históríco de La Habana Vieja.

Foto: Jorge Luis Baños

En una conferencia de prensa, Pritzker dijo que estos primeros acercamientos buscan abrir nuevas oportunidades, generar confianza y conocimiento mutuo respecto a lo que se puede hacer “dentro de los marcos del embargo)”,  (que Cuba considera bloqueo).

Durante las conversaciones iniciadas el 17 de diciembre, el gobierno de Raúl Castro ha insistido en que la normalización de relaciones entre ambos países no será posible mientras persista el bloqueo económico. Washington sanciona incluso a empresas y bancos de terceros países por mantener negocios con Cuba.

“Mi esperanza –dijo la visitante- es que esta semana sea la primera de una serie de encuentros en las que nos ayudemos mutuamente a entender nuestros sistemas”. (2015).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.