Información económica en oferta

Aparece en Cuba un nuevo medio de información, destinado a consumidores, la actividad del comercio y los anuncios clasificados para la compra-venta entre particulares.

Una vieja demanda de la población, cubierta sobre todo por sitios web de facturación externa, se suma al escenario mediático de Cuba.

Foto: Tomada de Cubadebate

En los estanquillos, calles y hogares de Cuba apareció el pasado fin de semana una nueva publicación bajo el nombre de Ofertas, que intenta llenar vacíos de información parcialmente atendidos hasta el presente por sitios de Internet de facturación externa. Como novedad incluye publicidad, anuncios clasificados para la compra-venta entre particulares, e informaciones de interés sobre el comercio, el diseño industrial, la producción y otras actividades donde intervienen las empresas estatales y extranjeras y los emergentes sectores privado y cooperativo del país.

Con una tirada de 60 mil ejemplares y 16 páginas a color, la nueva publicación nace con una frecuencia mensual y un precio de tres pesos cubanos. Su editora, la Agencia de Información Nacional (AIN), declaró en una nota informativa que el tabloide “responde a la necesidad de las empresas estatales, organismos, instituciones y trabajadores no estatales, de dar a conocer sus emprendimientos, como parte del proceso de actualización del modelo económico cubano”.

En las ocho páginas de clasificados del primer número –también en las áreas de publicidad- comparten espacio por igual personas jurídicas y naturales.

La agencia anunció que en próximos días abrirá en internet el sitio web de Ofertas, con anuncios clasificados “que coloquen directamente los usuarios de manera gratuita”, además de los que fueron contratados para el impreso. También promete espacios para banners publicitarios pagados.

“Los interesados en insertar anuncios o publicidad en el periódico, pueden dirigirse a las oficinas comerciales de la AIN, en calle 23 esquina a J, Vedado, y progresivamente se irán sumando las corresponsalías provinciales para dar respuesta a los intereses de los anunciantes en cada territorio”, informó la agencia.

Las paladares o restaurantes privados es una de las actividades comerciales que nació con empleo más intenso de los recursos de la publicidad.

Las paladares o restaurantes privados es una de las actividades comerciales que nació con empleo más intenso de los recursos de la publicidad.

Foto: Jorge Luis Baños

Los editores manifestaron su intención de colocar en niveles competitivos las tarifas para inscribir publicidad. “Hemos tratado de que los precios estén alrededor del 50 por ciento de lo que cobran otros medios por publicidad. Nuestros precios compiten”.

Como antecedente, circuló en Cuba durante la década del 80 un semanario de perfil similar, Opina, que gozó de gran popularidad y una estrategia promocional muy dinámica en televisión y otros medios de comunicación. Pero aquella publicación desapareció a inicios de los 90 con la crisis económica que convulsionó al país y redujo sensiblemente el escenario mediático.

Después de quedar descubierta este tipo de información durante unos veinte años, aparecieron en internet múltiples espacios de clasificados cubanos editados una buena parte desde el exterior. Revolico es uno de los más empleados por los consumidores del país.

En este primer número, Ofertas prioriza uno de los temas más débiles hoy en el escenario comercial y de producción del país: la imagen y el diseño. Descuidados durante décadas por la mayor parte de las empresas estatales, los asuntos de la comunicación visual extienden ahora esos vacíos a los negocios de trabajadores por cuenta propia, los restaurantes y pequeñas empresas privadas y las cooperativas de reciente formación.

Además de la entrevista al director de la Oficina Nacional de Diseño, Pedro García-Espinosa, el nuevo tabloide promete volver sobre campos vinculados con la cultura del detalle, entre otros. (2015).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.