Los ojos sobre el turismo

Los daños del huracán Irma provocaron una caída de la mitad de los turistas en el mes de septiembre.

La industria cubana del turismo ha prometido llegar a la temporada alta con casi la totalidad de las instalaciones hoteleras abiertas.

Foto: Tomada de Radio Rebelde

Miles de constructores trabajan intensamente en los principales enclaves del turismo de Cuba, para reducir los daños causados por el huracán Irma en numerosos hoteles e instalaciones extrahoteleras. Las autoridades confían en reabrir estos inmuebles, actualmente cerrados, antes de que comience la temporada alta en noviembre. Es la garantía de que vuelva a extender sus alas uno de los pocos sectores con buen paso en la economía cubana desde hace varios años.

Después del desastre, el arribo de visitantes extranjeros se contrajo en septiembre en más de un 50 por ciento en comparación con igual mes del año anterior, informó el ministro de Turismo Manuel Marrero, a unos 160 turoperadores del destino Cuba reunidos en el Salón Plenario de Plaza América.

El huracán, uno de los más violentos en la historia meteorológica cubana, se ensañó del 7 al 10 de septiembre con un tramo, al norte de varias provincias, donde se halla la mayoría de los destinos de sol y playa del país. De acuerdo con reportes del Ministerio de Turismo, en los lugares castigados en la costa norte se encontraban alojados el 88 por ciento de los vacacionistas (46.000 de 51.000) cuando apareció Irma.

Los daños principales se concentraron en Cayo Coco y Cayo Guillermo, de Ciego de Ávila, y Cayo Santa María, de Villa Clara. Según Marrero, 10.625 turistas fueron evacuados desde esos puntos: más de 5.000 pasaron a hoteles de La Habana y Varadero y el resto fue repatriado hacia Canadá.

Los enclaves turísticos más afectados fueron Cayo Coco, Cayo Guillermo y Cayo Santa María.

En los dos cayos avileños sufrieron la marina, el delfinario, el aeropuerto, varios kilómetros de viales y la mayoría de los 18 hoteles, nueve de estos de manera severa. Pero Marrero prometió que 14 de los hoteles estarían abiertos y prestando servicios el próximo 1 de noviembre. En el cayo villaclareño resultaron dañados largos tramos del pedraplén de acceso al enclave y varios hoteles, pero las autoridades confían en reabrir cinco hoteles con más de 4.200 habitaciones antes de que concluya el actual mes.

Esos tres cayos permanecen cerrados, aunque el Consejo de Defensa Nacional informó que “comenzarán sus operaciones con el inicio de la temporada alta y contarán con todas sus instalaciones listas para el 15 de noviembre.”

Numerosos turoperadores y cadenas hoteleras como Meliá ofrecen en estos momentos descuentos de hasta un 50 por ciento para los viajes de vacacionistas a Cuba, a fin de compensar la imagen de destrozo divulgada por los medios de comunicación.

El ministro dijo a los turoperadores que “se avanza en la recuperación de los hoteles con toda la fuerza y los recursos necesarios. Hay hoteles con más de cien constructores. La inmensa mayoría de los recursos los tenemos en nuestro poder.”

Otro importante polo, Varadero, que también sintió los vientos de Irma, reportó daños menores en sus instalaciones. De 52 hoteles, solo cinco permanecían cerrados, con promesa de abrir el 15 de noviembre: Puntarena y Playa Caleta; Paradisus Varadero, Ocean Patriarca y Meliá Península. De las 20.790 habitaciones existentes en esa emblemática playa de la provincia de Matanzas, la cuarta parte (5.411) reportó afectaciones. Varios hoteles, en cambio, informaron que ya tenían vendidas todas sus habitaciones para el próximo mes.

El gobierno no ha reportado aún la magnitud total del estrago económico en el país, aunque a juzgar por la cantidad viviendas con daños (158.554 afectadas, con derrumbes totales en 14.657), los kilómetros de redes eléctricas y de comunicación, los numerosos sembrados e instalaciones de la agricultura, industrias y otros puntos, las pérdidas económicas podrían superar el récord de más 10.000 millones de dólares que provocaron los tres huracanes –Gustav, Ike y Paloma- en similar fecha de 2008.

Hasta el 22 de septiembre, Cuba recibió 3,6 millones de visitantes extranjeros, contra unos 3 millones en igual fecha del año pasado, dijo Marrero en el encuentro con turoperadores. El turismo, segunda fuente de divisas para la economía cubana, detrás de la exportación de servicios profesionales, se proponía alcanzar este año el récord de 4,7 millones de visitantes, tras superar en 2016 la marca de 4,5 millones. (2017).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.