Libro analiza otredades sexuales en el cine

El autor persigue “difundir y contribuir a una mejor comprensión de estas líneas de comportamiento sexual”.

Foto: El volumen rescata el quehacer del cineclub Diferente, un espacio de más de seis años de vida.

La Habana, 20 mar.- El cine puede promover, desde sus influyentes y expresivos códigos, un poco más de reconocimiento a las otredades eróticas que han sufrido incomprensión, discriminación y prejuicios, defiende en su último libro el crítico de arte Frank Padrón.

“Diferente. Cine y Diversidad sexual” (Ediciones ICAIC, 2014) pretende “un diálogo, una suerte de pausa reflexiva en torno a lo que hasta el momento hemos, más que logrado, pretendido en la lucha por desterrar la homofobia de la sociedad cubana contemporánea”, asevera Padrón en las palabras introductorias.

Asegura que el principal objetivo es “difundir y contribuir a una mejor comprensión de estas líneas de comportamiento sexual y, con ello, encaminarnos a la disminución y total erradicación de cualquier manifestación de fobia hacia ellas y otros tipos de discriminación (racial, étnica y de género)”.

La primera parte del libro reúne ensayos de diferentes épocas en torno al tema de la diversidad sexual, la mayoría publicados en anteriores volúmenes, los cuales hablan sobre la relación del cine con ciertos aspectos, al decir del autor, “de eso tan rico y diverso llamado sexualidades”.

Explica que, con el análisis de cintas de distintas latitudes con reconocidos valores estéticos, pretende ahondar en aspectos y problemas relacionados con las diferentes identidades eróticas de manera integral.

En su segunda parte, el texto se centra en el quehacer del cineclub Diferente, un espacio que desde hace más de seis años defiende “la concepción del cine como arte (…) en la lucha contra la homofobia y por el conocimiento y profundización en torno a las identidades eróticas y sus peculiaridades con una perspectiva de género”.

El espacio conducido por el propio Padrón tiene su sede habitual en el cine 23 y 12, en la barriada capitalina del Vedado, los segundos martes de cada mes, con el auspicio de los estatales Centro Nacional de Educación Sexual y el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).

Allí se analizan filmes de distintas épocas, países y autores, que apuestan por visualizar las diversas sexualidades.

“Como coordinador principal ofrezco testimonio acerca del proyecto –objetivo, significados, logros-, presento una repercusión nacional en la prensa periódica especializada y compilo un conjunto de reseñas sobre algunas películas que han conformado la programación mensual y han evocado los enriquecedores debates que siempre han seguido a las proyecciones”, explica.

Padrón enfatiza que dentro del contexto regional, le seducen los rumbos que ha tomado el cine diverso-sexual en Cuba donde, “desafortunadamente, heredamos un pasado colonial homofóbico, discriminatorio, ignorante y excluyente que, en buena (mala) medida, continuó disfrazado o explícito, en la sociedad posterior a 1959”.

En el capítulo “Fresas no tan silvestres. Buceando en el audiovisual cubano”, se analizan los antecedentes, senderos y evoluciones, tanto del pensamiento sobre tales otredades, como de la manera en que el cine los ha ido incorporando.

Víctor Fowler, también ensayista, advierte en el prólogo que el libro “ofrece su contenido en un país que –en lo que toca a la vida homosexual en el espacio público-, arrastra la carga negativa de un pasado de intolerancia –cuyos puntos más altos son, sin dudas, los pocos años que duraron las Unidades Militares de Apoyo a la Producción (UMAP)”.

Jóvenes varones que se negaban a pasar el servicio militar activo por diversos motivos y los homosexuales eran llevados a las UMAP, campos de trabajo que existieron entre 1965 y 1968.

La existencia de este volumen, junto a los más de seis años de trabajo del cineclub Diferente, significa “un gran gesto de madurez en nuestro presente y entreabre las puertas a un futuro más sano”, subraya.

Frank Padrón (Pinar del Río, 1958) es además ensayista, poeta, narrador, periodista y comunicador audiovisual.

Entre sus libros destacan el poemario “Cantares” (Ed. Hipocampo, 1997), premio Farraluque de literatura erótica, y el volumen de narrativa “Cuentos y cuentas” (Ed. Latin Heritage Foundation, 2001).

Dentro de sus textos ensayísticos, sobresalen “El cóndor pasa. Hacia una teoría del cine “nuestramericano”” (Ed. Unión, 2011), “Co-cine. El discurso en la pantalla grande” (Ed. ICAIC, 2011) y “Con la buena voluntad del tiempo” (Ed. Unión, 2012), una antología de ensayos y artículos sobre arte, literatura y sociedad. (2015)

Los comentarios están cerrados.