Con Jorge García, a dos años de su muerte

El próximo 20 de diciembre hace 16 años y 9 meses que comencé mi relación amorosa con Jorge García y dos años de su muerte prematura.

Foto: Dalia Acosta

Jorge García y yo, el 27 de agosto de 2008 cuando le mostré la explanada de La Punta, mientras buscaba la locación para un concierto callejero.

Desde entonces, ustedes y yo nos hemos convertido en sus manos, para que siga sonando su guitarra, y en su voz, para que nunca deje de cantar, aunque se afanen sus Salieris en ignorarlo también tras su partida.

Hago la invitación para que el próximo martes, a la hora del ocaso, haga sonar su música o regale uno de sus discos a la persona que quiera (ya no tiene que piratearlo con mesura, como el pidiera para las producciones de su sellito independiente eDéN-Este disco es nuestro).

Yo me iré a la explanada de La Punta, el único sitio de La Habana que le descubrí a Jorge y desde el que lo dejé ir en busca de su añorada libertad, celebrando, trovadamente, nuestro encuentro y su vida.

7 comentarios

  1. María Marta

    hola Marta María prometo regalar el CD alguna persona que sepa apreciar la buena música, sabes cuanto te extraño y que lindo sería un reencuentro par charlar de nuestros grandes amores. Miro las fotos donde compartimos los cuatro tantos momentos juntos, tanta charlas políticas, de arte y tan música, quedo pendiente ir nosotros para allá pero de alguna forma Guille conoció cuba a través nuestro!!Quien de las dos da el primer paso!!!

    besos y un abrazo grande María Marta (ARGENTINA)

  2. julio zamora

    hola martha no sabia que eras viuda pense que eras esposa de un trovador cubano al cual no conoci pero como muchos artista , al leer tu escrito me conmovio mucho por que uno nunca olvida al ser que amo en vida y todavia sigue amando , no podre estar contigo en esa velada pero para ti van mis mas sincera plegarias por que como dice la cancion cuando un amigo se va se queda el vacio pero se que eres fuerte y donde el este te seguira guiando y amando no cabe la menor duda, no tengo su musica pero tratare estar en pensamiento un fiel amigo julio

  3. César Alvarez Bernal

    Una tarde venía en mi auto por la calle 23 de regreso del hospital donde trabajaba entonces. Dos jóvenes estudiantes de medicina me hicieron señas para que les adelantara el camino. Yo ecuchaba una canción de Jorge García, y una de las muchachas me dijo que le gustaba ese trovador. Les pedí que me acompañaran a casa de un amigo a donde me dirigía en ese momento y con gran gentileza aceptaron. Me detuve en la calle 21 en Playa,las jóvenes me siguieron por el pasillo estrecho, toqué la puerta y Jorge me abrió, la muchacha sonrojada abrió la boca con asombro y admiración.Así empezó ese amor entre Jorge y Martha, así empezó, que yo lo vi.
    Llevo muchos años lejos de Cuba,creo que no he sabido aceptar lo que pasó. La única manera que tengo de hacer mi duelo, es poder abrazar a Martica de nuevo, y no se como hacerlo,no se como pedirle perdón.

  4. Dalia Acosta

    Allí estaré, con ustedes, como siempre.

  5. yiselygaby@hotmail.com

    me parece mentira..dos años ya….pero aqui estas amigo querido…siempre estaras..un beso te mando donde sea q estes!

  6. Marta María Ramírez

    César, tal como lo cuentas. Nunca antes ni mi amiga Wendy ni yo nos habíamos aventurado a aceptar la invitación de alguien que nos diera «botella». Pero había sido un día duro para ambas y Wendy me convenció rápido. Así comenzó mi amor por Jorge y nuestra amistad. No entiendo por qué tienes que pedirme perdón. Estuviste en nuestros recuerdos, como lo estás ahora y son muy buenos. Siempre creímos en la libertad por encima de todo. Cuando quieras abrazarme, aquí estoy.

  7. Marta María Ramírez

    Gracias por estar, por compartir este pedazo de mi vida y de la trova cubana.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.