Dípticos fotográficos en Bellas Artes

Impresas en blanco y negro sobre metal, casi cien fotografías muestran la verdadera diversidad de una Cuba alejada de estereotipos.

Particular resulta la composición de la exposición fotográfica “Cómo lo vemos a usted”. Ésta se exhibe en el patio del prestigioso Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana, desde el 26 de diciembre hasta el próximo 31 de enero.

Y aunque varios motivos permiten catalogarla como “particular”, uno sobresale: Entre las decenas de rostros retratados que la conforman, apenas dos son públicamente conocidos en Cuba. Pero todos comparten la gracia de resultar familiares.

Es muy probable que esto se deba a la libertad expresiva que los fotógrafos Jeffrey Cárdenas y Yanela Piñeiro entregaron a los casi 600 cubanos y cubanas que posaron frente a sus lentes durante tres días, en el mes de julio de 2014.

Desde el inicio del proyecto tenían bien claro que el objetivo era producir dípticos fotográficos, donde cada uno mostrara su visión sobre una misma persona. Pero también conocían el alcance social y antropológico que podía alcanzar su empeño, por cuanto cada persona posaría ante ellos también de manera diferente.

El resultado es sorprendente. Oscila entre lo conmovedor y lo grotesco, entre imágenes hilarantes y tristes, sobrias y exageradas.

El resultado muestra las muchas formas que hacen de Cuba una isla diversa, hermosa, dolorosa, musical y silenciosa a la misma vez. Pero sobre todo muestra a un país alejado de sus estereotipos más comunes.

Cárdenas tiene 58 años y es estadounidense. Yanela tiene 15 y es cubana. Ambos dedican sus vidas a la fotografía. Mas, desde el principio, fue evidente que sería la divergencia en sus criterios, miradas e historias personales la verdadera piedra angular de este proyecto.

Por sus creaciones previas, a él parece interesarle más la fotografía documental. Ella, a pesar de su juventud, se muestra en sus exposiciones como una retratista nata. Todo supieron conjugarlo con éxito en “Cómo lo vemos a usted”.

 

La historia

Pocos días antes de improvisar dos pequeños estudios fotográficos en la Plaza Vieja del Centro Histórico de la capital, Jeffrey Cárdenas y Yanela Piñeiro dieron declaraciones exclusivas a IPS sobre sus diferentes perspectivas del proyecto.

Para Cárdenas, “Cómo lo vemos a Usted” partiría sobre todo de “una historia de interpretación individual. Es un relato fotográfico. Cómo nos vemos cambia con cada par de ojos, los ojos de los sujetos, los espectadores y los fotógrafos. Esto es lo que hace este proyecto tan fascinante”.

Su objetivo fue siempre “la diversidad”. Precisamente por ello eligió a Yanela Piñeiro como contraparte. “Soy un turista americano con el pelo blanco y Yanela es una brillante joven cubana. Diversidad”, declaró entonces.
Mientras, la joven fotógrafa poseía expectativas más concretas. Las suyas iban desde la cantidad de imágenes por capturar en un solo día hasta el comportamiento de las personas en la calle.

En medio de los preparativos llegaron las fechas pautadas. “La gente mostró entusiasmo. A veces hicieron cola durante una hora para ser fotografiados”, contó después Cárdenas.

Según información emitida por los protagonistas del proyecto, más de 10.500 imágenes RAW fueron expuestas. Luego cada fotógrafo seleccionó una por cada sujeto. Esas selecciones fueron combinadas para crear dípticos de alta resolución.

En casi todas las conjugaciones se respeta un mismo plano. Si los niños y niñas aparecen casi siempre en planos medios, ante los más ancianos coincidieron los creadores en aguzar sus miradas sobre las marcas del tiempo.

 

La expo

Una semana y un día después de que los medios de prensa de todo el mundo anunciaron el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, se inauguró la exposición “Cómo lo vemos a usted”.
De nuevo el arte se adelantó a la política y al tiempo mismo. Los lentes de Cárdenas y Piñeiro solo reiteraron que la realidad es más sorprendente que cualquier creación, precisamente porque la realidad es el origen primero del arte.

Los fotógrafos llevaban meses uniendo en dípticos dos orillas que lucían irreconciliables. Primero porque en cada una de esas orillas nació una de sus miradas, pero también porque sobre la utilidad del proyecto coincidieron, como pocas veces, medios de comunicación de izquierda y de derecha, cubanos y foráneos.

Las imágenes contenidas en “Cómo lo vemos a usted” muestran la amplia gama de razas que conforma Cuba. Pero también entrevén cierta diversidad sexual, de géneros y edades que escapan de todos los estereotipos plantados sobre la imagen de la Isla.

La muestra prueba como incierto el mito del arte despolitizado. Porque sin apelar a discursos vacíos ni sentencias absolutas, es un llamado a respetar toda forma de ser y de pensar.

Un hombre de tez negra y unos cuarenta años de edad sostiene un periódico cuya plana está ocupada por la campaña “Obama, give me five”. Al hombre le falta un brazo. Es una de las imágenes más impactantes de la serie.
Tatuajes, lentes oscuros, instrumentos musicales, gorros y diademas también juegan su parte en la conformación de estos múltiples retratos. Los objetos solo aparecen desde la naturalidad con que lo cargan sus respectivos dueños. Nunca son el centro, pero si complemento que ayuda a fabular historias en movimiento a través fotos fijas.

Para su exhibición, las imágenes fueron impresas en tres tamaños de gran formato. Los dípticos van desde los 102 centímetros de ancho hasta los 76. Mientras que varios retratos individuales están exhibidos en 61 x 91 centímetros.

La impresión en metal permitirá la preservación de las fotos a largo plazo, pero también les otorga una particular luminiscencia. El fondo queda de un blanco puro. Y matizados con exactitud aparecen los tonos fotográficos de blanco y negro.

Para los creadores el proyecto trata sobre todo de la autorreflexión, por lo que este proceso de impresión fotográfica encaja a la medida con el concepto.

La exposición “Cómo lo vemos a Usted”, quizás con otra selección de dípticos, está prevista para producirse en los Estados Unidos en el año 2015. Estará acompañada entonces por un libro de fotografías de gran formato.
El proyecto que se exhibe ahora en el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana puede verse en la galería online de Cárdenas. Pero seguramente nada sustituye la contemplación directa de tal diversidad, en el mismo espacio que la vio convertirse en arte.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.