Declaración del Centro Oscar A. Romero por el Recrudecimiento del Bloqueo contra Cuba

A: Exmo. Sr. Antonio Guterres Secretario General de la Organizacion de Naciones Unidas.

Excelencia:

El Centro Oscar Arnulfo Romero, institución religiosa, inscrita en el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia de la República de Cuba, que desarrolla su labor en todo el territorio nacional, tiene a bien saludarle en nombre de su equipo permanente, sus miembros asociados y en el mío propio.

Nuestra institución trabaja a favor de la equidad social y por la no violencia hacia las mujeres y las niñas. Nuestra vocación social y compromiso con la justicia nos impulsa a transformar los obstáculos en oportunidades para crecer y construir con las personas y
las comunidades más vulnerables. Sumamos 35 años de labor que nos han permitido intercambiar con cubanas y cubanos de todo el Pals, por ello deseamos expresarle a usted nuestra preocupación ante el recrudecimiento de las medidas del gobierno de los
Estados Unidos (EUA) contra Cuba. Los impactos de esa política inhumana entorpecen la aspiración de alcanzar un desarrollo más sostenible y próspero para todas y todos.

Nos preocupa en primer lugar nuestro Pueblo, que por más de 60 años ha tenido que soportar el más inhumano y anticristiano bloqueo por parte de una potencia extranjera. Nos preocupan las niñas y niños cuyos medicamentos para enfermedades terminales no pueden llegar a tiempo para salvarles o aliviarles sus padecimientos. Nos preocupan nuestros ancianos y ancianas que por más de seis décadas han pasado por momentos difíciles y en la etapa final de sus vidas siguen percibiendo que la inteligencia de los gobernantes norteamericanos no está al servicio del amor.

Hemos sido testigos, ano tras ano, del rechazo que el bloqueo económico, financiero y comercial de los EUA hacia Cuba, recibe en las votaciones de las Naciones Unidas. Apesar de ello la justicia no llega porque una nación desoye el llamado del resto de los
gobiernos que piden poner fin a esta política de hostigamiento.

Hoy más que nunca el Presidente Trump arremete y castiga, haciendo gala, incluso, de sus supuestos poderes sobre terceros países. Si un requisito civilizatorio es la justicia, al parecer estamos frente a una era de salvajismo.

Para quienes tenemos fe en el mejoramiento humano y en el poder del amor, desde nuestra convicción como cristianos y cristianas, la justicia es el conjunto de valores esenciales sobre los cuales debe basarse una sociedad y el Estado, y que también ha de regir las relaciones entre las naciones. Abogamos porque primen entre nosotros valores como el respeto, la equidad, la igualdad y la libertad.

Por eso llamamos a la comunidad internacional una vez más a requerir del gobierno norteamericano que aprenda a hacer el bien, busque la justicia, defienda al huérfano, abogue por la vida. Esperamos, Excelencia, que la ética impere sobre la maldad y que nuevamente Naciones Unidas rechace con fuerza la política de asfixia al pueblo cubano.

El Centro Oscar Arnulfo Romero aprovecha para reiterarle a Usted su más alta consideración y respeto.

Lic. Gabriel Coderch Diaz
Director

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.