Declaración pública de la Asociación Cubana de Personas con Discapacidad Físico-Motora (ACLIFIM)

A todas las Personas con Discapacidad y sus familias y a los Gobiernos de Latinoamérica y El Caribe.

La Habana, 8 de abril del 2020.

 

En nombre de las más de 80 mil personas con discapacidad que reúne nuestra organización, ante la crisis humanitaria provocada por el Coronavirus Covid -19 en todo el mundo y conscientes de que en nuestra región el virus esta presente en los 35 Estados, en los 15 departamentos de ultramar y que las personas con discapacidad han sido invisibilizadas en la mayor parte de esos territorios, denunciamos que esta enorme crisis agudiza aun más los actos de discriminación y
exclusión social de nuestro sector.

Más de 400 mil personas en nuestra región están infestados hoy y más de nueve mil han fallecido. No existe una vacuna, el único antídoto realmente efectivo en momentos de crisis es la disciplina, la solidaridad, la hermandad y el cumplimiento estricto de las medidas que se establezcan por los sistemas sanitarios de cada país para prevenir la transmisión y el contagio.

CONOCIENDO nuestras realidades, son las Personas con Discapacidad las que se incluyen en menor medida en los planes gubernamentales de prevención, control, atención y desinfectación porque los sistemas de salud y sus mecanismos de atención no son públicos, ni gratuitos y mucho menos de alta calidad. Hoy los sistemas sanitarios de los países neoliberales han colapsado, estamos en un escenario extremadamente complejo, pero no podemos entregar nuestra bandera de lucha.

La incidencia no es un acto de caridad, es un acto de defensa de nuestros derechos, por lo que convocamos activamente a todos los movimientos de la región a denunciar abiertamente a los gobiernos que no han aplicado planes efectivos, conforme a lo establecido en el Articulo 11 de la CDPCD, en situación de emergencia sanitaria se impone que las personas con discapacidad no seamos decantadas, seamos incluidas y participemos activamente en el proceso, desde el lugar
donde vivimos, porque TENEMOS QUE SALVAR LA VIDA, porque como seres humanos cuando no se garantiza la atención de salud, la seguridad alimentaria, la atención a nuestras individualidades que genera la propia discapacidad, están violando nuestros derechos. Son permanentemente violados nuestros derechos humanos fundamentales, y si no actuamos con energía, al culminar esta gran pandemia, estaremos más invisibilizados y más excluidos porque los estados asumirán una enorme crisis económica y; ahí tampoco habrá recursos para dar respuesta a nuestras demandas.

Un Estado consciente de su práctica y su política humanitaria tiene en cuenta a todos sus hijos; tiene en cuenta a los más vulnerables; a los más pobres, a los más desposeídos porque su espíritu y su democracia existe bajo los principios elementales del razonamiento humano, donde el hombre es el centro.

Nos solidarizamos con todas las PcD y su familia que han sido afectadas y con las que aún sin serlo están expuestas a riesgos inminentes sin tener mecanismos de enfrentamiento. Exigimos a los gobiernos el cumplimiento y la puesta en practica de planes emergentes que permitan una atención a las PcD sin costos y de alta calidad en los servicios de salud.

Exigimos a los gobiernos, el cumplimiento de la atención en su comunidad a las PcD, dando respuesta a las necesidades básicas y de alimentación, asegurando su vida y la de su familia.

Exigimos a los gobiernos, que ninguna PcD quede en estado de insolvencia económica que no le permita solventar sus necesidades básicas. Exigimos que cada persona con discapacidad que fallece a causa de esta pandemia, tenga cristiana sepultura y no quede tirado en la calle o expuesto en cualquier sitio, porque lamentablemente en muchos Estados los cementerios son privados y muchas personas no poseen los recursos económicos para cubrir sus costos.

Los convocamos a LUCHAR POR LA VIDA, A SALVAR LA VIDA y a no quedarse inactivos sin defender sus derechos. A los Gobiernos, ¡Hasta cuando es la impunidad!, ¡Hasta cuando es la farsa y el fantoche! ¡Hasta cuando es su fanfarroneo!. Cuando termine la pandemia si no hay vida, no habrá economía, ¡Decida hoy por la VIDA!

Comité Ejecutivo Nacional.
ACLIFIM.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.