Autoridades cubanas aplican medidas por déficit de combustible

El mandatario cubano insistió en que se trata de una situación coyuntural que debe superarse a fines de septiembre.

Las medidas coyunturales buscan minimizar el impacto de los servicios básicos a la población, potenciar el ahorro de los portadores energéticos y limitar el uso de combustible.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 12 sep.- El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, anunció un programa gubernamental para mitigar las afectaciones en la economía y la población causadas por la escasa disponibilidad de diésel, debido a la interrupción en la llegada al país de buques con este combustible.

Ante tal situación, exhortó la víspera a enfrentar tal situación “sin sustos, sin miedos”, potenciar la participación ciudadana, además de reforzar la comprensión, disciplina, solidaridad, durante una comparecencia especial en el programa radiotelevisivo Mesa Redonda Informativa.

Lo acompañaron los ministros de Economía y Planificación, Alejandro Gil; de Energía y Minas, Raúl García; y de Transporte, Eduardo Rodríguez, así como otros integrantes del Consejo de Ministros.

La intervención de Díaz-Canel ocurre después de varias jornadas en que ciudadanas y ciudadanos comparten en las redes sociales numerosas preocupaciones e imágenes que muestran afectaciones en los servicios de transportación pública y otras señales de grave escasez de combustible a nivel nacional.

¿Por qué las medidas?

El mandatario explicó que la actual situación es consecuencia de las políticas de presión y reforzamiento del bloqueo económico, comercial y financiero que aplica Estados Unidos contra Cuba desde 1962.

Culpó a la administración del presidente Donald Trump de impulsar una escalada agresiva contra la isla caribeña mediante la aplicación de medidas unilaterales como la Ley Helms-Burton (1996), las dirigidas a golpear la actividad turística y las más recientes, anunciadas el 9 de septiembre, que buscan limitar el envío de remesas y entorpecer aún más las transacciones financieras mediante terceros países.

“Se empeñan en tratar de evitar la llegada de combustible a Cuba; amenazan a las navieras, a las empresas de seguros que son las encargadas de asegurar estas operaciones; y hay varias entidades que se han amedrentado (…) han provocado el retiro de algunas navieras para transportar el combustible hacia el país”, declaró.

De acuerdo con el jefe de Estado y Gobierno, pese a los esfuerzos realizados no se logró en estos días el arribo de los buques necesarios, “lo cual es una situación coyuntural”.

Dijo asimismo que hay dos momentos fundamentales: uno que se está viviendo desde el 10 de septiembre y se extenderá hasta el 14 de septiembre. “Nos referimos a días en los que no entrará combustible y se trabajará con el que se ha entregado hasta ahora”, apuntó.

El segundo momento, acotó, será a partir del día 14, cuando “llega otro barco con combustible y los próximos llegarán a finales de septiembre. Exactamente con el que llega el 14 hay que mantener medidas de ajuste y ahorro para que nos dure, las cuales se explicarán a la población”.

Según el mandatario, pueden provocarse situaciones tensas en la distribución de algunos productos y servicios a la población en los próximos días, pero “están garantizados los contratos de combustible para el mes de octubre”. Insistió en que “hay abastecimiento de granos, cereales, harina de trigo”.

Díaz-Canel subrayó que Cuba cuenta con una economía más fortificada e integrada en el mercado extranjero que en 1991, por lo cual desestimó que el país estuviera en presencia de un nuevo Período Especial.

Las medidas

Los ministros de Economía y Planificación, de Energía y Minas y de Transporte explicaron que los sectores y escenarios más golpeados serán la distribución de algunos productos que dependen del transporte de carga, obrero y público, así como la generación eléctrica.

Enumeraron algunas de las medidas que se aplicarán en cada sector sobre las cuales, acotaron, se ofrecerán más detalles en días posteriores.

A continuación, la Redacción IPS Cuba resume algunas de ellas:

  • Extremar las medidas de ahorro por parte de la población y entidades estatales.
  • Creación de un plan de apagones que será debidamente informado a la población.
  • Desplazar horarios de trabajo y realizar trabajo a distancia aprovechando los recursos de la informatización.
  • Disminuir o paralizar temporalmente algunas actividades económicas.
  • Desplazar otras actividades económicas de los horarios de mayor consumo de electricidad en el sector residencial a otros de menor demanda.
  • Priorizar el diesel para el transporte público de carga y actividades productivas de suministro de productos; evitar utilizarlo en ciertas inversiones que no son imprescindibles.
  • Priorizar uso del ferrocarril para transportación de cargas y de la población
  • Asegurar el transporte para la distribución de alimentos y la canasta familiar normada.
  • Mantener las comunicaciones con el municipio especial Isla de la Juventud, al que se llega solo por transporte marítimo o aéreo.
  • Asegurar las operaciones en los puertos e instalaciones aeroportuarias.
  • Respaldo a servicios médicos como las hemodiálisis.
  • Reajuste y extensión de las frecuencias en las salidas de trenes nacionales.
  • Reducir a al menos uno diario los viajes de ómnibus nacionales desde La Habana hasta las cabeceras provinciales.
  • Reforzar sistema de inspectores del transporte y los mecanismos de control.
  • Respaldo a los trabajadores privados y de cooperativas asociados al sector del transporte. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.