Cooperación japonesa llega a las comunidades cubanas

En alianza con los esfuerzos nacionales y oenegés internacionales, este año la embajada nipona en La Habana apoyará iniciativas agropecuarias y de abasto de agua potable.

En los proyectos que implementa en Cuba, la oenegé Mundubat estimula un enfoque de género y una agricultura sostenible.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS Cuba

La Habana, 2 mar.- Enfocados a la producción agropecuaria y el mejoramiento del servicio de agua potable en varias localidades del país, la Misión Diplomática de Japón en La Habana y la oenegé Fundación Mundubat apoyan en 2019 nuevos proyectos con alcance comunitario.

Las propuestas a financiar pretenden ofrecer ayuda, de forma rápida y detallada, para responder a las distintas necesidades de comunidades con dificultades.

Bajo este esquema se implementarán programas para el apoyo a la producción agropecuaria en función de mejorar la eficiencia de la cadena de valor del sector hortofrutícola en la oriental provincia de Santiago de Cuba, cuya ciudad cabecera es la segunda en importancia en el país.

Con el propósito de contribuir a la seguridad alimentaria y al mejoramiento de la calidad de vida de los trabajadores y sus familias, se instalarán equipos agrícolas en dos unidades productivas agropecuarias en dicho territorio.

Igualmente se donará maquinaria agrícola para una cooperativa en el municipio Contramaestre, de esa provincia.

Como parte del convenio se beneficiará el servicio de agua potable en las zonas sin sistema de acueductos del occidental municipio especial Isla de la Juventud, que es el segundo islote más grande del archipiélago cubano.

Para ello, se prevé la adquisición de un camión cisterna que apoye la distribución del líquido en las zonas más vulnerables.

Aunque ahora se implementarán tres nuevos proyectos, el gobierno japonés ha firmado más de 120 bajo este esquema de trabajo, desde 1998 hasta la fecha.

Estas iniciativas entran en el marco de la Asistencia Financiera No Reembolsable para Proyectos Comunitarios de Seguridad Humana (APC) que ofrece el gobierno nipón.

Para esta ocasión, cuenta con la asesoría de Mundubat, una oenegé sin ánimo de lucro que coopera desde la solidaridad activa con las comunidades, en sus retos de transformación social y desarrollo humano.

En el caso de Cuba, Mundubat ha participado en varias alternativas para el impulso al desarrollo socioeconómico, programas de capacitación y fortalecimiento de la participación ciudadana en varias regiones del país.

Especial interés brinda la organización a potenciar las capacidades endógenas y las economías populares.

Asimismo, prioriza la participación ciudadana y el poder local, así como la agricultura sostenible y soberanía alimentaria.

En los diferentes proyectos implementados en la isla caribeña, Mundubat estimula el cuidado de la biodiversidad, la diversificación de la producción y una comercialización más eficaz.

De igual forma, potencia en todas sus acciones el enfoque de género para situar las relaciones entre hombres y mujeres en términos de equidad. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.