Fondos internacionales respaldan proyectos de agua en Cuba

La isla caribeña aspira a cumplir en 2030 con las metas en abasto de agua y saneamiento establecidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, pautados por Naciones Unidas.

Para mejorar el acceso de cubanas y cubanos a un recurso básico como el agua, el gobierno cuenta con apoyos financieros de varios países.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 29 mar.- Los problemas relativos al agua aquejan a muchas ciudades cubanas en las últimas décadas.

Aunque queda un largo camino por recorrer, muchos de los programas implementados para mejorar el acceso y calidad de este recurso básico para la vida han contado con apoyos financieros de países como Francia, Japón y Kuwait.

Según Fermín Sarduy, director de Relaciones Internacionales y Colaboración del estatal Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, los proyectos vinculados al mejoramiento de los servicios de abasto de agua y la gestión integral, permiten obtener el financiamiento para importar el equipamiento requerido por las inversiones.

Existen dos maneras de contribuir: los fondos no reembolsables y los créditos blandos, con bajas tasas de interés y facilidades de pago como años de gracia mientras se ejecute el proyecto y devoluciones a largo plazo, explicó Sarduy durante la Convención Internacional Cubagua, celebrada del 19 al 23 de marzo en La Habana.

Del monto total dedicado a las inversiones en el sector hidráulico en el país, que supera los 400 millones de pesos anuales, más de la mitad corresponde al aporte de Cuba con fondos para la construcción y montaje, que forman parte del presupuesto del Estado para el sector. La otra parte, proviene de fuentes externas.

Entre los aportes internacionales, están los del Fondo Saudita para el desarrollo en el sector del agua en Cuba y otros países, el Fondo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (Aecid).

Han hecho también contribuciones millonarias la Agencia Francesa para el Desarrollo, el Fondo Kuwaití, la Cooperación Técnica Hidráulica de Japón en Cuba y la asociación Cuba Cooperación Francia (CCF) junto al Servicio Público de Saneamiento Francés (Siaap).

¿Quién lo diría?

El mencionado Fondo Saudí ha apoyado en Cuba a partir de 2010 un total de cinco proyectos por 148 millones de dólares, tres de los cuales contribuyeron a las redes de agua potable, el suministro y el saneamiento de las ciudades de La Habana, Camagüey y Cárdenas, este último todavía en ejecución.

La Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD), un banco público y solidario presente en 110 naciones, aportó 20 millones de euros al proyecto Post Irma (huracán de 2017), para mejorar la calidad del agua y el saneamiento, así como la resiliencia a fenómenos meteorológicos extremos, dijo Carlogero Sciandra, director de AFC en Cuba.

Aún en fase de formulación, esta entidad francesa apoyaría igualmente la iniciativa Luyanó, para mejorar el servicio de alcantarillado en La Habana y disminuir la contaminación de la bahía habanera, que requerirá montos superiores a los 60 millones de euros.

AFD estudia otros proyectos como la solución integral de abasto, saneamiento y drenaje pluvial en la centro sureña ciudad de Cienfuegos y la modernización; y ampliación del sistema de suministro en Trinidad, también al sur de la isla de Cuba y uno de sus principales atractivos turísticos.

Desde 2002 a la fecha, el Fondo de Desarrollo Internacional de la OPEP ha destinado al sector del agua y saneamiento en Cuba 253 millones de dólares.

Un proyecto para el drenaje pluvial y alcantarillado en los municipios habaneros de Playa y La Lisa demandará un nuevo aporte de 25 millones de dólares, de conjunto con fondos gubernamentales.

“La gente tiene que saber que el gobierno hace esfuerzos importantes también”, destacó Martínez, quien valoró la seriedad de la parte cubana en la ejecución de las inversiones.

Por su parte, el Fondo de Kuwait ha destinado 110 millones de dólares para la construcción y rehabilitación de plantas purificadoras de agua y de tratamiento de residuales.

Llegar a toda Cuba

Los proyectos de cooperación, explicó, se iniciaron en doce principales ciudades del país, pero se están extendiendo a las 15 capitales provinciales.

“Todavía faltan por acceder a estos créditos específicos Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Artemisa y Mayabeque. Recientemente presentamos proyectos para Santa Clara y Pinar del Río, lo que completaría todas las capitales provinciales”, destacó.

No son solo las grandes ciudades las bendecidas por los impactos de los proyectos.

Hoy reciben créditos blandos otras urbes como Palma Soriano, Baracoa, Trinidad y Cárdenas, y con proyectos de colaboración internacional, con montos más discretos, muchas localidades, con impactos importantes en la mejora del abasto de agua a la población y el saneamiento.

De acuerdo con el director de Relaciones Internacionales y Cooperación del INRH, con los proyectos en curso se benefician cuatro millones de personas a lo largo del país. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.