El debate en redes también despierta a machitrolles en Cuba

En los últimos meses, intensas polémicas sobre violencia de género en el país confirman la persistencia de fuertes percepciones machistas y discriminatorias.

Algunas de las luchas teóricas más importantes a favor o en contra del feminismo están sucediendo en las redes sociales. Etiquetas como estas circulan en Facebook, Twitter y otras.

Foto: Tomada de Facebook

La Habana.- El machismo y las concepciones patriarcales siempre han estado ahí. Las redes no vinieron a descubrirlos ni iniciarlos, pero sí han permitido exponerlos en mayor dimensión.

Si en un espacio público hay quienes se contienen de emitir criterios, en debates digitales se muestran a camisa y blusa quitada y defienden, descarnadamente, posturas discriminatorias bien definidas.

Incluso, existen quienes no solo discuten, sino que se vuelven cazadores de post y comentaristas activos para arremeter contra publicaciones, instituciones o personas que defienden posturas inclusivas y de respeto.

Tanto así que casi participan más en las polémicas que los propios activistas, pasan días comentando y hasta las propias redes, mediante sus algoritmos, los han identificado como fanes por la frecuencia con que interactúan con páginas y publicaciones sobre esos temas.

En la mayoría de las ocasiones, emiten comentarios machistas, racistas, homofóbicos y misóginos. Y, con mayor frecuencia, sus argumentos se defienden desde la lectura y la teoría más conservadora, desde una intelectualidad patriarcal que les permite adornar sus criterios.

Este fenómeno global en el que se estrena Cuba, debido a un mejor acceso a Internet, aunque aún con limitaciones, ya ha sido abordado por iniciativas como la colombiana Fundación Karisma, que desde 2015 despliega la campaña “Alerta Machitroll” para sensibilizar sobre el machismo y la violencia que sufren las mujeres, hasta en los espacios digitales.

Sobre esa base, IPS Cuba brinda cinco tips para identificar cuándo estamos en presencia de un machitroll:

  1. Emplea, con facilidad, el término feminazi: Los machitrolles usan esta palabra para ridiculizar y minimizar el impacto ideológico del feminismo. Esgrimen el adjetivo para descalificar a aquellas mujeres que se declaren abiertamente feministas, sean fervientes activistas por la igualdad de género o defiendan posturas progresistas. Casi siempre aparecen en momentos fervientes de discusiones digitales y es muy común que cierren la disputa. También utilizan otras palabras despectivas, como histérica, extremista y loca. De esta forma, intentan desacreditar a quienes debaten contra ideas machistas y emiten fuertes criterios políticos.
  2. Cuestionan la capacidad intelectual de las mujeres: Con asiduidad, los machitrolles cuestionan la capacidad intelectual de aquellas que no estén de acuerdo con su postura. En medio de insultos y ofensas, o desde la postura más intelectual, suelen dudar y poner en entredicho las referencias teóricas que sustentan el discurso feminista. No lo hacen desde los argumentos o el desmontaje de la obra en sí, sino desde la imposición de su propia teoría, muchas veces desde bases conservadoras y discriminatorias.
  3. Defienden fuerte preceptos fundamentalistas: Refugiados por las tendencias religiosas más conservadoras, muchos machitroles están no solo en contra las teorías de Género, sino que propugnan contra derechos humanos como el aborto, el matrimonio igualitario, la decisión sobre la capacidad reproductiva, ente otros. En su discurso, reducen las múltiples teorías y acercamientos a los temas de género a la simple frase “ideología de género”, en un intento por minimizar el alcance de años y siglo de luchas. Además, son fuertes defensores de la Ley de Derecho Natural y otras posturas excluyentes.
  4. Revictimizan a quienes han padecido de violencia de género: Cuando, especialmente en las redes sociales, hay denuncias de abuso o acoso sexual, se cuestionan constantemente la credibilidad de la víctima y les exigen pruebas contundentes sobre el tema en cuestión. Se les desacredita por sus posturas, sus creencias, sus formas de expresión como formas de vilipendiar la denuncia. Y, cuando menos, les piden detalles del acto violento, hecho que las revictimiza y expone en el escrutinio público.
  5. Machitrolles no siempre son hombres: En los actuales debates digitales, los preceptos machistas son defendidos tanto por hombres como por mujeres. En este último caso, existe una nueva tendencia para que algunas expresen que el feminismo es una intromisión no deseada en su vida. Como si ellas no fueran lo que son, gracias a que, años y siglos atrás, feministas lucharon por ello. (2019)

2 comentarios

  1. jotaepe

    Entiendo, pero el propio artículo establece un estereotipo, cosas contra las que tanto luchan los propios movimientos feministas.

  2. Jorge Alfonso

    Mchitroles, esos que para expresarse necesitan de otro idioma no deben tomarse en serio, yo tengo siempre una palabra o una frase en mi propio y suyo supongo Idioma, y no necesito para ello descalificaciones, simplemente diferentes distintos libres pensadores etc.
    Creo que el feminismo, la lucha por la igualdad de las mujeres que derivan en el enfrentamiento al hombre a la desigualdad entre las personas y la falta de justicia independiente al genero, el lió que hemos armado ha hecho mas inestable la unión matrimonial en la búsqueda del consenso en la pareja, terminando por tener hoy una sociedad peor donde los hijos se crían sin sus padres o falta de uno, cuando la lucha primera debía ser por la fortaleza de la familia y por la justicia plena, el respeto entre los miembros de la familia y las responsabilidad de sus miembros.
    Sucede que hoy los tiempos no son mejores el progreso aparente que debía existir en este nuevo siglo, da paso a la anarquía, los padres no pueden corregir y controlar a sus hijos y están a merced de sus iguales y los ejemplos de sus relaciones en la calle y las Escuelas, a la libertad del Internet y al derecho a poseer un teléfono inteligente.
    Y no nos detenemos a pensar que con todas esas luchas intefamiliar por el poder o por la ausencia de el, le hacemos y grandioso favor a los Empresarios y al Estado, empleadores que sacan provecho de esto. Despues de la revolucion Industrial, en el siglo XX, el salario debia ser suficiente para que un miembro de la familia con su salario o sus ingresos pudiera mantener la familia y darle una vida digna para la alimentación el vestuario y la reproducción para que se produzca la reposición natural de las fuerzas productivas.
    En el socialismo cuando la productividad y explitacion de la mano de obra que vende el obrero requiere de la participacion de mas empleados recurre a fomentar el empleo femenino, ahora en la familia se requiere que dos de sus miembros trabajen para satisfacer sus necesidades, e impersectiblemente el salario o es diferente para las mujeres y esto es generalmente y socialmente aceptado, justa lucha por igualdad, pero perdimos la formadora y cuidadora del hogar y las cosas cambiaron el mundo no fue un mejor lugar para vivir nadie.
    El capitalista siempre por la lucha constante por aumentar sus ingresos y la reproducción del capital en la incorporación de la mujer una mano de obra barata que podía hacer mas rentable su empresa, y asumir funciones propias del desarrollo de la mecanización, la tecnología y la inteligencia artificial.
    Nadio penso que en el dasarroyo humano alguien debia desempeñar la funcion que dejo de deswempeñar la mujer en el hogar, esto es tremendo problema de improductividad femenina que ocurre tambien en Cuba donde la existencia y capasidad de los circulos infantiles la obliga a descuidar a sus hijos o a invertir de sus ingresos en salario para pagar una cuidadora del hogar.
    Pero todo esto se complica cuando en la ecuación metemos los derechos de todas las formas de preferencias sexuales dividiendo también para estos grupos los derechos a los cuales tienen derecho valga la redundancia, yo regreso de nuevo a la igualdad de derechos humanos y justicias para todos, sin diferencias ni esecciones y cada una que entienda que las parejas eterosexuales hacen de sus relaciones un secreto de pareja y secreto de su vida ultima, estos cuyos nombres ya me es improsible recordr y nombrar que vivan y sean como ellos quieran, yo personalemnte acepto lo que me es afin sin discriminar ni ofender a nadie, pero que viven como lqs reglas que deben ser para todos indican, y que su privacidad lo sea para todos pues no me interesa, estas reglas para mi son validas para las diferentes religiones que solo quiero que no invadan mi espacio vital, para los eteros y el resto sobre los cuales tengo el derecho de aceptarlos o no, pero no tengo derecho a agredirlos, a ofenderles y a obligarlos a que sean como yo.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.