Una feria para el libro con presencia cubana

Con el lema, “Lee nuestro pasado, imagina tu futuro”, tuvo lugar en Panamá, entre el 13 y el 18 de agosto, con énfasis en los temas de género.

La Feria Internacional del Libro de Panamá acogió a escritores, libreros, promotores culturales y editores de 15 países.

Foto: Tomada de la revista Arte por Excelencias

Con las palabras del presidente de la República de Panamá Laurentino Cortizo y coincidiendo con el 500 aniversario de la Ciudad se desarrolló en esa nación centroamericana la Feria Internacional del Libro que contó con la presencia de las escritoras cubanas Mirta Yánez y quien suscribe estas líneas.

Invitados de Alemania, Argentina, Colombia, Costa Rica, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, México, Perú, República Ärabe Saharaui, Uruguay, Venezuela y Cuba, el Centro de Convenciones Atlapa acogió a escritores, libreros, promotores culturales y editores de estas naciones en un evento que se caracterizó por un programa especialmente dirigido al tema de género.

Este interés hizo que las dos escritoras participantes ofrecieran conferencias donde expusieron con amplitud los problemas y realizaciones de las mujeres cubanas con respecto a la literatura que producen en la actualidad. El público asistente, además de hacer preguntas, manifestó su solidaridad con la isla.

Junto a tres escritores panameños realizaron participaron en una lectura de poemas desarrollado en el salón Lagunillas de Atlapa, sitio de excelentes condiciones para la realización de la Feria donde hubo también un stand cubano muy visitado por las personas que se acercaron el recinto.

Los organizadores expresaron que la lucha por democratizar el conocimiento y por la inclusión y el acceso a una educación de calidad fueron los principios por los que se instituyó la Feria Internacional del Libro de Panamá, una plataforma donde la literatura es el eje de más de 300 actividades que se pusieron a disposición de personas de todas las edades y de todas las procedencias.

En este sentido la presencia cubana fue un buen ejemplo para otros países de la región donde los escritores todavía permanecen sujetos a las tiránicas y leyes del mercado y las escritoras luchan por una mayor visibilidad.

El evento devino oportunidad para intercambiar experiencias y ampliar horizontes.

Foto: Tomada de la revista Arte por Excelencias

Tanto Yánez como quien escribe esta nota, pudimos dar a conocer el proceso mediante el cual las escritoras cubanas han logrado conquistar un espacio, desde la década del noventa cuando una antología de narradoras cubanas titulada Estatuas de Sal, compilada por ambas, abrió las puertas a las mujeres escritoras con la demostración de su fuerte presencia en la literatura de la isla.

La Feria Internacional del Libro de Panamá permitió, además, a las cubanas intercambiar experiencias con escritores, en su mayoría panameños, al propiciarnos la oportunidad de intercambiar experiencias y ampliar fronteras mentales.

Foros, seminarios, conversatorios, recitales y la presentación de un centenar de autores y académicos de Panamá y los otros países nos dio la posibilidad de conocer, de manera más cercana, el panorama de la actualidad internacional con temas como el fenómeno de las fake news, la migración, la inclusión y equidad enmarcados en la defensa ambiental del planeta.

Los problemáticas de género ocuparon un amplio espectro y muchas mujeres asistieron a la Feria en busca de respuestas a las preguntas que este sector de la población se hace con respecto a la equidad.

En definitiva, la Feria del Libro de Panamá sirvió, no solo para mostrar una parte de la literatura cubana presente en un stand, sino también para que dos escritoras de la isla se aproximaran a esas realidades desde sus experiencias profesionales. Sin comparación con la Feria de La Habana en la masividad que en ella se advierte puede decirse que los panameños recibieron con regocijo este evento, conscientes de que leer es aprender a crecer. “Lee nuestro pasado, imagina tu futuro” fue el lema que presidió este acontecimiento importante para la literatura de la región y del mundo. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.