Cita comercial cubana bajo presión externa

Mientras se recrudecen las sanciones y amenazas de la mayor economía del mundo sobre Cuba, la Feria Internacional de La Habana ensaya fórmulas e iniciativas para alentar inversiones extranjeras, exportaciones y alianzas con el sector privado del país.

A pesar del agravamiento de las presiones de EEUU sobre los negocios externos de Cuba, la Feria Internacional de La Habana consiguió dinamismo con nuevos productos, compañías e iniciativas para dinamizar el comercio exterior.

Foto: Tomada de cuba.cu

A las novedades de productos, negocios y empresas que suele traer la Feria Internacional de La Habana, la recién concluida edición XXVII, FIHAV 2019, sumó la confirmación de tendencias significativas de la economía cubana. Indicadores de participación e inversiones revelados en la cita pusieron en evidencia presiones comerciales y financieras a que se encuentra sujeta la economía cubana, pero también avances en su estrategia de cambios.

El número de países de donde provinieron las empresas y delegaciones expositoras en FIHAV 2019 quedó por debajo de años previos. Apenas participaron 60 naciones, contra 65 un año antes y récords de 70 o más del 2015 al 2017.

Esta contracción se suma a otras bajas o declinaciones en sectores importantes de la economía cubana, como el turismo. También se perciben en las inversiones extranjeras, otra actividad en que el gobierno deposita esperanzas para activar la entrada de capital fresco y tecnología, y dinamizar el desarrollo nacional.

El ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, informó en uno de los foros de empresarios realizados durante la reciente Feria, que durante el año transcurrido desde octubre de 2018 Cuba firmó 25 inversiones con capital extranjero, por un monto total de más de 1.700 millones de dólares.

Las cifras evidencian matices interesantes si se comparan con los registros previos. De noviembre de 2017 a octubre de 2018, Cuba pactó un número mayor de acuerdos de inversión, 40, pero por un volumen total de capital ligeramente inferior: unos 1.500 millones de dólares. A todas luces, los negocios, aunque disminuyen actualmente en cantidad, tienden a involucrar cada uno como promedio un capital mucho más jugoso.

Estos montos, sin embargo, quedaron por debajo de los 2.200 millones de dólares reportados previamente, en el año transcurrido hasta la feria de noviembre de 2017. El programa gubernamental de desarrollo apuesta a captar por esa vía no menos de 2.000 millones de dólares cada año.

Algunos analistas y medios de prensa extranjeros han buscado las causas de tales declives dentro de la economía cubana, pero lo cierto es que tales bajas coinciden claramente con un agravamiento de las sanciones del bloqueo comercial y financiero de Estados Unidos contra la economía cubana. La intensidad creció desde mediados del 2018, aunque las amenazas comenzaron casi desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca.

Ante presiones provenientes de la mayor economía del mundo, es previsible un recogimiento cauteloso de parte de las empresas extranjeras al explorar oportunidades comerciales o de inversión en la mayor de las Antillas. Al escenario se suman las tensiones que atraviesan el mercado mundial y las economías europeas y latinoamericanas, donde se hallan socios tradicionales de Cuba.

A pesar de los obstáculos, el gobierno cubano insistió en FIHAV 2019 con iniciativas que confirman su interés cada vez más acentuado de negociar con el capital extranjero. El MINCEX presentó una nueva Cartera de Oportunidades, con 460 proyectos que proponen un monto de unos 1.500 millones de dólares.

La Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), otra iniciativa inaugurada hace seis años, se presentó en esta Feria por primera vez con un pabellón propio. Cuando lo inauguró, la Directora de la Oficina de la Zona, Ana Teresa Igarza, informó que ya cuentan con 49 negocios, de los cuales 26 ya se encuentran en operaciones, mientras el resto prepara sus procesos inversionistas.

La presentación de un sistema de Ventanilla Única del Comercio Exterior, un Directorio Comercial y nuevos productos y firmas con la declarada intensión de diversificar el comercio exterior –demasiado concentrado todavía en pocas ofertas- fueron otras novedades.

Decorarte, productora de juguetes infantiles, primera empresa no estatal que pacta acuerdos con compañías extranjeras y empresas mixtas.

Foto: Tomada de TV Yumurí

Igual o mayor resonancia mediática consiguió otra noticia: el primer acuerdo de una forma empresarial no estatal con empresas extranjeras para exportar sus productos. La Cooperativa Decorarte, especializada en la producción de juguetes infantiles marca Gabi & Sofi, firmó durante la Feria un contrato con la empresa alemana Profümed.

Por primera vez una entidad no estatal cubana podrá comercializar sus productos en el mercado global, tras sellar Decorarte el acuerdo con la firma germana y con la corporación cubana Copextel, que fungirá como canal exportador.

En una confirmación de que el sector privado y cooperativo gana protagonismo en el nuevo modelo económico cubano, Decorarte estableció durante la Feria otros compromisos con las empresas mixtas Mediatex y Suchel Camacho S.A., y con la Empresa de Confitería y Derivados de la Harina. En el desarrollo de líneas de productos infantiles con estos socios, Decorarte asumirá el diseño y embalaje.

El gobierno cubano insiste en alianzas de las empresas estatales con el sector privado y cooperativo para encontrar soluciones como los encadenamientos productivos internos, que le otorguen sostén a la economía. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.