¿Novedad monetaria en Cuba?

La reciente Resolución 73 de 2020 del Banco Central de Cuba introduce mínimos ajustes a normas en vigor desde el año pasado, mal interpretadas por muchos medios de prensa.

Mediante tarjetas bancarias, los dólares tienen entrada en las tiendas minoristas cubanas en CUC desde octubre de 2019.

Foto: Tomado de El Toque

Interpretación precipitada de unos, torpe manipulación de otros, mal hábito de repetir sin razonar, ceguera. Vaya usted a saber. La reciente Resolución 73 del 2020 del Banco Central de Cuba desató especulaciones, la mayoría sin fundamento, en medios más bien ácidos con las posturas cubanas. Lo sorprendente es que la idea más reiterada como presunta novedad estaba en vigor desde octubre del 2019.

“El Gobierno da luz verde al pago en dólares en todas las tiendas en divisas de Cuba”, afirmó uno de esos medios. Otro aseguró: “El dólar vuelve a campear libremente por la Cuba de Fidel Castro”. Y algún crítico transpiró cierta ansiedad por leer actitudes desesperadas en la conducción de la economía cubana. Las reflexiones hiladas a partir de la imprecisión terminaron extraviadas y confundieron a su vez a muchos cibernavegantes de las redes sociales.

La nueva norma jurídica del BCC –del 22 de mayo reciente- introdujo en realidad cambios mínimos sobre su antecesora. La Resolución 275 de 2019 ya había abierto la posibilidad a las personas naturales de abrir cuentas en dólares u otras divisas convertibles para hacer compras, mediante tarjetas magnéticas, en el comercio minorista en divisas.

El BCC abrió la opción de crear cuentas bancarias en USD a cualquier persona natural, residente o no en Cuba.

Foto: Tomada del sitio web de Banco Metropolitano

Pocos ajustes

Como real novedad de la nueva legislación –la mayoría de los artículos son idénticos- esta opción bancaria fue creada para cualquier persona natural, sin cerrarla solo a “personas naturales residentes permanentes en el país”, como dicta la 275. La alternativa se amplió ahora a gente del exterior.

Pero la compra con tarjetas de cuentas en USD en cualquier tienda en pesos cubanos convertibles (CUC) estaba establecida desde octubre. La puerta no solo se les abrió en la red de 77 establecimientos con ofertas de electrodomésticos y otros bienes, que el gobierno creó en exclusiva para los dólares y que, lógicamente, acapararon entonces las noticias.

El artículo 1ro de la Resolución 275/2019 ya había legalizado “el uso de dólares estadounidenses en las operaciones de ventas minoristas en divisas”, sin más distingos que la mediación de tarjetas magnéticas. Si no quedó claro entonces quizás sea por la redacción oscura habitual en los textos jurídicos. Creo que esta vez la Resolución 73/2020 es más clara. De cualquier modo, desde octubre de 2019 comenzaron ventas amparadas con cuentas en dólares en cadenas minoristas en CUC.

Otro detalle –lo que dejaron implícito en la 275 y trajo confusiones por tanto- es que la norma de hace unos días establece sin ambigüedades que “en el caso del depósito de dólares estadounidenses en efectivo, se aplica el gravamen del 10 por ciento”. Este recurso lo aplica Cuba desde hace años para alentar que la entrada de fondos al país no sea en dólares, sino en otras divisas convertibles (euros, dólares canadienses, libras esterlinas, yenes y francos suizos, entre otras), por estar menos sujetas al castigo del bloqueo económico de Estados Unidos.

De múltiples maneras, Cuba ha intentado amortiguar los daños de unas 300 sanciones de EEUU en los años recientes, acentuadas en áreas sensibles como el petróleo en el 2019.

El impacto fue visible y promete ser mayor ahora. Con la crisis derivada de la pandemia de la covid-19 se vuelven más urgentes aún maniobras e innovaciones en el terreno económico, financiero y presupuestario y, por supuesto, monetario. Solo hace falta pensarlas bien y aplicarlas sin miedo. No es hora para vacilar frente al bendito billete verde. (2020).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.