Activistas de Cuba debaten sobre intersexualidad

Sucedió en el último debate de la plataforma 11M, gracias a la participación de la activista trans/intersex costarricense Natasha Jiménez.

La intersexualidad es un tema del que se habla poco dentro de la agenda cubana.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 11 ago.- “La intersexualidad es parte de la diversidad de cuerpos sexuados: no es una identidad sexual, no es identidad de género”, compartió en el foro de la plataforma cubana 11M, la activista trans/intersex costarricense Natasha Jiménez, sobre este segmento poco conocido.

“Tenemos que hablar de sexualidades porque hay tantas como personas existen. La sexualidad es muy amplia y depende de cómo nos miramos los unos a los otros, de la expresión e identidad de género, y de múltiples factores”, explicó Jiménez, en el debate del 8 de agosto, en el canal en la red social Telegram.

También consejera del Fondo Internacional de Derechos Humanos Intersex y parte de la Junta Directiva del Fondo Trans Internacional, Jiménez comentó que todas, todos y todes tenemos una identidad de género que construimos independientemente del sexo que nos asignaron al nacer.

 

Educar desde la infancia

Otro de los asuntos conversados en la sesión de debate fue el uso del género neutro en el idioma español y cómo esto contribuirá también a romper el esquema de género binario. Jiménez consideró que estamos es una posición de la Historia en la que se están respetando y visibilizando cada vez más los derechos de las personas de muchas poblaciones que habían sido marginadas.

“Ya es hora de que dejemos de hablar en binario y pensemos en que hay muchas otras manifestaciones de las orientaciones, sexualidades e identidades. El lenguaje es parte de esto”, significó la activista, que actualmente es coordinadora general de Mulabi/Espacio Latinoamericano, una organización con sede en Costa Rica.

Al final del debate, Jiménez ofreció consejos sobre cómo educar desde la infancia con la óptica de las múltiples sexualidades. Insistió en que lo esencial es el respeto hacia todas las corporalidades y formas de asumir las sexualidades.

 

De acuerdo a quienes moderan cada debate que tiene lugar en el canal de la plataforma, hablar sobre intersexualidad en este espacio es dedicarle tiempo a un tema muy importante y a veces ignorado en el discurso dominante, que forma parte del complejísimo y diverso mundo de la sexualidad humana.

Natasha Jiménez lleva una amplia labor de más de 30 años como activista trans/intersex. Ha trabajado en el área de información y prevención del virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida, y otras infecciones de transmisión sexual, además de en la atención a personas en etapa terminal de sida en hospitales de su natal Costa Rica.

Igualmente, se ha desempeñado en diferentes espacios de la Organización de Estados Americanos, en la cual cuenta con Estatus Consultivo. En la Organización de Naciones Unidas ha sido visible su trabajo de incidencia política y denuncia de las violaciones a los derechos de las poblaciones trans e intersex en América Latina y otras regiones.

¿Cómo entender la intersexualidad?

Una duda muy recurrente entre quienes se acercan por primera vez al tema es si hablar de intersexualidad es lo mismo que hablar de hermafroditismo. Al respecto, Jiménez explicó que se está intentando resignificar ese último término dentro de la comunidad intersex. Incluso, apuntó, hay personas que lo encuentran peyorativo.

“Hay una gran diferencia entre intersexualidad y hermafroditismo. El segundo se usa sobre todo en la medicina y alude a las personas que supuestamente tienen dos sexos. Esto es un mito porque lo más cercano a esa realidad sería tener tejido ovárico y tejido testicular”, apuntó.

“Intersexualidad es un término políticamente correcto que usamos quienes somos activistas y personas intersex porque es más amplio y abarca muchas más condiciones de las corporalidades intersex”, esclareció.

Jiménez dijo que en los catálogos internacionales de enfermedades todavía se habla de entre 32 y 42 tipos de hermafroditismo. Sin embargo, los activistas han encontrado más de 70 variaciones de corporalidades intersex.

“Siempre digo que hasta dentro de los cuerpos que se consideran estándar como hombre y mujer también hay muchas variaciones”, argumentó.

Protocolos de salud para personas intersexuales

¿Tienen la Organización Mundial de Salud (OMS) o su entidad panamericana protocolos definidos para la atención clínica y psicológica a personas intersexuales? Esta fue otra de las interrogantes realizadas por participantes a Natasha Jiménez.

Al respecto, la activista informó que los protocolos que todavía se usan en los países por el personal de salud tienen que ver con las cirugías no consentidas o colonización de las corporalidades intersex, que incluyen mutilación.

“Hace años que el movimiento intersex trabaja con la OMS para que, como se hizo con la homosexualidad y las corporalidades e identidades trans, se despatologicen también las corporalidades intersex”, reveló.

“En muchos países, los médicos apelan al código de la niñez y la adolescencia diciendo que velan por el bien superior del menor. En la gran mayoría de los casos hacen, de oficio, estas cirugías no consentidas. Ni siquiera consultan a los padres ni a las personas intersex. Generalmente comunican luego que el menor nació con algún desperfecto y por eso le operaron”, puso como ejemplo la experta.

Dijo también que ese tipo de cirugía solo se practica por cuestiones cosméticas, no funcionales. Y se hacen para que estos cuerpos se asemejen a los genitales estándar de hombre o mujer; hasta pueden generar discapacidades y disfuncionalidades en estas personas.

¿Qué tienen que ver la intersexualidad y la transexualidad?

Ante la interrogante de si la intersexualidad puede influir en que una persona asuma una identidad trans cuando comienza su desarrollo, Jiménez aclaró que son dos temas completamente diferentes, aunque ambos sean componentes de las sexualidades.

“Una persona intersex es aquella que, a partir de sus características sexuales, no se corresponde con lo que se llama estándar para el hombre o la mujer. Alguien trans es quien ha nacido con características sexuales estándar, pero construye una identidad de género independiente de ese sexo con el que le diagnosticaron al nacer”, describió.

Insistió además que una persona intersex puede ser trans, heterosexual, bisexual… son asuntos completamente diferentes.

Sobre estas cuestiones se ha debatido en los mecanismos regionales e internacionales de derechos humanos, comentó la activista. Gracias al crecimiento del movimiento intersex, se ha denunciado la situación de estas personas en el mundo y se han presentado informes alternativos ante el Sistema internacional de Derechos Humanos.

En dos oportunidades, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos invitó a varios activistas y Natasha Jiménez estuvo allí para informar sobre la situación de las personas intersex en las Américas y el Caribe. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.