Campamento juvenil capacita sobre género, derechos sexuales y reproductivos

Se trata del campamento virtual “Géneros y derechos sexuales: Miradas al contexto cubano” que busca una participación más activa e informada de adolescentes y jóvenes.

En Cuba, las estadísticas de los últimos 20 años muestran una tendencia al aumento en la contribución de los embarazos tempranos a la fecundidad global de la nación, con una población de 11,2 millones de habitantes.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 3 oct.- El embarazo en la adolescencia, uniones tempranas y violencias de género, se ponen a debate en el Campamento juvenil virtual “Géneros y derechos sexuales: Miradas al contexto cubano actual”, que se desarrolla desde el 21 de septiembre hasta el 17 de octubre.

Convocado por el no gubernamental Centro de Estudios sobre la Juventud, el encuentro es la propuesta cubana que continúa la estrategia de participación juvenil ¡Juventudes YA!, iniciada en 2018 por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa).

Cada semana, 22 adolescentes y jóvenes de diferentes provincias del país, en su mayoría estudiantes universitarios, intercambian con especialistas sobre esos problemas y cómo estas se abordan en diversos instrumentos internacionales.

Al cierre del campamento deben crearse proyectos que contribuirán a la transformación de normas e imaginarios sociales que perpetúan las violencias basadas en género, informaron las organizaciones en nota de prensa.

Entre sus objetivos, está formar voces que contribuyan al avance de la agenda trazada por acuerdos internacionales como el Consenso de Montevideo, creado en 2013 y que constituye una hoja de ruta para la defensa de los derechos sexuales y reproductivos, en especial de las mujeres, en América Latina y el Caribe.

Esta es la tercera experiencia de este tipo en el país. Las anteriores se realizaron en octubre de 2018 en la provincia La Habana, y en mayo de 2019, en Santiago de Cuba, con similares propósitos.

En esta ocasión también se incluyen como temas: la juventud cubana hoy y su protagonismo en el enfrentamiento a la covid-19, y los marcos legales que protegen el ejercicio de los derechos de jóvenes y adolescentes. A su vez se cuenta con el apoyo de la oficina de la oenegé Oxfam en Cuba.

Derechos sexuales y reproductivos

La participación de la juventud en acciones estratégicas es parte de las recomendaciones de Unfpa para reducir los crecientes índices de embarazos adolescentes que preocupan a especialistas y la ciudadanía.

La región de América Latina y el Caribe ocupa el segundo lugar en el mundo en cuanto a maternidad adolescente con 62 nacimientos por cada 1.000 niñas adolescentes entre 15 y 19 años.

Esta situación, temen organismos internacionales, puede haberse agudizado por la interrupción de los servicios de salud sexual y reproductiva a causa de la covid-19 en varios países.

En Cuba, las estadísticas de los últimos 20 años muestran una tendencia al aumento en la contribución de los embarazos tempranos a la fecundidad global de la nación, con una población de 11,2 millones de habitantes.

Alrededor del 16 por ciento de los nacimientos al cierre de 2019 los aportaron madres menores de 20 años de edad, para una tasa de fecundidad adolescente de 52,3 nacimientos por cada 1.000 jóvenes entre 15 y 19 años de edad.

Las cifras fueron analizadas el pasado 1 de julio, en el panel virtual convocado por Unfpa para presentar en la nación caribeña el Informe sobre el Estado de la Población Mundial 2020.

En dicho encuentro Matilde Molina, subdirectora del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de La Habana, explicó que no hay un único factor que explique esta incidencia en el país, por lo que se necesitan estudios interseccionales.

Sin embargo, dijo la especialista, “se identifica un patrón a partir del cual las adolescentes negras, con bajos niveles socio-económicos, no vinculadas al estudio y trabajo y sin vínculo conyugal, son más vulnerables a presentar embarazos tempranos”.

Las uniones tempranas es otro de los fenómenos que demandan un mayor debate público.

Entre las áreas de trabajo de Unfpa, con 46 años de presencia en el país y que este año inicia su noveno ciclo de cooperación con el gobierno cubano, se encuentra el acceso a la educación integral de la sexualidad, por las vías formales y por iniciativas que se dan fuera de la escuela como es el campamento.

Para Marisol Alfonso, representante nacional del fondo en Cuba, estas últimas son muy necesarias y han sido cruciales durante la actual pandemia.

“Además, nos ayudan a llegar a esos grupos que por diferentes motivos se salen de los ciclos educativos más temprano y que a veces son los que más necesitan de este tipo de programas”, dijo en la primera jornada del encuentro virtual.

También se presenta como una necesidad incorporar la mirada de género a los programas y acciones formativas, considerando que los roles y estereotipos asociados a este violentan a las adolescentes en sus relaciones sexuales y afectivas, y constituyen otro factor de riesgo.

El programa ¡Juventudes YA!, al que pertenece el campamento, busca fortalecer las capacidades de jóvenes para incidir y crear alianzas nacionales y regionales. Asimismo se inscribe la estrategia global de Juventud de Unfpa “Mi Cuerpo, Mi Vida, Mi mundo”. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.