Un viaje diverso de la Rambla uruguaya al Malecón habanero

Se trata de un espacio ganado para el público cubano, alto consumidor de cultura cinematográfica, que invita a reflexionar sobre diversidad sexual y de género desde el séptimo arte.

Fotograma de Últimos días en La Habana.

Foto: Tomada de Havana Film Festival New York

La Habana, 13 may.- Historias de vidas dañadas por crímenes de odio en el mundo e inclusive en Cuba, donde rara vez se visibilizan en la prensa nacional o la producción audiovisual más difundida, llegaron al público nacional con la nueva edición de Festival de Cine Diverso “De la Rambla al Malecón” que se extendió hasta el 12 de mayo.

El evento insertado dentro del programa de actividades de la Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia, inició el día 7 con la proyección del documental “Love, Scott”, que narra las luchas y activismo de un joven músico gay víctima de un ataque que lo dejó parapléjico.

Aunque todavía necesita ganar en convocatoria esta muestra que llega a La Habana por tercer año consecutivo, pudo extender un poco más su alcance con un programa de proyección que abarca los cines Acapulco, Cojímar, Oasis y el Cinecito de la capital cubana.

Esta iniciativa de activismo desde la cooperación se enlaza con el Festival Internacional sobre Diversidad Sexual y de Género “LLamale H” que nació hace más de una década en Montevideo, Uruguay.

 

Otras muestras

La semana recién concluida también incluyó en La Habana la proyección de películas del Festival de Cine Nórdico LGBTQI Más, en su primera edición con la temática de la diversidad sexual y la identidad de género.

La muestra cinematográfica presenta las cuestiones de respeto a la diversidad sexual y de género desde el contexto de la región europea, y contó con el auspicio de la Embajada Noruega y la Embajada de Suecia en Cuba, el Instituto Cubano de Animación e Industria Cinematográfica (ICAIC) y el Cenesex.

El programa del evento también abarcó en diferentes fechas a las provincias de Santiago de Cuba, Pinar del Río y Camagüey, sede de la 12 Jornada Cubana Contra la Homofobia y la Transfobia.

El cine ha sido un antiguo aliado de la lucha cubana por los derechos y el respeto a la diversidad sexual y de género, desde que en 2007 el Cenesex celebrara en una céntrica sala cercana a la institución, en el barrio habanero del Vedado, la jornada de debate cinematográfico.

A lo que se unió en 2008 el proyecto del Cineclub Diferente, bajo la conducción del escritor y crítico cubano Frank Padrón.

 

El proyecto ha sido apoyado por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) de Uruguay y el cubano Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex)

José María “Cote” Romero, productor del Festival, aclara que “este no es un evento solo para la población LGBTI (gays, lesbianas, bi, trans e intersexuales), sino para todas aquellas personas que disfrutan del buen cine, una cultura que identifica al público cubano y que impone un reto de calidad a la muestra”.

Con la experiencia de años anteriores, existían dos desafíos para la presente edición: una selección más amplia de filmes y mejorar la comunicación, “lo que ha sido un reto debido a la complejidad que a veces implica difundir este tipo de proyectos en algunos medios, pero cada vez ganamos nuevos aliados” , comentó Romero a la Redacción de PS Cuba.

También un espacio de sensibilización

Además de una propuesta cinematográfica diferente a la de la gran industria de Hollywood, “De la Rambla al Malecón” demanda reflexión desde los debates que se realizan luego de las proyecciones.

En esta ocasión, estos espacios de diálogo contaron con la presencia de la directora canadiense Laura Marie Wayne, quien dirigió “Love, Scott”, y del director holandés Chris Belloni, que trajo a Cuba dos propuestas, una de las cuales, “I am gay and muslim”, aborda las vivencias religiosas y de género de hombres homosexuales de Marruecos.

Por otra parte, los encuentros con estudiantes de la Facultad de Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA) y la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, enriquecieron la experiencia del comité organizador del Festival, con el análisis técnico y narrativo de las obras.

Dentro de la variedad de geografías y contextos sociopolíticos abordados en la muestra, la realidad cubana fue representada en dos audiovisuales. “Batería”(2015) del realizador Damián Sainz, que se acerca al mundo de una fortaleza en ruinas utilizada por la comunidad gay de La Habana como sitio de encuentros o cruising.

Fotograma de I am gay and Muslim.

Foto: Tomada de Havana Film Festival New York

Mientras , “Últimos días en La Habana”, largometraje del reconocido director Fernando Pérez, presenta la historia de dos amigos, con orientaciones sexuales diferentes, pero unidos por la misma agonía de la espera, que en el caso de Diego, postrado por el SIDA, ocupa los últimos días de su vida.

También se presentan las obras “Amor a pasos de gigante” (Francia/Argentina), “Love and other matters” (Myanmar), “Hoy partido a las 3″(Argentina), “Convertirse en Ann-Christine”, (Myanmar) y “Hacia una primavera rosa” (España).

“Hemos intentado que estén presentes la mayor diversidad de perspectivas y que la selección de películas comprenda a todas las letras del acrónimo LGBTIQ, algo que en ocasiones se complejiza, porque algunos grupos son escasamente visibilizados en las producciones audiovisuales de hoy”, explica Coto.

Las realidades en cada país son distintas, hay que relativizar la conexión, pero siempre se puede empatizar, y a veces la idea precisamente es mostrar cómo otras personas viven, disfrutan y se visibilizan en otros contextos, agrega.

En Montevideo, capital de Uruguay, La Rambla es una avenida que bordea la costa del Río de la Plata y traza una línea similar a la del icónico Malecón habanero, una conexión simbólica desde la que comienzan a enlazarse las realidades de ambos países. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.