Comunidades cubanas se capacitarán en respuesta humanitaria ante desastres

Un proyecto formará en Cuba a líderes en respuesta con base en el Manual Esfera, una herramienta que cumple 20 años de creada.

Conocido como Manual Esfera, la herramienta perfeccionada durante más de 20 años fortalece la acción y ayuda humanitaria de la ciudadanía durante eventos naturales. La foto muestra a personas que trabajan en la recuperación de La Habana, tras el paso del huracán Irma, en 2017.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 18 sep.- El Manual Esfera, uno de los instrumentos humanitarios más consultados a escala mundial, que recoge principios éticos, normas, orientaciones e indicadores para la atención de las personas ante desastres, fue presentado en esta capital, para luego llevarlo hasta las comunidades.

El lanzamiento de la guía y herramienta para contextualizar y fortalecer la calidad y responsabilidad de la respuesta humanitaria y la preparación y reducción del riesgo de desastres, formó parte de un proyecto mayor de la secretaría del Proyecto Esfera, la Alianza Conjunta de las Iglesias (ACT Alianza) y el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC).

La iniciativa incluyó una capacitación previa de representantes de la sociedad civil de países de Centro América y El Caribe, los cuales recibieron sus certificados, el 16 de septiembre, en una actividad realizada en el Hotel Nacional de Cuba, donde además se presentó la cuarta edició del manual.

Y en lo que queda de año y 2020 se organizarán capacitaciones a lo interno del CIC para luego llegar a iglesias aún por detallar y demás personas de comunidades del país caribeño.


Más sobre Esfera

El proyecto Esfera fue iniciado en 1997 por un grupo de profesionales humanitarios, oenegés y el movimiento Cruz Roja y la Media Luna Roja, con el fin de mejorar la calidad del trabajo humanitario durante las respuestas a desastres.

La filosofía de Esfera se basa en dos convicciones esenciales: las personas afectadas por un desastre o conflicto tienen derecho a vivir con dignidad y recibir asistencia de conformidad con este derecho, además de que se necesita todas las medidas posibles para aliviar el sufrimiento humano causado por estos.

Cuba es clave para la región

Escoger a Cuba como sede de los encuentros es un reconocimiento a la capacidad y el gran tramo recorrido en repuesta a eventos naturales.

Además, las organizaciones alrededor de la iniciativa poyectan convertir al país caribeño “en el pivote central de preparación y de preposicionamiento de recursos humanos y capacidades para compartirlos con otros de la región”, dijo Maynor Cerón, capacitador de Esfera.

El volumen, del que sus autores celebran su vigésimo aniversario con una edición actualizada, se sustenta en los fundamentos jurídicos y éticos del humanitarismo, en los compomisos asumidos en la I Cumbre Humanitaria Mundial (2016) y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, de la Organización de las Naciones Unidas.

“No es aburrido, sí a veces es un poco técnico, pero sirve de inspiración porque es la traducción directa de derechos humanos en la práctica y la expresión de lo que significa la dignidad humana”, valoró Aninia Nadig, gerente de políticas y prácticas de la secretaría de Esfera, con sede en Ginebra.

La dignidad es un elemento que prioriza toda la labor de Esfera, creada en 1997 para mejorar la calidad de la respuesta humanitaria y que las organizaciones rindan cuenta por sus acciones.

Nading enfatizó: “Detrás de esos desafios que tratamos a menudo con términos bastante abstractos y técnicos, se ocultan seres humanos y esperamos acudir a su encuentro (…) con el mismo respeto que quisiéramos recibir el día en que estemos en su situación”.

El manual incluye la Carta Humanitaria, normas mínimas, principios de protección y norma humanitaria esencial, y cuatro capítulos técnicos sobre abastecimiento de agua, saneamiento y promoción de higiene; seguridad alimentaria y nutrición; alojamiento y asentamiento y salud.

Entrega de los diplomas a representantes por países capacitados.

Foto: IPS_Cuba

Igualmente resalta grupos vulnerables y problemas a tener en cuenta durante situaciones de desastres como menores de edad, personas mayores, género, violencia de género, personas con discapacidades y quienes viven con VIH/sida, comunidad LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, intersexuales y queer) y apoyo psicosocial.

Por primera vez, dijo Nading, incluyó nuevos elementos que posibilitarían una major contextualización: crisis prolongadas, contextos urbanos, asentamientos comunitarios, presencia de fuerzas militares nacionales e internacionales e impacto ambiental en la respuesta humanitaria.

Se considera que su fuerza radica en su carácter universal y su capacidad para adaptarse a todos los contextos humanitarios.

Multiplicar el manual

El lanzamiento fue el cierre de una semana de entrenamiento, en el balneario internacional de Varadero, de 28 representantes de América Latina y el Caribe para convertirlos en líderes de respuesta ante desastres.

Al respecto, Alwynn Javier, coordinador global de asuntos humanitarios de la Alianza Conjunta de Iglesias (ACT Alianza) e integrante de la junta ejecutiva de Esfera, destacó: “ese es un enfoque muy importante que debemos tomar… el liderazgo debe venir de las personas locales de las diferentes islas y países de la región”.

Lanzamiento de la cuarta edición del Manual Esfera, hecho acontecido en el Hotel Nacional de Cuba.

Foto: IPS_Cuba

Javier, de Filipinas, consideró que “no podemos continuar dependiendo del continente para resolver nuestros problemas y los desastres en nuestras islas. Tenemos que hacer que nuestras islas sean los continentes y capacitar un liderazgo fuerte”.

A juicio de Carlos Rauda, representante de ACT Alianza para América Latina y el Caribe, formar a los 28 capacitadores que de diferentes naciones asistieron al curso les permitirá hablar el mismo idioma.

Al recordar que en los desastres se quedan “los mismos vulnerables y más sufridos de siempre”, consideró: “no podemos tener solo una respuesta humanitaria, necesitamos respuestas más estructurales. El cambio climático está amenazando al Caribe de una manera  dramática y lo va a seguir amenazando”.

“Tenemos ya este grupo de reducción de riesgo de desastre preparado para cualquier emergencia, pero también van a seguir creciendo en el tema de cambio climático”, dijo y los conminó a vincularse cada vez más en la respuesta, apoyándose en la capacidad local y enfatizando en la atención espiritual que practican las iglesias. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.