1995: Los límites del cambio

Resumen político anual

Durante 1995, la política interna cubana estuvo marcada por una mayor tolerancia hacia determinados procesos que hasta hace poco serían bastante mal vistos como la existencia de las "paladares", pequeños restaurantes privados o de propiedad colectiva que actúan en la semiclandestinidad.

Foto: Archivo IPS Cuba

Después de un año que pasó a la historia por lo que se llamó “un verano muy caliente” y que incluyó desde los primeros disturbios callejeros antigubernamentales de las últimas tres décadas hasta el éxodo masivo de balseros desde todas las costas, Cuba enfrentó 1995 en relativa calma.

Por un lado, las autoridades anunciaron la cercanía de nuevas medidas en la esfera económica y, por el otro, mantuvieron el discurso oficial sobre la continuidad del socialismo y el objetivo central de preservar las conquistas de la Revolución Cubana en los últimos treinta años. Sin embargo, durante el Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), en marzo, el propio presidente Fidel Castro reconoció que en la medida en que se introduzcan en la realidad cubana “más elementos capitalistas” podrían peligrar algunos de los principales logros en la esfera social.

Durante el primer semestre la política interna estuvo marcada por una mayor tolerancia hacia determinados procesos que hasta hace poco serían bastante mal vistos como la existencia de las “paladares” -pequeños restaurantes privados o de propiedad colectiva que actúan en la semiclandestinidad-, el cambio extraoficial del dólar, la prostitución e incluso el trasvestismo cuyos representantes protagonizaron un festival cultural sin que hubiera ningún tipo de reacción oficial en un país caracterizado por la discriminación de la homosexualidad y otras actitudes “diferenciadoras”.

Con el paso del año la tolerancia se convirtió en legalidad para el caso de las “paladares”, los compradores de dólares encontraron la competencia de las casas de cambio, el acceso a los hoteles fue negado a las prostitutas y el gobierno inició una campaña en pos de evitar a toda costa -leáse impuestos- el enriquecimiento desmesurado de determinados sectores de la población.

Los esfuerzos oficiales continuaron dirigidos a fortalecer la oferta de alimentos en el mercado agropecuario, una vez reconocido que entre las causas más estresantes a nivel poblacional se encuentra el déficit alimentario que sufrió la población cubana en los años de la actual crisis. Especialistas de la isla ven en las razones económicas las principales causas de los disturbios y “crisis de los balseros” de 1994 y, por ello, solucionar el problema de la producción y oferta de alimentos se convirtió en un problema estratégico.

El presidente cubano Fidel Castro viajó en marzo a la Cumbre de Desarrollo Social de Copenhague y a París, protagonizando así el inicio de una activa presencia en la arena internacional después de varios años en que el mandatario apenas salió de Cuba.

Castro participó, además, en la cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (agosto, Trinidad Tobago), en la Cumbre Iberoamericana (octubre, Argentina), en la XI Reunión del Movimiento de los No Alineados (octubre, Colombia) y en el 50 aniversario de la Organización de Naciones Unidas (octubre, Estados Unidos). En octubre el mandatario realizó una visita oficial a Uruguay y a finales de noviembre salió para China y Vietnam e hizo escalas en Japón y Canadá.

Más que la búsqueda de un rechazo internacional a la política estadounidense hacia Cuba, que de hecho encontró, Castro logró trasmitir cierta imagen de estabilidad que, a juicio de expertos, se reflejó de inmediato en un alza de la cantidad de turistas que llegaron a la isla a partir de noviembre.

El canciller cubano Roberto Robaina afirmo al semanario Juventud Rebelde que 1995 fue “uno de los años de mayor presencia de Fidel fuera de nuestras fronteras desde el triunfo de la Revolución”, en 1959.

Las relaciones entre Cuba y Estados Unidos continuaron marcadas por el tema migratorio y la posible aprobación o no del proyecto de ley Helms-Burton que, entre otras cosas, pretendería institucionalizar el bloqueo a la Isla. Rodeadas del usual hermetismo, con declaraciones formales y sin acuerdos concretos transcurrieron las cuatro rondas de negociaciones efectuadas en 1995, pero los gobiernos de los dos países sorprendieron al mundo con el anuncio el 2 de mayo de un acuerdo que pone fin a varias décadas de privilegios para el emigrante ilegal cubano.

Cuba siguió dando pasos en su política de normalización de relaciones con los sectores de la migración cubana que no mantienen una posición hostil contra la isla. Para finales de año se había celebrado la segunda conferencia “La Nación y la Emigración”, las autoridades habían abierto las puertas de la inversión en la isla a los emigrantes y establecido la “Vigencia de viaje” para que aquellos cubanos que no “protagonizan actos contra el gobierno de la isla ni cometen delitos en su lugar de residencia”, puedan viajar a su país natal cada vez que lo deseen sin necesidad de pedir un permiso especial en los consulados cubanos.

En el ámbito internacional Cuba firmó el Tratado de Tlatelolco contra la Proliferación de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe y continuaron las giras por diversas regiones de los principales dirigentes políticos del país con el objetivo esencial de ampliar las vías de colaboración con otros países, explicar la estrategia cubana para salir de la actual crisis económica y promover los atractivos de la isla para la inversión de capital extranjero. En la ofensiva diplomática protagonizada en gran medida por el canciller Roberto Robaina, se destaca un énfasis especial en la inserción de Cuba en su área natural: América Latina y el Caribe.

El 5 de mayo Cuba fue elegida para integrar la junta ejecutiva del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia y la Comisión de Narcóticos, órganos subsidiarios del Consejo Económico y Social de la ONU. La Habana fue sede de la IX Reunión de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe y de una reunión de las comisiones permanentes de Salud y Medio Ambiente del Parlamento Latinoamericano.

Los cambios tienen límites

Cuba enfrenta un proceso ordenado de transformaciones y no una etapa de transición hacia el capitalismo, afirmó el secretario del Consejo de Estados Carlos Lage, el día 19 de mayo. Aunque especialistas, académicos y gente del pueblo son menos categóricos a la hora de afirmar hacia dónde va Cuba, lo cierto es que las autoridades cubanas parecieron aprender bien de la experiencia de las apuradas reformas aplicadas en algunos de los países del antiguo campo socialista. Dentro de lo posible, todo parece indicar que se tratará de avanzar con cautela y lentitud en aras de evitar cualquier tipo de sublevación civil.

De hecho, un estudio encargado por el Pentágono y realizado por especialistas rusos y norteamericanos determinó que “la lentitud con que el gobernante Fidel Castro ha ido adoptando reformas económicas es el modo más seguro para poder mantener su control político, reducir el descontento popular y evitar problemas con Estados Unidos”. El documento considera que aunque las reformas sean insuficientes para que Cuba adquiera una economía vibrante, las condiciones en general mejorarán y la mayoría de los cubanos vivirán con un poco más de esperanza en su futuro si se compara con el triste período de 1993-1994.

Después de cinco meses de relativa calma, en junio el gobierno anunció la legalización de los restaurantes y cafeterías clandestinos -conocidos como “paladares”- en forma de negocios familiares, sin posibilidad de contratar fuerza de trabajo.

Si en un inicio fuentes especializadas vinculadas al gobierno aseguraron que podría estarse pensando en la extensión de la propiedad privada o cooperativa al comercio minorista y los servicios, para finales de año aunque no se descartaba esta posibilidad futura la decisión estaba en el “saco” de las medidas aplazables hasta “última hora” o cuando “no quede otro remedio”.

Por otra parte, el 1 de julio se anunció la autorización del trabajo por cuenta propia a los profesionales con la excepción de los jueces, fiscales, personal de las fuerzas armadas, funcionarios y dirigentes políticos y administrativos. La resolución del Ministerio del Trabajo aclara que los graduados podrán desempeñar sólo los oficios autorizados por las normas cubanas y, por ende, no podrán ejercer actividades vinculadas directamente a su especialidad.

Según fuentes oficiales hasta finales del pasado año 208.000 personas se habían inscrito para desempeñarse en los 140 oficios autorizados por las legislaciones vigentes y, a criterio de especialistas locales, el autoempleo podría convertirse en la opción para más de medio millón de personas que afectaría la reforma laboral en curso. Sin embargo, mientras el documento asegura que los profesionales que deseen acudir al autoempleo tendrán que contar con el permiso de la dirección de su centro laboral y no interrumpir su contrato con el estado, no hace ninguna referencia a aquellos graduados universitarios que no tenían trabajo cuando salió la ley o que podrán perderlo como resultado de la reforma laboral ya en curso.

El debate alrededor de la Ley de Inversión Extranjera, aprobada el 5 de septiembre por el Parlamento, demostró que el Estado está dispuesto a hacer cualquier cosa por atraer los capitales frescos que necesita la economía cubana, incluso aquellos provenientes de cubanos emigrantes que quieran invertir en la isla. La discusión en torno a la posibilidad de que “los cubanos de Cuba” invirtieran quedó relegada para cuando llegara “su momento”, pero en esencia demostró la política oficial de impedir a toda costa el surgimiento de una mentalidad capitalista y, por ende, de capitalista entre la población.

Por ese camino parece marcar el rumbo de las reformas internas que anuncia la imposición de nuevos impuestos para las personas que devengan en divisa, sobre la propiedad de embarcaciones y el impuesto progresivo para los que se enriquecen “desmedidamente”. Los observadores esperan una fuerte ofensiva contra el cuentapropismo, la aparición de más altos impuesto que al final supondrán una nueva elevación de los precios, el aumento del descontento en este sector y la búsqueda de vías para la burla de los controles.

“Control” parece ser la palabra clave en todo esto y es lo que el gobierno no quiere arriesgarse a perder en un proceso de reformas “irreversible” pero, al mismo tiempo, “indispensable”. Según reconocen altos dirigentes cubanos las transformaciones aplicadas “no les gustan”, seguirán el curso de “lo indispensable” y no cederán en el mantenimiento del papel principal del Estado en la economía y en el control de un partido único.

¿El fin del aislamiento?

Fidel Castro intentó poner fin a la “soledad ideológica” de su gobierno con la visita, en diciembre, a dos de los países asiáticos donde el Partido Comunista conserva el poder. Más que la declarada exploración del curso de las reformas económicas, analistas locales aseguran que Castro quiso ver en la práctica cómo pueden introducirse reformas y, al mismo tiempo, mantener el control de un solo partido.

Tras la desaparición de la URSS y la caída estrepitosa del Muro de Berlín, Cuba quedó abandonada en medio del Caribe, en una especie de “aislamiento” que hacía pensar a más de uno que eran los últimos socialistas sobre la tierra.   China y Vietnam estaban demasiado lejos y en un intento de “autoconservación”, la dirigencia cubana trató de preservar una especie de “pureza socialista” que alejó el inicio de las indispensables reformas a los momentos en que “no quedara otro remedio”.

Sin embargo, el despegue económico de los socialistas asiáticos y los tímidos signos de recuperación de la economía cubana parecen haber dado al gobierno los primeros visos de esperanza en los últimos cinco años y la “prueba” de la viabilidad de los modelos nacionales de construcción del socialismo.

En la fiesta por el Día de la Rebeldía Nacional, el mandatario comparó “los desastres increíbles” de los países de la antigua URSS con los “éxitos impresionantes” de China y Vietnam que, a su juicio, demuestran “lo que se puede y lo que no se puede hacer si se quiere salvar la revolución y el socialismo”.

Con una inversión foránea de 22.500 millones de dólares entre enero y agosto últimos, China figura en el segundo lugar entre los países que más atraen capital extranjero, superado sólo por Estados Unidos. En el caso de Vietnam el volumen de capital invertido en ese país acaba de superar los 19.000 millones de dólares. Precisamente, el factor de la atracción de capital foráneo aparece ante sectores especializados como la prueba de que el fin del aislamiento de la isla aún no ha pasado de la palabra a los hechos.

A más de cinco años de la apertura de la isla a la inversión extranjera, la presencia de 212 asociaciones por un capital comprometido de 2.100 millones de dólares parece insignificante si se compara con el ritmo de las inversiones en China y Vietnam. Trabas burocráticas aparte, el peligro del retorno de las expropiaciones por “interés nacional” y el fantasma del proyecto de ley norteamericano Helms-Burton, son elementos más que suficientes para alejar del riesgo a no pocos empresarios interesados.

Así y todo, durante 1995 se fortaleció una tendencia creciente del interés mostrado en grupos empresariales de varios países, incluyendo Estados Unidos, por las posibilidades que brinda el casi virgen mercado de la isla y la posición privilegiada de Cuba como puente comercial en la región latinoamericana.

Por su parte, el embargo estadounidense demostró su capacidad de generar efectos totalmente opuestos a sus objetivos. En la política interna sigue cumpliendo su papel de “justificación ideal” para cualquier problema, hacia el exterior es una importante “carta de triunfo” en manos de las autoridades cubanas que ya no tienen que esforzarse demasiado para lograr su condena internacional.

En un paso bastante inteligente, los políticos cubanos convirtieron la ofensiva diplomática contra el bloqueo en una denuncia concreta de sus efectos económicos en la población cubana. En una carta del canciller cubano Roberto Robaina al Secretario General de Naciones Unidas Boutros-Boutros Ghali se asegura que además de la pérdida de 45.000 millones de dólares por ese concepto durante tres décadas, entre 1989 y 1993 la dieta percápita diaria del cubano experimento descendió en el 40 por ciento de proteínas y 64 por ciento de grasas. El consumo de vitamina A descendió en 67 por ciento, la C en 62, el hierro en 22 y el calcio en 19, asegura la fuente y especifica que la carencia nutricional tiene especial incidencia en las mujeres embarazadas y niños de hasta cinco años.

Robaina afirmó que “ha resultado imposible disponer de los recursos necesarios para mantener los niveles de funcionamiento de los servicios de salud, disponibilidad de medicamentos y nutrición que Cuba alcanzó en décadas pasadas”.

Cuba logró la condena al bloqueo, por tercer año consecutivo, en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Contra la política norteamericana se pronunciaron los participantes en la Cumbre Iberoamericana de San Carlos de Bariloche y en el IX Cumbre de los Países No Alineados y hasta el propio Papa Juan Pablo II quien, durante su visita a Estados Unidos, rectificó su oposición al embargo y señaló en alusión a los efectos de la medida coercitiva que “el pueblo cubano no puede sufrir”. Por su parte, el proyecto de ley Helms-Burton -aprobado en versiones diversas por el Senado y la Cámara de Representantes estadounidenses- generó muestras de apoyo a la isla por parte de la Unión Europea, el Parlamento Latinoamericano, el Grupo de Río y más de cien países, entre los cuales hay desde viejos aliados como Rusia hasta importantes socios comerciales como México y Canadá que ven violadas no sólo su soberanía sino sus intereses económicos.

Marcadas por un inviolable pacto de silencio, las conversaciones exploratorias para la firma de un acuerdo de cooperación entre Cuba y la Unión Europea (UE) pasaron la primera prueba de fuego y según fuentes de la cancillería los resultados del primer encuentro no afectan el principio de respeto a la soberanía de la isla.

El tema cubano cobró relevancia tras la visita en mayo a la isla de Enma Bonino, titular de ayuda humanitaria europea, quien aseguró que la UE está en condiciones de lanzar una iniciativa de acompañamiento a las reformas en Cuba.

Con la llegada de España a la presidencia de la UE, diálogo y apertura se convirtieron en las palabras claves en la postura hacia Cuba, aunque los analistas sugieren que la relación propende, de manera inteligente, a propiciar transformaciones políticas y económicas en la isla.

Un informe básico presentado por la Comisión Europea sobre Cuba, a inicios de julio, recomienda considerar el desarrollo de la sociedad civil, la garantía del crecimiento del sector privado y de las libertades individuales a la hora de iniciar un diálogo con la isla. El documento asegura que una transición pacífica y exitosa de Cuba hacia una economía de mercado y el pluralismo político pasa necesariamente por la creación de anclajes internacionales y regionales con la isla.

Las sorpresas del diferendo Cuba-EE.UU.

El diferendo Cuba-Estados Unidos se convirtió en una “cajita de sorpresas” para los especialistas que llegan a estimar que por el actual camino cualquier cosa puede suceder.

Mientras las rondas de negociaciones pasaron “sin penas ni glorias”, los gobiernos de ambos países hicieron público, el 2 de mayo, un acuerdo sin precedentes en la historia de las últimas décadas y que para Cuba significó el principio del fin de la historia de los balseros y, por ende, del término de los privilegios otorgados a los cubanos por las leyes migratorias norteamericanas.

El acuerdo prevé la entrada a Estados Unidos de la gran mayoría de los balseros refugiados en los campos de la Base Naval de Guantánamo y la repatriación de todos aquellos que de manera ilegal intenten llegar a los Estados Unidos.

Desde el 9 de septiembre de 1994 hasta principios de julio de 1995 la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana había otorgado 24.000 visas a cubanos que deseaban emigrar definitivamente a ese país. De las visas otorgadas 18.000 correspondían a las 20.000 comprometidas por los acuerdos del 9 de septiembre y 3.800 son de los 5.000 ganadores de la lotería migratoria. Los refugiados en la Base Naval de Guantánamo salían rumbo norte, a un ritmo aproximado de 500 semanales y ya se conocía que la suma de no calificables para entrar a Estados Unidos alcanzaría los 1000. Para septiembre la parte norteamericana había cumplido con su compromiso de entrega de 20.000 visas para emigrantes permanentes.

Aunque uno de los principales objetivos de los acuerdos del 2 de mayo es, precisamente, eliminar el éxodo desde las costas de Cuba la salida de balseros no se detuvo definitivamente y, por ese motivo, más de un centenar de cubanos fueron repatriados desde de mayo hasta. A criterio de observadores algunas personas podrían ver ahora en la salida ilegal, la vía para un acercamiento con la Oficina de Intereses norteamericana en La Habana que le entrega un pase especial a los repatriados. Según fuentes norteamericanas Cuba ha cumplido con su compromiso de no tomar represalias con esas personas en la gran mayoría de los casos pues se reportó una pelea callejera con un policía y la imposibilidad de uno de los balseros de continuar trabajando como profesor.

Para la parte norteamericana, la principal inquietud ahora parece ser la gran cantidad de dinero que tiene que pagar un emigrante cubano para salir definitivamente de Cuba. Por disposición del gobierno de la isla desde junio todos los emigrantes tienen que pagar en dólares las gestiones vinculadas al viaje, incluidos algunos requisitos exigidos por EE.UU. como el examen médico. Al final, el viaje asciende a más de 900 dólares contra 250 que cuesta el pasaje en avión.

A criterio de las autoridades norteamericanas esto puede frenar el proceso de legalización de la emigración pues no todos los cubanos deseosos de emigrar pueden pagar esa suma de dinero y en el caso de los ganadores de la lotería pueden no tener familiares en Estados Unidos que la asuman. De tal suerte, no existe una correlación entre la cantidad de visas otorgadas y la cantidad de cubanos que han emigrado en estos meses pues una cosa no se corresponde necesariamente con la otra.

Acorde con una encuesta que auspició el Chicago Council on Foreign Relations y realizada por la organización Gallup en octubre del 94 el 72 por ciento de los norteamericanos encuestados consideró como una prioridad del país la necesidad de controlar y reducir la inmigración ilegal. En consecuencia, la solución del problema migratorio con Cuba se inscribe en una perspectiva más amplia, que en función del interés nacional, viabilizó su canalización a través de negociaciones secretas, fuera de las normas usuales en el Departamento de Estado.

Como resultado, el Director del Buró Cuba del Departamento de Estado, Dennis Heys y la Subdirectora Nancy Mason renunciaron y se creó a nivel de la Casa Blanca el cargo de Asesor Presidencial Especial sobre Cuba para el que fue nombrado Richard Nuccio, muy vinculado a la elaboración de la “Ley para la Democracia Cubana” más conocida como “Ley Torricelli” (1992).

Al calor de los acuerdos del 2 de mayo, las autoridades cubanas utilizaron el acto central por los cien años de la caída en combate del Héroe Nacional José Martí, para dejar clara la “capacidad de Cuba para vivir en paz con Estados Unidos”. Según Carlos Lage, vicepresidente del Consejo de Estado, a pesar de la política agresiva de sucesivas las administraciones norteamericanas, Cuba mantiene su disposición a dialogar y a su juicio los recientes acuerdos migratorios demuestran que se puede avanzar “sin imposiciones ni condicionamientos”.

Sin embargo, una Declaración del Comité Permanente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba del 16 de mayo cataloga de “significativo” el hecho de que la “administración norteamericana tome una decisión tan seria en los momentos en los que está por aprobarse un reforzamiento del bloqueo o embargo, que tendrá como una de sus consecuencias normales, en caso de poder aplicarse, hacer crecer la inquietud interna en nuestro país”.

El proyecto de ley Helms-Burton, cuya discusión en el congreso fue aplazada cinco veces y finalmente aprobado en dos versiones diferentes por ambas cámaras, propone la internacionalización del bloqueo, sanciones por parte del gobierno norteamericano a firmas extranjeras que comercien con Cuba, suspención de la ayuda internacional, retorno de todas las propiedades a los que fueran sus dueños antes de 1959 y la instauración en Cuba de un gobierno que rinda cuentas ante el norteamericano una vez al año.

Por un lado, el propio presidente Bill Clinton ha declarado su desacuerdo con algunos de los puntos del proyecto que contradice las normas internacionales de comercio y no pocos analistas norteamericanos ven, en su lenguaje moderado respecto a Cuba, el surgimiento de condiciones apropiadas para la normalización de las relaciones entre ambos países. Deseosos de estar ante una actitud conciliadora a toda costa, algunos observadores trataron de buscar en el encarcelamiento, en junio, del estadounidense Robert Vesco otro acuerdo secreto y de alto nivel entre La Habana y Washington.

Por el otro, especialistas y autoridades de Cuba coinciden en que cualquier signo positivo de parte de Estados Unidos no responde a una muestra de buena voluntad sino a que la certeza del fracaso de la política del bloqueo de más de tres décadas comienza a cobrar fuerza en los círculos de poder de ese país.

A mediados de año fuentes de la Casa Blanca aseguraban que la administración estadounidense consideraba eliminar las sanciones impuestas en agosto de 1994 que prohiben el envío de remesas y otras formas de comunicación entre los emigrados y sus familiares en la isla. Sin embargo, con la luz verde al “carril II” de la “Ley Torricelli” la posibilidad de medidas más amplias que beneficiaran a todos los emigrantes y a sus familiares pareció alejarse.

En junio, Washington reveló su intención de flexibilizar los contactos privados con Cuba “para favorecer una caída del comunismo similar a la producida en Europa oriental”. Conocido como “plan de tolerancia”, el proyecto de Richard Nuccio pretende una transición pacífica hacia un régimen de democracia representativa mediante el desarrollo de la sociedad civil.

Las medidas fueron enunciadas por el presidente Clinton, el 13 de octubre, y amplían las posibilidades de viajes a Cuba por razones de intercambio cultural, profesional, religioso o de derechos humanos, autoriza a las oficinas de la Western Union a la transferencia legal a la isla del dinero necesario para cubrir gastos migratorios o para casos humanitarios, permite los viajes a Cuba una vez al año por razones de emergencia humanitarias y destina un fondo para la ayuda financiera y tecnológica a Organizaciones No Gubernamentales cubanas que promuevan la democracia y el respecto a los derechos humanos.

Mientras la mayoría de los cubanos de adentro y de afuera se preocupan por la mejor manera de afianzar la comunicación familiar, un nuevo foco de conflictos entre el gobierno cubano y un segmento del exilio en Estados Unidos se verificó en julio cuando un grupo de emigrantes llevaron a la práctica su amenaza de violar las fronteras aéreas y marítimas cubanas en el primer aniversario del hundimiento del transbordador 13 de marzo. “Somos los campeones de la paciencia, pero la paciencia se acaba”, dijo Castro el día 16 y reafirmó la decisión del gobierno a adoptar cuantas acciones sean necesarias para evitar actos semejantes.

Según una declaración oficial, hecha pública el 14 de julio, que “cualquier nave que invada por la fuerza nuestras aguas soberanas puede ser hundida y cualquier avión derribado”. La flotilla de julio estuvo compuesta por unas 11 embarcaciones e, incluso, una de las aeronaves sobrevoló el área costera capitalina, mientras las otras realizaron vuelos rasantes sobre las unidades navales de las tropas guardafronteras destacadas en la zona. Algo similar trataron de organizar para inicios de septiembre, en ocasión del aniversario del fin de la crisis de los balseros, pero fracasó por el naufragio accidental de una de las naves. En el segundo caso como en el primero, la administración estadounidense advirtió que los protagonistas tendrían que asumir toda responsabilidad por lo que sucediera por cuanto las autoridades cubanas estaban en todo el derecho de tomar medidas contra cualquier violación de sus fronteras.

Mientras este sector de la migración se portaba de esta forma, un antiguo opositor del gobierno cubano se reunió durante tres horas con el propio presidente Fidel Castro e intervino con propuestas concretas de cambios políticos durante la segunda conferencia “La Nación y la Emigración”. Tras pasar 22 años en la cárcel, Eloy Gutiérrez Menoyo defiende ahora la tesis de que la búsqueda de una solución para el antagonismo entre los exiliados y el gobierno no puede ser violenta y tiene que pasar por una negociación con Fidel Castro. Por un lado, Cuba se niega a participar en un diálogo propuesto por James Carter con representantes del exilio; por otro, comparte la mesa con uno de sus más viejos enemigos en un gesto que para algunos es síntoma de una inevitable apertura y para otros sólo una imagen de una apertura inexistente.

Las perspectivas de la calma

Un documento de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) reconoció en junio que las políticas económicas puestas en marcha por el gobierno de la isla “empezaron a dar frutos” pero a un “gran costo social”. “Las medidas de ajuste y de mayor eficiencia productiva están generando desigualdades socioeconómicas”, advierte el informe y enfatiza el deterioro de los salarios reales lo cual perjudica la capacidad adquisitiva de la población.

A pesar del “optimismo cauteloso” que acompañó el cierre de 1995 con 2,5 por ciento de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), las autoridades reconocen que el fin del llamado período especial está muy lejano y que falta mucho para que el despegue de los indicadores económicos tengan una incidencia en la vida concreta de los cubanos. De tal suerte, las diferencias sociales continuarán su ascenso en Cuba y tendrá que pasar mucho tiempo para que el PIB per cápita se acerque siquiera al reportado en 1989.

Tras un año de relativa calma, en 1996 los cubanos podrían volver a las andadas y sobre todo a la búsqueda de vías para emigrar.

CRONOLOGÍA

Principales acontecimientos ocurridos en 1995

ENERO

– 5 de enero

Cancillería cubana desmiente que los trámites de emigrantes sean cobrados en divisas.

– 13 de enero

Cancillería señala que los gobiernos de Estados Unidos y Cuba coinciden en que los trámites para emigrar desde la isla hacia ese país sean pagados solamente en pesos, moneda nacional.

– 18 de enero

Acuerdan Cuba y CARICOM la suscripción de nuevos convenios en los sectores de biotecnología, comercio, turismo, transportación aérea y marítima y educación durante la segunda reunión de la comisión conjunta.

– 19 de enero

Culmina en Nueva York la segunda ronda de negociaciones Cuba-Estados Unidos sobre el tema migratorio sin resolver las diferencias en torno a la presencia de refugiados en la Base Naval de Guantánamo y a las altas tarifas cobradas a emigrantes que salen de Cuba.

– 24 de enero

El Consejo de Estado anuncia cambios en el gabinete económico. El académico Osvaldo Martínez es nombrado ministro de Economía y Planificación; Francisco Soberón es designado al frente del Banco Nacional de Cuba; Orlando Felipe Rodríguez ocupa la cartera de la Pesca mientras que Jesús Pérez pasa a dirigir el Ministerio de la Industria Ligera y Barbara Castillo el de Comercio Interior. Salvador Valdés es nombrado ministro de Trabajo y Seguridad Social.

– 25 de enero

Gobierno anuncia la apertura de todas las ramas agropecuarias a la inversión extranjera.

– 27 de enero

El vicepresidente cubano, Carlos Lage, anuncia ente el Foro Económico de Davos, Suiza, que la isla detuvo su caída económica durante 1994 y logró un crecimiento de 0,7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

FEBRERO

– 14 de febrero

Asegura embajador cubano en Lima que su país jamás ha entregado armas, equipos o especialistas a Perú ni a otro país latinoamericano y menos aún para el conflicto fronterizo entre Ecuador y Perú.

– 14 de febrero

La película Fresa y Chocolate, de los directores Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío, fue nominada al Premio Oscar a la mejor película extranjera y es el primer filme cubano que figura en el listado de aspirantes.

– 16 de febrero

Anuncia Granma que autoridades militares cubanas y rusas acordaron mantener en funcionamiento la base radioelectrónica de Lourdes, que desde hace años funciona en las afueras de La Habana.

– 23 de febrero

Cancillería considera presuntas visitas de cubanos residentes en Estados Unidos a parientes balseros en Guantánamo, una violación de la soberanía de Cuba.

– 28 de febrero

Rechaza Cuba ante la 51 sesión de la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Ginebra, la imposición de un relator especial sobre derechos humanos para la isla.

MARZO

– 2 de marzo

Rechaza gobierno cubano afirmaciones del gobierno de Estados Unidos sobre presencia en la isla de narcotraficantes internacionales.

– 8 de marzo

Aprueba la 51 Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, resolución patrocinada por Cuba sobre la libertad universal de viajar y la reunificación familiar.

– 12-13 de marzo

Presidente cubano Fidel Castro participa en Cumbre Social convocada por la ONU en Copenhague, Dinamarca.

– 13-15 de marzo

Castro realiza su primera visita a Francia en respuesta a una invitación privada del Fondo de Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (UNESCO).

– 15 de marzo

Anuncia Castro en París que admitiría en la isla a “un pequeño grupo” que inspeccione sobre el terreno la situación de los derechos humanos.

– 16 de marzo

Autoridades del Banco Nacional de Cuba anuncian la presencia en la isla de representaciones de seis bancos extranjeros: el ING Bank of Holanda, el Banco Exterior de España, el National Bank of Canada, el Netherland Caribbean Bank (cubano-holandés), el libanés Fransa Bank y el Havana International Bank (con sede en Londres).

– 21 de marzo

El canciller Roberto Robaina participa en la inauguración de una planta de níquel en Alberta, Canadá, que procesará el mineral extraído en los yacimientos niquelíferos de Moa, al oriente de la isla.

– 22 de marzo

El proyecto de ley Helms-Burton, que pretende castigar a países y personas que comercien con Cuba, fue aprobado por el subcomité de Asuntos Hemisféricos de la Cámara de Representantes del Congreso norteamericano.

– 25 de marzo

El gobierno cubano firmó el Tratado de Tlatelolco contra la proliferación de Armas Nucleares en América Latina y el Caribe.

– 28 de marzo

Boutros-Boutros Ghali, secretario general de la ONU, afirma en Nueva York que las relaciones de esa organización con Cuba son buenas y que ese foro internacional no está envuelto en las cuestiones políticas de la isla.

– 29 de marzo

Autoridades de Salud Pública revelan que más de 12.800 niños afectados por el accidente nuclear de Chernobil han recibido tratamiento en Cuba en los últimos cinco años.

ABRIL

– 7 de abril

Roberto Robaina y José Miguel Insulza, cancilleres de Cuba y Chile, anuncian el pleno restablecimiento de los vínculos diplomáticos entre ambos países, rotos desde el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973.

– 7 de abril

Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce la total erradicación de la poliomielitis en Cuba y el programa de inmunización del país caribeño.

– 12 de abril

Cancillería desmiente supuestas amenazas a Estados Unidos de un posible éxodo de emigrantes ilegales en caso de ser aprobado proyecto Helms-Burton.

– 13 de abril

Granma publica protesta de la Cancillería por la expulsión de Estados Unidos de dos diplomáticos cubanos ante Naciones Unidas, acusados de participar en los disturbios del 30 de agosto de 1994 frente a la misión permanente de Cuba en la ONU.

– 13 de abril

Anuncia Cancillería cubana próxima visita de una delegación de la organización humanitaria francesa France Liberté para ver de cerca realidad de los derechos humanos.

– 20 de abril

El presidente del Parlamento y presidente de la delegación cubana a las negociaciones migratorias con Estados Unidos, declara que la situación de los balseros confinados en la Base Naval de Guantánamo centró las pláticas durante la tercera ronda en Nueva York.

– 24 de abril

Cuba y China acuerdan promoción y protección recíproca de inversiones.

– 27 de abril

La industria médico-farmaceútica y la biotecnología ingresaron más de 100 millones de dólares en 1994, informó Carlos Lage.

MAYO

– 2 de mayo

Cuba y Estados Unidos acuerdan la repatriación a la isla de todas las personas que intenten llegar a territorio estadounidense por vía ilegal y determinan la salida hacia Estados Unidos de los balseros recluidos en la Base Naval de Guantánamo.

– 12 de mayo

El Consejo de Estado acuerda cambios ministeriales en posiciones estratégicas. El economista José Luis Rodríguez, hasta el momento ministro de Finanzas y Precios, es designado ministro de Economía y Planificación en lugar de Osvaldo Martínez. El cargo vacante fue ocupado por Manuel Millares, mientras que la cartera de Salud Pública quedo en manos del doctor Carlos Dotres.

– 15 de mayo

El gobierno de Cuba convoca a la segunda conferencia “La Nación y la Emigración”.

– 18 de mayo

El Comité Permanente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba llamó a los gobiernos de Cuba y Estados Unidos a que extiendan las conversaciones a “algunas de las causas más profundas de la emigración”.

– 23 de mayo

Un grupo de 21 balseros regresó al territorio cubano desde la Base Naval de Guantánamo para sumar más de 400 los balseros que han regresado de manera legal. Otros 2.000 balseros atravesaron campos de minas o se lanzaron al mar para regresar a sus hogares.

-24 de mayo

Informa el Noticiero Nacional de Televisión que todos los cubanos que emigren al exterior a partir del primero de junio tendrán que pagar en dólares los servicios brindados por organismos oficiales, incluidos los exámenes médicos.

– 25 de mayo

Asegura vocero de la Cancillería que en Cuba no existen propiedades norteamericanas ya que fueron confiscadas como parte de un proceso en plena concordancia con la ley internacional.

– 30 de mayo

Anuncia Cuba la liberación de seis presos políticos a pedido de la organización humanitaria France Liberté.

JUNIO

– 6 de junio

Tormenta tropical Allison provoca 50 derrumbes, la muerte de tres personas y lesiones graves a otras cinco en la capital cubana, al occidente de la isla.

– 6 de junio

Rechaza gobierno cubano cualquier tipo de condicionante política para su regreso a la Organización de Estados Americanos.

 

-13 de junio

Realiza visita a Cuba Li Ruthuan, presidente del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva del Pubelo Chino.

– 13 de junio

Gobierno amplia el trabajo por cuenta propia a 19 nuevas modalidades, incluida la legalización de las llamadas “paladares”, pequeños restaurantes o cafeterías privadas.

– 21 de junio

Recibe presidente Castro al ex-preso político Eloy Gutiérrez Menoyo, jefe de la agrupación Cambio Cubano, con sede en Miami.

– 28 de junio

Gobierno sueco decide levantar bloqueo a la isla y reiniciar colaboración.

– 29 de junio

Presentan la Oficina Nacional de Administración Tributaria que se encargará de la recaudación de impuestos y auditorías fiscales.

JULIO

– 1 de julio

Autorizan a graduados universitarios a ejercer el trabajo por cuenta propia, previa autorización de sus centros laborales y siempre y cuando no ejerzan su profesión.

– 4 de julio

Carlos Castilla Peraza, presidente del opositor Partido Acción Nacional (PAN) de México visita La Habana y pide pluralidad al gobernante Fidel Castro.

– 8 de julio

Fuentes oficiales afirman que participa el 97,1 por ciento de los ciudadanos con derecho al voto en los comicios parciales para elegir a los delegados (concejales) de base del Poder Popular.

– 11 de julio

Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja de Estados Unidos aprueba proyecto de ley Helms-Burton.

– 13 de julio

Flotilla de emigrantes viola aguas jurisdiccionales y espacio aéreo, en recordación al primer aniversario hundimiento del remolcador 13 de marzo.

– 14 de julio

Declaración del gobierno de Cuba advierte que la isla no tolerará la violación de sus fronteras ni actos provocadores contra el país.

– 17-18 de julio

Calificada de “muy positiva”, Cuba y Estados Unidos celebran cuarta ronda de conversaciones migratorias que terminan sin acuerdos específicos.

– 17 de julio

Deciden ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE), en Bruselas, postergar la discusión sobre el mejoramiento de las relaciones con Cuba.

– 19 de julio

Firman Cuba y Rusia, en Ginebra, acuerdo para intercambio de azúcar cubano por petróleo ruso que permitiría garantizar a la isla el 50 por ciento del combustible que importa anualmente.

– 22 de julio

En carta dirigida a la ONU, el canciller Roberto Robaina revela que la economía cubana perdió durante 1994 mil millones de dólares como consecuencia del bloqueo de Estados Unidos.

– 26 de julio

Presidente Castro elogia los “éxitos impresionantes” de China y Vietnam durante el acto por el Día de la Rebeldía Nacional.

AGOSTO

– 1 de agosto

Cuba y Ecuador firman acuerdo que concede preferencias arancelarias mutuas a productos de los dos países.

– 5 de agosto

Miles de personas desfilan en una marcha contra el bloqueo norteamericano como colofón del Festival Internacional de Solidaridad “Cuba Vive”, en el primer aniversario de los disturbios antigubernamentales del verano de 1994.

– 17 de agosto

Castro llama a los gobernantes del Caribe a mantener posiciones de integración en reunión de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), en Trinidad Tobago.

– 21 de agosto

Anuncia Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba la entrega de la visa número 20.000 hacia ese país, 24 días antes de los programado.

– 23 de agosto

El Consejo de Estado nombra a Juan M. Junco como ministro de la Construcción, en sustitución de Homero Crabb.

– 24 de agosto

Reitera Cancillería que no permitirá violación de sus fronteras ante anuncio realizado en Miami por grupos de cubano-americanos de una nueva flotilla naval y aérea para el 2 de septiembre.

– agosto

El dólar registró una caída inesperada en el mercado informal al bajar de 35 pesos por dólar a 10 por uno en menos de quince días para después volver a estabilizarse hasta 25 pesos por dólar.

SEPTIEMBRE

– 2 de septiembre

Flotilla de emigrados cubanos que pretendía violar las fronteras de la isla, fracasa al naufragar una de las embarcaciones a 25 kilómetros de las costas norteamericanas.

– 4 de septiembre

El cardenal Jaime Ortega refutó declaraciones del asesor presidencial norteamericano para Cuba, Richard Nuccio, sobre la presunta vinculación de la ayuda humanitaria recibida por Caritas-Cuba de entidades religiosas en Estados Unidos con una estrategia de la administración estadounidense para erosionar al gobierno cubano.

– 5 de septiembre

Parlamento aprueba la Ley de Inversión Extranjera que amplia las garantías para la atracción de capital foráneo y permite la inversión en la isla de cubanos radicados en otros países.

– 5 de septiembre

Parlamento aprueba un programa de desarrollo acuícola hasta el año 2000 que pretende convertir a los peces de agua dulce en una importante fuente de proteínas de la población cubana.

– 11-13 de septiembre

Visita de vicepresidente cubano Carlos Lage a México refuerza relaciones bilaterales y analiza marcha del proceso inversionista mexicano en la isla.

– 21 de septiembre

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprueba el proyecto de ley Helms-Burton por 294 votos a favor y 130 en contra. El secretario de Estado Warren Christopher envía una carta a la Cámara Baja anunciando el posible veto presidencial.

– 21 de septiembre

Canciller Robaina descartó posible participación del gobierno cubano en una reunión convocada por el ex presidente norteamericano James Carter con grupos de exiliados cubanos radicados en Estados Unidos.

– 28 de septiembre

Boutros Boutros-Ghali, secretario general de la ONU, expresa el rechazo mayoritario de la comunidad internacional al bloqueo norteamericano contra Cuba, en informe presentado al 50 período de sesiones de la Asamblea General del foro internacional.

– 27 de septiembre

Canciller Robaina expone condiciones de la nueva ley de inversiones ante un grupo de empresarios norteamericanos, en Nueva York.

– 29 de septiembre

El diario Corriere della Sera publica un artículo del periodista estadounidense Tad Szulc que revela supuestas negociaciones a alto nivel entre las autoridades cubanas y el Vaticano y asegura que el Papa Juan Pablo II visitará la isla en febrero de 1996 durante una gira por América Central.

OCTUBRE

– 6 de octubre

El presidente de Estados Unidos Bill Clinton anunció el levantamiento de un grupo de sanciones a Cuba, dando luz verde al llamado “Carril II” de la “Ley Torricelli”. Entre las medidas se permite la apertura de buroes de prensa en la isla, los viajes por razones o por motivos de derechos humanos, la asistencia a Organizaciones No Gubernamentales cubanas para el desarrollo de la sociedad civil y la defensa de los derechos humanos, los viajes de visita en casos humanitarios y la transferencia de dinero para cubrir gastos migratorios.

– 6 de octubre

65 altos ejecutivos de diversas corporaciones norteamericanas realizan visita privada a Cuba como parte de la gira anual organizada por la editora Times Inc. y son recibidos por el presidente de la isla.

– 15 de octubre

El presidente Fidel Castro llega a Montevideo para responder a una invitación oficial de su homólogo Julio Sanguinetti.

– 16 de octubre

Presidente Castro entre los más aplaudidos de la jornada inaugural de la Cumbre Iberoamericana de San Carlos de Bariloche, Argentina, que se pronunció contra un eventual reforzamiento del embargo a la isla.

– 10-16 de octubre

Primer viceprimer ministro ruso Oleg Soskovets encabeza una visita de alto nivel que culminó con ocho acuerdos que contemplan el intercambio de azúcar por petróleo y la participación rusa en la terminación de la Central Electronuclear de Juraguá.

– 18-20 de octubre

Castro encabeza la delegación cubana a la XI Cumbre del Movimiento de los No Alineados (NOAL), celebrada en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias.

– 22 de octubre

Castro llega a Nueva York con una visa de cinco días para participar en los festejos por el 50 aniversario de la Organización de las Naciones Unidas.

– 24 de octubre

Vicepresidente Carlos Lage anuncia que el PIB creció 2,3 por ciento entre enero y septiembre, durante una mesa redonda organizada por la revista británica The Economist, que atrajo a unos 240 ejecutivos y hombres de negocios.

– 29 de octubre

Abre la XIII Feria Internacional de La Habana con la asistencia de más de 1.700 firmas extranjeras.

NOVIEMBRE

– 2 de noviembre

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas aprobó, por tercer año consecutivo y por 117 votos a favor, 3 en contra y 38 abstenciones, una resolución de condena al bloqueo norteamericano a la isla.

– 4-6 de noviembre

Sesiona segunda conferencia “La Nación y la Emigración”. Gobierno cubano anuncia que los emigrantes cubanos -excepto aquellos que mantienen una posición hostil con la isla o cometen delitos en su país de residencia-, podrán viajar libremente a Cuba mediante el establecimiento de la llamada Vigencia de Viaje, válida por dos años.

– 4 de noviembre

Autoridades de la Aduana sanitaria en Cuba detuvieron a cuatro ciudadanos norteamericanos, cuando intentaban introducir en la isla más de 4.000 insectos de “especies no autorizadas”.

– 7-10 de noviembre

Primeras conversaciones entre la “troika europea” (Francia, España e Italia) y el gobierno de Cuba para la futura firma de un acuerdo marco de cooperación.

– 9 de noviembre

Manuel Limonta, director del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, anunció que a inicios de 1996 un grupo de especialistas locales se someterían a las pruebas con la vacuna cubana contra el SIDA, en elaboración desde hace varios años.

– 20 de noviembre

The New York Times publica entrevista al general retirado Mario Vargas Salinas sobre el lugar donde supuestamente están enterrados los restos del guerrillero Ernesto “Che” Guevara que conducirá al inicio de las búsquedas y a todo tipo de especulación sobre si Cuba o los familiares del “Che” reclamarán los restos.

– 23 de noviembre

Reunión del sector turístico anuncia que para 1996 el aporte en divisas del turismo a la economía nacional será superior que el de la zafra azucarera.

– 25 de noviembre

Publica Granma nuevas obligaciones tributarias que entrarán en vigor a partir del primero de enero de 1996 y que incluyen el impuesto por los ingresos personales en divisa, sobre la propiedad o posesión de embarcaciones y el impuesto progresivo para los trabajadores por cuenta propia.

– 27-28 de noviembre

En el acostumbrado hermetismo transcurre quinta ronda de negociaciones migratorias Cuba-Estados Unidos, en Nueva York. Alarcón califica de positivo cumplimiento de acuerdos migratorios de septiembre de 1994 pues desde entonces más de 25.000 cubanos han viajado como emigrantes legales a EE.UU.

– 29 de noviembre

Fidel Castro inicia visita de diez días a China.

– 30 de noviembre

La representación de Cuba ante la ONU rechaza el informe presentado por el relator especial sobre la situación de los derechos humanos en la isla.

DICIEMBRE

– 8 de diciembre

Fuentes oficiales revelan encuentro del vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Pedro Miret, con el presidente de Irak, Saddam Hussein.

– 10 de diciembre

Presidente Castro llega desde China a Vietnam, donde permanece hasta el día 12 y hace escalas en Japón y Canadá antes de su regreso a La Habana.

– 15 de diciembre

El callejón de los milagros, del mexicano Jorge Fons, se alzó con el Primer Premio Coral de Ficción del XVII Festival del Nuevo Cine Latinoamericano.

– 16 de diciembre

Documento del Consejo Europeo señala la conveniencia de continuar el diálogo y la cooperación con Cuba y con el objetivo de apoyar activamente el proceso de reformas, alentar el respeto de los derechos humanos y ampliar el ámbito de la iniciativa privada y el desarrollo de la sociedad civil.

 

 

– 20 de diciembre

Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) calificó de significativos los avances económicos de Cuba durante 1995, pero agregó que el gran problema de la isla sigue siendo el acceso a fuentes de divisas libremente convertibles.

– 21 de diciembre

Se eliminan las pruebas del SIDA como requisito indispensable para los cubanos que solicitaban visa en la Embajada de Argentina en La Habana.

– 26 de diciembre

Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) se reúne para aprobar el Presupuesto del Estado y el Programa de Desarrollo Económico para 1996. José Luis Rodríguez, ministro de Economía y Planificación, informa que el PIB creció 2,5 por ciento durante 1995 y deberá crecer en 5 en 1996. El presupuesto estatal contempla 12.222 millones de pesos (igual al dólar al cambio oficial) para gastos, ingresos por 11.642 millones y déficit fiscal por 580 millones. Presidente Castro aboga por la introducción de más impuestos.

– 29 de diciembre

Granma publica la primera nota informativa sobre la búsqueda, en Bolivia, de los restos de Ernesto “Che” Guevara.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.