Cuba recibe la visita polémica de los Reyes de España

La primera visita de los monarcas españoles coincide con los festejos por el 500 cumpleaños de La Habana, que conserva la huella ibérica más marcada.

Los Reyes de España, Felipe VI y Letizia saludan a personas que acuden a su encuentro durante un recorrido por La Catedral de La Habana en cumplimiento de una visita oficial a la isla caribeña.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 13 nov.- España puso fin esta semana a lo que muchos consideraban una «anomalía histórica» con el envío a La Habana de sus majestades Felipe VI y Letizia para desarrollar un amplio programa de actividades, que comenzó el 12 y concluirá el 14 de noviembre.

La visita se enmarca en la conmemoración del 500 aniversario de la fundación de La Habana, una de las primeras villas que estableció la Corona española en el continente americano y que, además, tuvo un papel clave en la otrora expansión de su dominio en el hemisferio.

Primer día

Este martes el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, recibió en el Palacio de la Revolución a la pareja, y con posterioridad se reunió con el jefe del estado español para examinar lo que medios oficiales describieron como positivas relaciones existentes entre Cuba y el Reino de España.

De acuerdo con la prensa estatal, ambos expresaron la voluntad mutua de continuar desarrollando esos vínculos, tanto en el plano político como en el económico-comercial y de cooperación.

España se está consolidando como el segundo mayor socio comercial de Cuba por delante de Venezuela y detrás de China, en momentos en que la isla caribeña está urgida de remontar su actual crisis económica y mientras Estados Unidos recrudece su bloqueo económico.

Alrededor de 300 empresas españolas tienen presencia en la isla, y en el sector turístico las firmas españolas dominan el mercado, con más de 70 por ciento de la industria hotelera a cargo de corporaciones como Meliá, Iberostar y Barceló, amenazadas con sanciones por Washington.

De acuerdo con diversas fuentes, uno de los objetivos de este viaje institucional de la corona ha sido respaldar a las empresas españolas con inversiones en Cuba.

El programa de los monarcas hispanos incluyó rendir honores al Héroe Nacional José Martí (1853-1895), artífice de la guerra de 1895 contra el colonialismo español, en el memorial homónimo situado en la Plaza de la Revolución.

El Rey Felipe VI sostuvo conversaciones oficiales con el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

Foto: Alexandre Mheghini/REUTERS/POOL.

Mientras Felipe VI, según la agenda divulgada, sostenía conversaciones oficiales con Díaz-Canel, se programó un recorrido por sectores de la restaurada Habana colonial para la Reina, que estuvo acompañada por Lis Cuesta, la esposa del mandatario cubano.

En la jornada del martes, y en presencia del mandatario cubano y el monarca español, se firmó el Acuerdo para el Marco de Asociación País Cuba España 2019-2022, en materia de cooperación internacional para el desarrollo.

Polémica antes y durante la visita

Este viaje, sin embargo, levantó resquemores en círculos conservadores españoles. El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, se apresuró a considerar “lamentable” que el Gobierno “mande” al Rey a visitar a Cuba.

Fuentes hispanas indicaron que los Reyes se reunirán con la sociedad civil para conocer de otras fuentes la situación de Cuba y las preocupaciones de la población, aunque no indicaron quienes serían sus representantes.

También pareció quedar descartado un encuentro con grupos disidentes que en las últimas semanas solicitaron ser recibidos por Felipe VI y Letizia para plantearles quejas sobre detenciones arbitrarias y arrestos, entre ellos el del dirigente de la opositora Unión Patriótica Cubana, José Daniel Ferrer, desde el pasado primero de octubre.

Voceros de la Moncloa indicaron que al monarca no le corresponde hacer política y que se trata de un viaje «institucional», que no cabe interpretarlo como de apoyo al gobierno cubano.

Programa a seguir

Otros hitos sobresalientes del programa son un Espectáculo danzario en honor a Sus Altezas Reales, y la ceremonia de entrega al historiador Eusebio Leal de la Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III.

Durante una visita al Museo Nacional de Bellas Artes, Colección de Arte Universal, se entregará un autorretrato del pintor Goya que se exhibirá por un mes, en calidad de préstamo, por cortesía del museo del Prado.

Antes de viajar el jueves 14 a la provincia de Santiago de Cuba, a 847 kilómetros al este de La Habana, los Reyes visitarán el estatal Centro de Inmunología Molecular.

En Santiago de Cuba recorrerán el Castillo de San Pedro de la Roca y participarán en un acto de recordación a los soldados españoles caídos en la guerra Hispano-Cubano-Norteamericana en 1898, ocasión en la que el Rey colocará flores ante el Monolito de los soldados españoles y pronunciará un discurso.

En la segunda urbe en importancia de Cuba, Felipe y Letizia culminarán su visita, sin asistir a los actos conmemorativos oficiales programados el día 16 por los 500 años de la fundación de la Villa de San Cristóbal de La Habana. Según medios hispanos, evitarían así coincidir con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, o de Venezuela, Nicolás Maduro, cuya eventual visita no se ha anunciado.

El programa oficial incluyó encuentros con miembros de la colectividad española y empresarios del país ibérico en Cuba, que en varias ocasiones han expresado voluntad de reforzar las relaciones económicas con Cuba, y a compartir los conocimientos y prácticas que contribuyan a la modernización de la maltrecha economía insular.

Observadores recordaron que pese a los lazos históricos que comparten Madrid y La Habana, ningún rey de España había pisado suelo cubano en un viaje oficial.  El anterior monarca, Juan Carlos I, estuvo en esta capital con motivo de la Cumbre Iberoamericana de 1999. En 2016, como rey emérito, encabezó la delegación española a los funerales del líder cubano Fidel Castro (1926-2016). (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.