Voluntarios marcharon en La Habana por una ley de protección animal

La protección animal en Cuba recae en manos de voluntarios, de forma independiente o en redes, que se les conoce como protectores.

Protectores y criadores de mascotas marcharon en la capital contra el maltrato animal y a favor de una ley que sancione el maltrato hacia los animales.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 8 abr.- Con carteles artesanales y mascotas, más de 400 personas marcharon el domingo por calles del Vedado habanero para condenar el maltrato animal y pedir una ley de protección, en una peregrinación a la tumba de filántropa Jeannette Ryder (sf-1931).

Inicialmente pensada para la céntrica calle 23, por donde en años anteriores se ha realizado una discreta caminata por el aniversario de muerte de Ryder, el numeroso grupo salió del llamado Parque del Quijote, pero tomó la calle 25, de mucho menor tráfico y visibilidad, con destino al Cementerio de Colón.

“Primero la policía nos negó el permiso, que sí recibimos del gobierno del municipio Plaza de la Revolución”, dijo a la Redacción de IPS Cuba Beatriz Batista, estudiante universitaria y protectora independiente.

Promotores de la peregrinación explicaron que el permiso gubernamental para el uso de la vía pública, que resulta muy difícil de obtener en el país, fue concedido a protectores independientes, no a ninguna organización o grupo, luego de mucha insistencia.

¿Quiénes protegen a los animales en Cuba?

Debido a las regulaciones vigentes, solo cuenta con registro legal para este fin la Asociación Cubana para la Protección de Animales y Plantas (Aniplant), aunque en los últimos años proliferaron los grupos autónomos, muchos engrosados por voluntarios que había desplegado esa labor por su cuenta.
También la iniciativa Protección de Animales de la Ciudad (PAC) opera como una sección de la no gubernamental Sociedad de Zoología.
Otros grupos con un trabajo autónomo son Ceda y Apoyando y Transitando Animales Callejeros.

 

“Invitamos a todos, la idea era reunir a protectores y grupos”, declaró la también asistente en la revista digital El Arca, la única publicación dedicada a los animales en el país.

La convocatoria, promovida por las redes sociales mucho más activamente que en años anteriores, atrajo la atención de unas 400 personas, estimó Alberto González, director de El Arca y coorganizador de la iniciativa.

A la salida de la caravana, González expresó: “Todos somos protagonistas, todos estamos a favor de los animales”, en reconocimiento a las personas voluntarias que en todo el país curan animales maltratados, realizar esterilizaciones gratuitas masivas y promueven adopciones de mascotas abandonadas.

A diferencia de otras marchas por el 11 de abril, la fecha de la muerte de Ryder, la peregrinación tuvo una amplia cobertura, sobre todo de la prensa extranjera acreditada en La Habana.

Fuentes del gobierno local indicaron que era la primera vez que otorgaban un permiso para esta actividad de forma tan masiva, pues las anteriores fueron más discretas y algunas solo en el área del cementerio.

Con lazos naranjas, disciplina y alegría, la marcha atravesó las calles G y Paseo, dos de las principales vías de la ciudad, mientras algunos transeúntes se detenían a su paso para conocer del motivo de la marcha.

“Si lo hubiera sabido, me habría incorporado”, dijo Libertad Martínez, de 58 años y vecina de la zona recorrida.

Durante el trayecto, las personas repetían arengas como: “somos la voz de todos los animales”, “no al maltrato animal”, “vivan las lagartijas y los chivos” y “ley de protección animal”.

Al llegar al cementerio, se solicitó solemnidad y respeto por el dolor de quienes acompañaban a sus seres queridos.

Junto al sepulcro donde reposan los restos de Ryder y su fiel perra Rinti, se recordó su historia en Cuba de defensa de los animales, que a inicios del siglo XX provocó primero burlas y luego apoyo, hasta la fundación en 1906, de la Sociedad Protectora de Niños, Animales  y Plantas, conocida como el Bando de Piedad.

Lila Marván, protectora de animales durante 51 de sus 71 años, llamó a no olvidar a  cubanas y cubanos que colaboraron con Ryder en la creación de esa institución pionera, entre ellas las hermanas Elena y Electa Fe de la Peña.

Concierto de voces

Protectores independientes de todas las edades, integrantes de grupos como el autónomo Cubanos en Defensa de los Animales (CeDA) y otros se sumaron a la iniciativa.

Vivian Bravo calificó de “un grito de alarma” para sociedad cubana, el hecho de que existan perros callejeros, flacos y con la piel enferma, de hembras embarazadas y gatos recién nacidos abandonados.

“Si nos sumamos por una vida sin violencia, también nos tenemos que sumar contra el maltrato hacia los animales. Siempre nos hemos identificado con la prevención de la violencia intrafamiliar y esto es también un tipo de violencia”, dijo Danilo Serrano, coordinador de la campaña Súmate, por la no violencia hacia las mujeres y las niñas.

Aunque la mayoría se manifestaba a favor de perros y gatos, otros protectores lanzaron un mensaje más amplio.

“Hay maltrato contra los animales de trabajo, los utilizan para tirar carretones, los matan a palos para llevar gente, los cargan con escombros y terminan muertos en la calle, no los cuidan ni los alimentan bien”, lamentó la protectora independiente Iris Fundora, quien se manifestó “en contra de eso también”.

Según el estudiante universitario Hilberto Nistal, aunque desde hace algunos años se organiza la marcha hasta el sepulcro de Ryder, es la primera vez que se logra algo tan masivo, que se difunde en las redes y se da a conocer por diferentes vías a muchas personas.

Mejor con ley

El rechazo contra el maltrato animal se unió al reclamo por una ley de protección animal en Cuba, una demanda que fue expresada por muchas personas durante la consulta popular en 2018 del borrador de la nueva Constitución a entrar en vigor el 10 de abril.

La francesa residente en Cuba por más de 20 años, Monique Peainchau, opinó que “ahora es el tiempo de la ley para que, cuando una persona abuse de un animal, podamos ir a la policía y denunciarla”.

“La ley no va a resolver todo de una vez, pero va a ayudar para decir `mira, eso de maltratar a los animales está prohibido´. Una persona que hace algo contra los animales es capaz de hacer cosas contra otra persona”, opinó.

Insistió también que “cada vez hay más y más jóvenes que se suman a nosotros para decir que la violencia contra los animales no es soportable”.

A juicio de Marina Álvarez, de CeDA, es importante que “a los niños se les eduque desde la escuela y la casa, porque si se les motiva en el amor a los animales y la naturaleza, van a responder cuando sean adultos”.

“Es importante que en las casas no se permita que el niño coja el animalito como un juguete y, cuando moleste, lo boten a la calle; ni maten las lagartijas o las ardillas en el bosque de La Habana”, insistió.

Según Nathalie Osoria, de CeDA, “un día habrá ley de protección o de bienestar, esperamos que no tome mucho más tiempo, pero cuando haya ley, la lucha será entonces por perfeccionarla y lo más difícil, lograr que se invoque y se aplique”. (2019)

Un comentario

  1. Dunia Hinojosa

    Soy amante de la naturaleza. Y estoy a favor que se apruebe la ley de protección a los animales en Cuba, nuestro pais. Hay mucha inhumanidad para con los animales en nuestro país, y eso debe cesar!!! Ellos no tienen voz, seamos nosotros sus voces: Justicia!!!!

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.