Cuba regula sus fronteras ante expansión de la covid-19

A partir del 24 de marzo se prohibirá la entrada al país de turistas por al menos 30 días.

cayo coco turismo cuba

La ausencia de turistas en Cuba durante al menos un mes significará un fuerte impacto para la economía del país caribeño, teniendo en cuenta la gran cantidad de encadenamientos que genera el principal renglón financiero.

Foto: Tomada de tripadvisor.co.uk

La Habana, 21 mar.- Permitir únicamente la entrada de residentes permanentes en el territorio nacional, por vía aérea o marítima, sobresale entre las medidas con las cuales el gobierno cubano refuerza su plan de control ante la propagación del nuevo coronavirus Covid-19.

La decisión incluye garantizar el regreso a sus países hasta el 24 de marzo de todos los visitantes extranjeros que se encuentran actualmente en el territorio nacional.

“Ello nos permitirá cortar los casos, y centrarnos en detectar más los que pueda haber en el país y con ello cortar la transmisión”, explicó la víspera el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel, durante el programa televisivo Mesa Redonda Informativa, en cadena nacional con el sistema de medios estatales.

Participaron además el primer ministro, Manuel Marrero, el viceprimer ministro Roberto Morales, además de otros integrantes del Consejo de Ministros y funcionarios del estado.

El mandatario precisó que las decisiones fueron aprobadas un día antes por el Buró Político del único Partido Comunista de Cuba, en una sesión presidida por el primer secretario y expresidente, Raúl Castro.

Díaz-Canel señaló que se tomaron en cuenta las experiencias de los países afectados por la pandemia y aquellos que presentan una situación más crítica, así como los protocolos internacionales, a fin de “enfrentar la epidemia desde nuestras fortalezas y atendiendo a nuestras debilidades”, a partir de las experiencias de Cuba y sus condiciones.

Severidad en el control

Explicó que el plan consta de tres etapas. El país se encuentra actualmente en la fase uno o pre-epidémica, momento cuando se notifican casos confirmados de viajeros procedentes de países afectados, o casos locales que se han producido porque han tenido vínculos o contactos con esos viajeros.

Al respecto, el ministro de Salud, José Ángel Portal, informó que hasta la tarde del 20 de marzo se han detectado 21 casos positivos al nuevo coronavirus, 10 extranjeros y 11 cubanos que estuvieron en el exterior o en contacto con personas provenientes del exterior, los cuales se encuentran clínicamente estables.

Se mantiene el seguimiento a 716 personas en observación, entre las cuales se encuentran niños.

No obstante, el gobernante advirtió que las medidas que se comenzarán a aplicar son de las dos etapas posteriores (transmisión autóctona limitada y epidémica), agilizadas “para trabajar con mejor eficiencia y adelantarnos a sucesos que pueden ser más complejos”.

De modo general, manifestó, se incrementa la severidad en el control para evitar y atenuar la transmisión en el país, y preservar a la población al tiempo que “no se descartan otras más severas en las próximas horas o días, en dependencia de la evolución de la epidemia en el mundo y en Cuba”.

“Como Estado y Gobierno, tenemos la responsabilidad de proteger las vidas humanas y todo el tejido social, enfrentando la situación de una manera integral, con serenidad, realismo y objetividad. No puede haber pánico ni exceso de confianza”, remarcó Díaz-Canel.

Advirtió además que “será un proceso largo, y desde ahora hay que ir garantizando desde la actividad económica lo que vamos necesitando en estas condiciones y lo que necesitaremos en el futuro, cuando se pueden complicar aún más las cosas”.

El jefe de Estado abogó asimismo por incentivar las prácticas de distanciamiento social, a fin de proteger a las personas más vulnerables.

“Esto es un comportamiento responsable para proteger a los sectores más vulnerables; los jóvenes deben evitar contagiar a los abuelos y a los padres que pueden ser los más afectados”, subrayó.

También se refirió a que dichas personas deben optar por permanecer en sus viviendas, evitar el contacto cercano con otras personas, lo cual disminuye las posibilidades de infección del coronavirus.

Blindar fronteras

Por su parte, el primer ministro enfatizó que no se trata de un cierre de las fronteras del país. “Todo el que reside en Cuba no tendrá limitaciones. El resto de las entradas, vía aérea o marítima, sí serán reguladas”, dijo.

En el caso de que las tripulaciones de barcos mercantes que lleguen a la isla caribeña, serán sometidas a vigilancia extrema.

De acuerdo con Marrero, se mantienen las operaciones comerciales porque “tenemos que mantener viva la economía (…), continuará el arribo de aviones y embarcaciones de carga. Pero sus tripulaciones no tendrán libertad de movimiento, sino que estarán concentradas en lugares específicos con vigilancia médica”.

Tampoco se cerrará el espacio aéreo de Cuba, mientras que los aeropuertos seguirán prestando servicios para aquellos vuelos que traen ayuda, colaboradores o residentes en el territorio nacional, por ejemplo.

En las próximas 72 horas, deberán abandonar el país unos 60.000 visitantes foráneos, tras lo cual, a partir del 24 de marzo, no se registrarán nuevas entradas de turistas a Cuba al menos durante un mes, lo cual conllevará el cierre de casi la totalidad de los hoteles.

Ello supondrá un fuerte impacto para la industria turística nacional y la economía en su conjunto, teniendo en cuenta los encadenamientos que genera el principal renglón financiero de este país caribeño con el sector estatal y el no estatal, reconoció el jefe de Gobierno.

A continuación, resumimos algunas de las disposiciones anunciadas:

Medidas sanitarias

  • Reforzar la vigilancia epidemiológica en fronteras.
  • Incremento de las pesquisas en terminales de vuelos nacionales, de ómnibus interprovinciales y municipales, de ferrocarriles y marítimas de posibles pasajeros con fiebre.
  • Se recomienda limitar los viajes en el país para casos necesarios.
  • Entrega de una tarjeta roja que obliga a asistir de manera obligatoria al lugar que se designe, a residentes permanentes en el país que lleguen del exterior.
  • Aislamiento obligatorio de residentes permanentes en el país que lleguen del exterior en instituciones de salud durante 14 días.
  • Las personas con síntomas gripales no deben acudir a lugares públicos. Las instituciones no deben permitir la entrada a sus espacios de personas con síntomas y facilitar su traslado ante centros asistenciales.
  • Priorizar grupos vulnerables como las personas de la tercera edad.
  • Atención domiciliaria a personas en condiciones de vulnerabilidad.
  • Colocación de recipientes con hipoclorito de sodio para el lavado de las manos en sitios públicos.
  • Buscar ayuda médica en caso de síntomas gripales.
  • Mantenerse informado y sereno, evitar el pánico.
  • Reforzar medidas higiénicas.
  • Priorizar la comunicación y la explicación en todos los espacios posibles.

Medidas económicas, comerciales, laborales, financieras y tributarias

  • Se mantendrán funcionando las cadenas de tiendas y de servicios gastronómicos.
  • Asegurar medios de limpieza e higiene para ofrecer servicios responsables de comercio y gastronomía.
  • Incrementar la venta a la población de hipoclorito de sodio.
  • Confección de nasobucos en más de centenar y medio de atelieres a nivel nacional.
  • Acercar los productos a los sitios de venta en las comunidades, a fin de evitar aglomeraciones y el traslado de las personas.
  • Distribución de los productos de las ferias agropecuarias en instalaciones más cercanas a las comunidades.
  • Reordenamiento de mercados donde se expenden productos no alimenticios.
  • Reducción al 50 por ciento de los servicios en instalaciones gastronómicas; ampliar el espacio entre las mesas a no menos de dos metros en establecimientos estatales o no.
  • Entrega a domicilio de alimentos para aquellas personas beneficiadas con el servicio de la gastronomía popular.
  • Suspensión de actividades de campismo y alojamiento hotelero en zonas de alta concentración de personas.
  • Restricción de actividades recreativas en discotecas, cabarets y sitios nocturnos
  • Modificaciones en los regímenes de pagos de impuestos y contribución a la seguridad social.
  • Potenciación del teletrabajo.
  • Facilitar la reubicación de desempleados temporales.
  • Garantía salarial durante el primer mes para desempleados temporales.
  • Ratifica tratamientos de seguridad social previstos en la ley para personas que contraigan la enfermedad.
  • Garantizar la protección salarial para trabajadores contratados en el sector no estatal. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.