Antiguo convento habanero inaugura un Parque de Mayores

La nueva iniciativa, apoyada por Japón en coordinación con la Oficina del Historiador de La Habana, se propone el fortalecimiento de programas sociales para la tercera edad.

Después de la ceremonia, el Embajador y su comitiva realizaron un recorrido por el parque.

La Habana, 19 nov.- Japón ratificó su cooperación con Cuba, en esta ocasión a través de un proyecto comunitario que beneficiará a personas de la tercera edad con discapacidad para ayudar a mejorar su calidad de vida, en una nación con progresivo envejecimiento poblacional.

Autoridades de Japón y Cuba inauguraron la víspera el Parque de Mayores del antiguo Convento Nuestra Señora de Belén, en el municipio de La Habana Vieja.


Antiguo Convento de Nuestra Señora de Belén

Es considerado el mayor de los conjuntos religiosos de la ciudad, debe su construcción al Obispo de Cuba, Diego Evelino de Compostela, quien propuso crear un lugar apropiado para la recuperación de los enfermos, en terrenos de su propiedad, para lo cual viajaron en 1704 a La Habana los padres Betlemitas para hacerse cargo de la institución.

Las obras del hospital y de la iglesia comenzaron en 1712 y en 1720 se dieron por concluidos el colegio, la escuela y la enfermería, que abarcaban el primer claustro. A mediados del siglo XVIII  se construyó el resto del convento, al que posteriormente se le añadió la planta alta, quedando definitivamente terminado en 1769.

Estos religiosos abandonaron su sede en 1839 y la orden fue suprimida por la corona española en 1842. Desde esta fecha ocuparon el antiguo convento y hospital diferentes instituciones y sufrió progresivas transformaciones.

En la década del 1990 del siglo pasado, el edificio había perdido notables elementos constructivos. A los estragos causados por varios derrumbes, se unieron un incendio y actos vandálicos de varias personas. El convento quedó convertido en una verdadera ruina.

La Academia de Ciencias entregó posteriormente estas áreas a la Oficina del Historiador, dirigida por el fallecido intelectual cubano Eusebio Leal, que tuvo a su cargo el proyecto de restauración del magnífico edificio.

El parque dispone de equipos adquiridos mediante el «Proyecto de fortalecimiento de los programas y servicios de atención social dirigidos a adultos mayores y colectivos con necesidades especiales en el Centro Histórico de La Habana».

En el marco de la Asistencia Financiera No Reembolsable para Proyectos Comunitarios de Seguridad Humana (APC) de la Embajada japonesa, se financió a la oenegé We World GVC ONLUS con un monto  total de 81.275 euros, para  la  adquisición  de  equipos que permiten una mejor atención a las personas de la tercera edad.

La donación incluye modernos equipos de educación física y rehabilitación destinados al Parque de Mayores, instalados en un patio interior, y otros de fisioterapia, equipamientos de cocina y un minibús, los cuales ya habían sido entregados en noviembre de 2019.

En la ceremonia habló el embajador de Japón en Cuba, Fujimura Kasuhiro, quien exaltó el objetivo de contribuir a la mejoría de la calidad de vida de los adultos mayores cubanos, así como su socialización en tiempos tan complejos como el de la actual pandemia de covid-19.

Tras su breve discurso en español, el diplomático recorrió el parque para adultos mayores, compartió con ancianos y ancianas presentes e incluso comprobó el funcionamiento de los aparatos que comenzaron a utilizar varios adultos mayores isleños.

Cuba figura entre los países más envejecidos de América Latina, al punto que en una década, el 29 por ciento de su población tendrá 60 años y más, lo que supone un desafío para la economía y el sistema social que hasta el momento prioriza la atención a grupos vulnerables.

Datos de la estatal Oficina Nacional de Estadísticas e Información indican que las personas adultas mayores representan 20,4 por ciento (2,2 millones) de los 11,2 millones de habitantes del país. Se estima en 221.425 las y los ancianos que viven solos. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.