Cuba necesita “línea ayuda” sobre violencia de género

Activistas por la No Violencia y la cultura de paz se pronuncian por servicios especializados de apoyo a las víctimas.

Jorge Luis Baños - IPS

Participantes en el taller de la Oar insistieron en la necesidad de respuestas que trasciendan el trabajo comunitario.

La Habana, 23 nov.- La necesidad de crear una “línea ayuda” para apoyar a las mujeres víctimas de la violencia de género, fue una de las propuestas de activistas comunitarios y especialistas que asistieron a un taller realizado en la sede del Grupo de Reflexión y Solidaridad “Oscar Arnulfo Romero” (Oar).

“Tenemos varios sistemas de este tipo, para información en el caso del sida o de las drogas, pero carecemos de un sistema de apoyo a las mujeres que están siendo víctimas de algún tipo de violencia de género”, dijo una de las participantes en el encuentro que sesionó los días 21 y 22 dentro de la Jornada Nacional por la No Violencia.

La urgencia, que según diversas fuentes podría estar siendo analizada por las autoridades cubanas para su implementación, fue también planteada por un grupo de mujeres que el domingo 20 cerraron un ciclo de talleres sobre “No a la violencia de género: una respuesta efectiva al VIH/sida”.

En tanto, el taller “Intercambiando experiencias desde la diversidad: mujeres, niñas y niños que sufren la violencia de género. Miradas desde Cuba y Costa Rica”, realizado en la sede de Oar, promovió el debate a partir de experiencias de respuestas en el país centroamericano a una problemática que tiende a naturalizarse.

Para la sicóloga costarricense Giselle Jiménez resultó de especial interés la manera en que se partió de otra realidad para buscar respuestas en un contexto nacional, con características propias, pero también tendencias similares a lo que sucede en el resto del mundo y en América Latina y el Caribe.

Trabajar con los hombres

Hay que “brindar una atención integral y especializada a las mujeres y a sus hijos e hijas testigos de la violencia. Los niños son testigos de la violencia desde antes de nacer: no es lo mismo crecer en un vientre tranquilo que en un vientre violentado”, expuso la especialista.

El debate se propició, además, a partir de obras audiovisuales, entre ellas un grupo de spots que a partir de cifras significativas de muertes de mujeres a mano de sus parejas, hacen un llamado a eliminar la violencia económica, psicológica o simbólica, justo aquella que no suele identificarse como tal por la población.

Más allá de la necesidad de que “la mujer reaccione”, salga del llamado ciclo de la violencia y denuncie al agresor, el grupo insistió en la urgencia de trabajar no sólo con mujeres sino con hombres, en aras de propiciar cambios en la cultura machista hegemónica desde las masculinidades.

“El ciclo de la violencia debe romperse desde los hombres”, “cuando hago daño, me estoy haciendo daño a mi mismo pues la violencia que ejerzo repercute en mi”, “todo lo malo se va cuando respiras cosas buenas”, fueron algunas de las valoraciones expuestas por hombres participantes de la experiencia.

Promover la cultura de paz

Por su parte, Teresita Coro, especialista del no gubernamental Centro Félix Varela, insistió en la necesidad de visualizar la cultura de paz en las campañas o mensajes que se transmiten para prevenir la violencia, en cualquiera de sus manifestaciones. “Es mucho más fuerte la paz que la violencia”, dijo.

“Debemos transmitir la cultura del afecto desde el conocimiento. Ante una agresión se suele responder desde la violencia, cuando se debe actuar desde la cultura de paz, desde el diálogo”, añadió Coro y resaltó la importancia de incidir en las políticas, en la respuesta legal y en las redes de apoyo a las víctimas.

Cuba no tiene una ley específica para enfrentar la violencia de género, carencia que ha sido señalada por especialistas y que, según fuentes del Grupo Nacional de Prevención y Atención de la Violencia Intrafamiliar, ha sido analizada sin que hasta ahora se conozca de una decisión favorable en ese sentido.

El taller de Oar forma parte del programa de la Jornada Nacional por la No Violencia que, como en años anteriores, cuenta con el apoyo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude) y el programa de Oxfam en Cuba. (2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.