Prevención del coronavirus choca con crisis del agua en Cuba

Más de medio millón de personas sufren dificultades para acceder al agua por la intensa sequía que afecta la isla caribeña.

La escasez de agua limita el estricto cumplimiento de las medidas higiénicas necesarias para prevenir el contagio por coronavirus.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 29 mar.- Mientras las autoridades sanitarias y los medios de comunicación nacionales insisten en la necesidad de extremar las medidas higiénicas para evitar la infección por el nuevo coronavirus, más de 510.000 personas enfrentan dificultades para acceder al agua en Cuba y en algunos casos la reciben cada siete o más días.

“Me dicen que hay que lavarse las manos con agua y jabón abundantes, mantener limpia la meseta de la cocina, lavar bien todos los alimentos y la ropa en cuanto regresamos de la calle… Pero el agua no me alcanza”, se lamenta una vecina de La Habana Vieja, entre los municipios más afectados por la sequía.

Mariela Gómez comparte un pequeño apartamento en el centro histórico de la capital cubana con su suegra, una anciana de 68 años, su esposo que “trabaja en un hospital y apenas está en casa” y un niño de cuatro años, “muy activo y que no entiende por qué no puede jugar en el piso o estar tocando al perro como lo ha hecho siempre”.


Más sobre acceso al agua

Solo tres de cada cinco personas en el mundo tienen instalaciones básicas para lavarse las manos, según los últimos datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia publicados el 13 de marzo. En total, casi 3.000 millones de personas no tienen cómo lavarse las manos para evitar la transmisión del coronavirus.

El último Anuario Estadístico de Cuba revela:

    • 95,6 por ciento de la población cubana tiene acceso a agua potable, pero solo 86,5 por ciento de la población urbana y 42,2 por ciento de la rural, tiene conexión domiciliaria.
    • 1,8 por ciento de la población urbana y 13,4 por ciento de la población rural no tiene acceso a agua potable.

Estudios especializados estiman que, habitualmente, cerca de un millón de personas recibe el agua por camiones cisternas en la isla y más de 500.000 la cargan a una distancia superior a los 200 metros de su domicilio.

 

Según el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), la escasez de agua afecta a 469.000 personas en el occidente cubano, 23.000 en la zona central y 21.000 en el oriente, para un total de 513.000. Pronósticos del Instituto de Meteorología descartan una recuperación de las lluvias en abril o mayo y llaman a extremar el ahorro.

El impacto creciente de la sequía coincide con el aumento de los casos confirmados de covid-19 en la isla caribeña y el primer evento reportado de transmisión local.

La crisis del agua

“El agua entra cada cuatro días. Tenemos un tanque y varios cubos para guardar agua pero no me alcanza para tanto tiempo. Me paso la vida ahorrando y a veces no sé qué hacer para cumplir con todas las medidas que debemos tomar. ¿Cómo lavarnos las manos con abundante agua y jabón?”, explica Gómez, ingeniera de 31 años.

Municipios como La Habana Vieja o Diez de Octubre, de los más densamente poblados de la capital, están recibiendo el servicio de agua cada cuatro días, pero hay lugares del país donde el ciclo de entrega puede superar los 13 días, reconoció la viceprimera ministra de Cuba Inés María Chapman, para quien garantizar el servicio “es salud”.

En tanto, el director del INRH, Antonio Rodríguez, compartió el 28 de marzo en su cuenta de Twitter que 48 por ciento del territorio nacional tienen déficit en sus acumulados del líquido, 163 municipios se encuentran por debajo de la media histórica de lluvias y en 42 municipios no ha llovido en el mes de marzo

Solo en la capital más de 60.000 personas reciben el servicio por carros cisternas. Con un déficit de 2.447 litros por segundo, se entregan 648 litros de agua por persona al día, pero una parte importante se pierde durante el recorrido entre las fuentes de abasto y el sector residencial.

“Llevamos meses reportando un salidero y no vienen a arreglarlo. Cuando viene el agua, tenemos un río calle abajo durante horas”, comenta Sergio Fuentes, vecino del barrio habanero de Santo Suárez, en el municipio de Diez de octubre. “Duele ver cómo se pierde tanta agua”, añade.

Inversiones programadas y medidas de urgencia

Como parte de las acciones para recuperar volúmenes de agua, las autoridades cubanas ponen énfasis en la solución de los salideros en conductoras y redes, estimados en más de 2.000. Según datos del INRH, en la capital se ha logrado rehabilitar 78 por ciento de las conductoras, pero solo 36 por ciento de las redes.

Datos de esa entidad indican que en 2019 se acometieron trabajos en obras y redes de agua que favorecieron a seis millones de personas. A finales de ese año, se encontraban en ejecución 426 kilómetros de conductoras y redes.

En la capital del país, donde se concentran más de dos millones de personas y los problemas de vivienda y saneamiento se acentúan, se trabaja en la interconexión de sistemas para lograr distribuir mejor el agua.

Autoridades llaman a extremar medidas de ahorro de agua y aplican medidas para mejorar el servicio.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Ante el avance del coronavirus, las autoridades hidráulicas han pedido extremar las medidas en el uso del agua, entre las que se encuentran regular el consumo, reordenar el suministro, habilitar nuevos pozos y acelerar obras en ejecución como una conductora de la zona oeste de la ciudad y el sellado de los puntos de fuga del líquido.

“Quitar pedacitos al problema”, comentó Chapman en su cuenta de Twitter durante un recorrido de las autoridades por las inversiones en ejecución en La Habana como una planta desalinizadora que producirá 48.000 litros diarios de agua en la comunidad costera de Cojimar y la apertura de un pozo en el centro histórico habanero. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.