Psicóloga cubana narra cuentos infantiles por teléfono

La idea de contar historias a niños y niñas mediante llamadas telefónicas deriva de un libro infantil concebido en medio de la pandemia en Santiago de Cuba.

El libro está dedicado al personal de la salud que labora en medio de la pandemia mundial, en especial al doctor Francisco Durán, Director Nacional de Higiene y Epidemiología.

Foto: Ilustración del libro, cortesía de la psicóloga Idaliana Aleaga

La Habana, 10 may.- Con varios textos adaptados a la pandemia, el libro Covid Cuenteando resume los deseos de contribuir a la estabilidad emocional de las personas más pequeñas de los hogares cubanos.

Su realización, y la lectura de sus cuentos mediante llamadas telefónicas a niños y niñas de todo el país, es la iniciativa que promueven activistas sociales en la ciudad de Santiago de Cuba, en el oriente cubano.

La autora es la psicóloga Idaliana Aleaga, quien anhelaba tener un papel más activo en el contexto del confinamiento.

¿Cómo solicitar la lectura telefónica?
Las solicitudes de lectura se realizan a través del perfil de Facebook del centro cristiano Lavastida, de Santiago de Cuba. Y las llamadas son al teléfono personal de Idaliana Aleaga.
Aunque lo habitual es realizar las lecturas por línea fija, pudiera incorporarse la telefonía celular y la modalidad de audios por WhatsApp.
Covid Cuenteando resulta expresión del trabajo de diferentes iniciativas como el Programa de Capacitación, el Proyecto Los Saberes al servicio de los demás, el grupo de apoyo psicosocial Acercarse del Centro Cristiano Lavastida, y de la filial en Santiago de Cuba de la Sociedad Cubana de Psicología.

 

“Me parecía que estaba haciendo muy poco en estos tiempos. Como siempre disfruto trabajar con edades primarias decidí escribir unos cuentos acomodados a las circunstancias que estamos viviendo en el mundo”, dijo Aleaga a la Redacción IPS Cuba.

El título del minilibro fue sugerido por la hija adolescente de la creadora, quien la apoya en el proyecto de extender la obra a una forma más interactiva y artística, desde su espacio hogareño.

Los textos toman como base tramas y personajes de la literatura infantil tales como la Cucarachita Martina o Los siete chivitos.

Lectura y atención psicoemocional

Desde el grupo de apoyo psicosocial Acercarte, del Centro Cristiano Lavastida, que desde esa ciudad despliega acciones en toda la región oriental y Camagüey, surgió la idea de trascender la impresión de la obra y convertirla en un acompañamiento telefónico.

“Con este intercambio pretendemos mantener encendida la imaginación a través de las artes expresivas”, comentó la psicóloga.

Señaló, además, que está diseñado para infantes entre cuatro y 10 años y que requiere previo consentimiento familiar.

Las narraciones están relacionadas con varias necesidades urgentes de la época actual.

Foto: Tomada del Facebook de la Sociedad Cubana de Psicología

Junto a las historias de Covid Cuenteando planean rescatar obras de la comunidad literaria cubana, y ya destacan nombres como el de Nersys Felipe y Dora Alonso (1910-2001).

Explicó la ejecutora de esta actividad que las intervenciones telefónicas precisan un protocolo aplicado a cada quien, según sus particularidades.

“El primer contacto es con la familia. Buscamos el consentimiento de las personas adultas. Hacemos un cuestionario sobre el infante: si es su cumpleaños, si tiene miedo de algún animal para no narrar una fábula con este, cuáles son sus intereses…”, describió.

Los cuentos de este volumen están inspirados en historias y personajes de la literatura infantil contemporánea. Este mes las lecturas estarán dedicada a textos pocos conocidos del apóstol José Martí (1853-1895).

Foto: Cortesía de la psicóloga Idaliana Aleaga

Durante la llamada, la especialista juega con los colores, transmite seguridad e indaga en la reacción del niño o la niña. Luego narran la historia y terminan con un cierre o despedida acorde con la edad y el carácter de cada pequeño o pequeña.

El evento no dura más de 10 minutos y ocurre los sábados entre 5:00 y 7:00 pm (hora local).

En sus inicios el teléfono disponible es el de Idaliana Aleaga. Sin embargo, al crecer las solicitudes habrá nuevos números de contactos y otros narradores.

El Centro Cristiano Lavastida fue fundado en 1995 y alcanzó en 2013 su registro como organización no gubernamental. Labora con varias iglesias de diferentes denominaciones evangélicas, cooperativas y entidades estatales, en las provincias de Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo. (2020)

Un comentario

  1. Narciso Dominguez

    INTERESANTE TRABAJO.ES UNA FORMA MUY PERSONAL E IMAGINATIVA DE CREAR UN MUNDO POSITIVO EN MOMENTOS DIFICILES.
    FELICITACIONES Y EXITOS.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.