El gobierno de los Estados Unidos pondrá en vigor la suspensión de los vuelos de aerolíneas estadounidenses a nueve destinos en Cuba a partir del próximo 10 de diciembre.