Cuba aboga por un mundo libre de racismo y la plena igualdad de derechos para todos los seres humanos

En la reunión plenaria de la Asamblea General para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

La representante permanente de Cuba ante la ONU, Anayansi Rodríguez Camejo.

Foto: Tomada de CubaMinrex

NUEVA YORK,  21 de marzo 2018.-  “Los cubanos vivimos orgullosos del origen diverso de nuestra nación, a cuya formación contribuyeron muchos pueblos.  Ese orgullo se expresa en la práctica mediante una clara voluntad política de nuestro Estado y Gobierno para luchar contra cualquier manifestación de racismo o intolerancia, la ejecución de una política económica y social que no discrimina a nadie por ningún motivo y en su solidaridad internacional sin exclusiones.” ; afirmó  la Embajadora Anayansi Rodríguez Camejo, Representante Permanente de Cuba ante la ONU, en la Reunión plenaria de la Asamblea General para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

Destacó además,  que a 17 años de la adopción de la Declaración y el Programa de Acción de Durban, su plena aplicación continúa siendo una asignatura pendiente en el camino hacia el disfrute de la plena igualdad de derechos para todos los seres humanos. En ese sentido reconoció, que la aplicación efectiva de los acuerdos de Durban constituye un reto y una  obligación moral, no sólo para resolver las graves situaciones que en materia de discriminación observamos en el mundo de hoy, donde las manifestaciones de racismo y xenofobia, lejos de disminuir, crecen;  sino también para saldar la deuda contraída con los millones de víctimas de estas abominables prácticas a lo largo de la historia.

En el caso cubano, recalcó, el compromiso de Cuba con el combate a la discriminación racial se expresa mediante el ejercicio de una democracia ampliamente participativa en la que todos los cubanos, con independencia de su origen, color de la piel, credo u opinión política, disfrutan de los mismos derechos, ejemplo de lo cual fueron las pasadas elecciones generales,  donde  el 85,65 por ciento de los más de ocho millones de cubanos con derecho al voto acudió a las urnas y expresaron, de manera libre, su mayoritario respaldo a la construcción y continuo perfeccionamiento de un proyecto económico, político y social, basado en la justicia, la solidaridad y el bienestar del ser humano y un Socialismo cada vez más próspero y sostenible.

Información relacionada :

Intervención de Anayansi Rodríguez Camejo, Embajadora Representante Permanente de Cuba ante la ONU, en la Reunión plenaria de la Asamblea General para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.  20 de marzo de 2018.

Sr. Presidente:

Mi delegación se asocia a la intervención realizada por Uruguay en nombre del Grupo de países de América Latina y el Caribe.

17 años después de la adopción de la Declaración y el Programa de Acción de Durban, su plena aplicación continúa siendo una asignatura pendiente en el camino hacia el disfrute de la plena igualdad de derechos para todos los seres humanos.

La aplicación efectiva de los acuerdos de Durban constituye un reto y una  obligación moral, no sólo para resolver las graves situaciones que en materia de discriminación observamos en el mundo de hoy, sino para saldar la deuda contraída con los millones de víctimas de estas abominables prácticas a lo largo de la historia.  Para lograr ese objetivo es indispensable la voluntad política a nivel nacional e internacional, así como la consolidación de una genuina cultura de paz, cooperación internacional y solidaridad.

Observamos con profunda preocupación que las manifestaciones de racismo y xenofobia, lejos de disminuir, crecen y se muestran, incluso, a través de nuevas y sofisticadas formas. Resulta más preocupante aún, que ello continúe ocurriendo precisamente en el año en que la Declaración Universal de los Derechos Humanos arriba a su aniversario 70 y en el que los Estados miembros desarrollamos intensos debates para que, como resultado del proceso de reformas en curso, acerquemos más a las Naciones Unidas a lo que nuestros pueblos necesitan.

También este año, en el que estamos empeñados en importantes procesos de negociación para la adopción de Pactos mundiales sobre migrantes y refugiados, lamentablemente, esas manifestaciones de intolerancia aumentan y apuntan particularmente hacia estas personas, que proceden de culturas diferentes y de regiones del mundo donde abunda la guerra, la violencia y la pobreza.  Las discusiones sobre estos temas son una oportunidad que debe ser aprovechada  por todos los Estados para fortalecer la cooperación internacional en la lucha contra la discriminación racial; la superación de los estereotipos excluyentes y el respeto a la dignidad del ser humano, sea cual sea su origen nacional,  étnico o religioso.

Sr. Presidente,

Cuba mantiene invariable su voluntad de acompañar e impulsar todas las acciones que se lleven a cabo para impulsar la aplicación de los compromisos de Durban.

Es hora ya de que cese la discriminación contra razas, etnias, naciones y comunidades enteras. Deben adoptarse medidas efectivas que eliminen las causas raigales de estos problemas, incluidas el subdesarrollo, la pobreza y la exclusión social.

Reiteramos el compromiso de seguir apoyando este esfuerzo y, en tal sentido, reafirmamos nuestra voluntad de continuar implementando a nivel nacional el Programa de Actividades de la Década Internacional para las personas Afrodescendientes y de respaldar las labores del Grupo de Trabajo de Expertos sobre los Afrodescendientes y del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial.

Sr. Presidente,

Los cubanos vivimos orgullosos del origen diverso de nuestra nación, a cuya formación contribuyeron muchos pueblos.  Ese orgullo se expresa en la práctica mediante una clara voluntad política de nuestro Estado y Gobierno para luchar contra cualquier manifestación de racismo o intolerancia, la ejecución de una política económica y social que no discrimina a nadie por ningún motivo y en su solidaridad internacional sin exclusiones.

Ello también se expresa mediante el ejercicio de una democracia ampliamente participativa en la que todos los cubanos, con independencia de su origen, color de la piel, credo u opinión política, disfrutan de los mismos derechos.  Precisamente en estos días, Cuba transita por la última fase de un proceso de elecciones generales en la que el 85,65 por ciento de los más de ocho millones de cubanos con derecho al voto acudió a las urnas y expresó, de manera libre, su mayoritario respaldo a la construcción y continuo perfeccionamiento de un proyecto económico, político y social, basado en la justicia, la solidaridad y el bienestar del ser humano y un Socialismo cada vez más próspero y sostenible.

Al ratificar su firme compromiso con la promoción y el respeto de todos los derechos humanos para todos, Cuba seguirá participando en el combate contra el racismo y otras formas de discriminación, por la realización de los derechos de los pueblos y por el respeto a la diversidad.

Muchas gracias.

(Cubaminrex-Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas)

*Tomado del sitio CubaMinrex

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.