Marilyn Bobes: “Los premios no dicen la última palabra”

La escritora cubana recibió el primer Premio Guantanamera, de la editorial sevillana homónima, por su libro de relatos Alguien tiene que llorar otra vez.

La escritora cubana figura entre las intelectuales que se declaran feministas y explora en su obra el mundo y los retos de las mujeres.

Foto: Tomada de Cubarte

La Habana, 27 sep.- La narradora cubana Marilyn Bobes (La Habana, 1955), con una sólida obra y ganadora de varios reconocimientos, se alzó este mes con el Premio Guantanamera de literatura cubana por su novela Alguien tiene que llorar otra vez.

Este galardón le permitirá acceder a la autora a los espacios de promoción de la literatura a nivel internacional, con lo cual su creación literaria alcanzará mayor difusión y estará entre obras de autores latinoamericanos de la talla de Mario Vargas Llosa e Isabel Allende, entre otros.

Así, Bobes forma parte del portafolio de la Agencia Literaria Carmen Balcells, con sede en Barcelona, España, que es pionera en la representación de derechos de autor en el mercado hispanoamericano.

Alguien tiene que llorar otra vez “explora sin concesiones, con honestidad y crudeza el universo femenino y profundiza en distintos problemas de la mujer en el mundo contemporáneo”.

Dictamen del jurado del Premio Guantanamera de literatura cubana, Sevilla, España

El premio fue otorgado por la Editorial Guantanamera, creada en la ciudad española de Sevilla, que pertenece al grupo Lantia y se especializa en narrativa cubana actual.

Durante la Feria Internacional del Libro de La Habana en 2017, la editorial sevillana contactó con autores cubanos y exploró las potencialidades de la literatura que se hace en Cuba en estos momentos.

En su catálogo destacan autores que viven dentro y fuera de la isla caribeña, como Alberto Guerra, Eduardo del Llano, Marié Rojas, Rafael de Águila, Yamila Peñalver, Jesús David Curbelo y Raúl Aguiar, entre otros.

 

De la autora y su obra

Entre otros reconocimientos, Marilyn Bobes, ha recibido el Premio David de poesía por su segunda colección de poemas titulada La aguja en el pajar (1979) y el Premio Casa de las Américas con su libro de cuentos Alguien tiene que llorar (1995). Obtuvo su segundo Premio Casa por la novela Fiebre invernal, en 2005.

Junto a Mirta Yáñez, compiló la antología de cuentos femeninos Estatuas de sal (1996).

En 2016, mereció el Premio Iberoamericano de Cuento Julio Cortázar por su relato A quien pueda interesar, de “singular factura narrativa, que se adentra con gran sensibilidad y fuerza expresiva en los problemas sociales y éticos existentes en la Cuba actual”, al decir del jurado que le concedió el galardón entre más de 200 obras concursantes.

 

En esta primera edición del Premio Guantanamera (2018), recibió mención especial la novela Ladrar a las puertas del cielo, del joven narrador cubano, Daniel Burguet.

Para Marilyn Bobes, ser la primera escritora cubana en recibir este premio tiene, según sus palabras, una doble responsabilidad pues “sé que soy la primera autora y represento a todos los que vendrán después en este hermoso proyecto internacional”.

La creadora, quien es licenciada en Historia por la Universidad de La Habana y ha ejercicio el oficio de periodista desde su juventud en diversos medios nacionales y en la Agencia Latinoamericana de Noticias Prensa Latina, es una de las creadoras más prolíficas del panorama literario cubano actual.

También figura entre las intelectuales cubanas que se declaran feministas y explora en su obra el mundo y los retos de las mujeres.

La Redacción IPS Cuba dialogó con la también crítico literaria y Premio Nacional de Periodismo Cultural José A. Fernández de Castro (2007).

Redacción IPS Cuba (IPS Cuba): ¿Alguien tiene que llorar otra vez es una suerte de remake de tu libro de cuentos Alguien tiene que llorar, por el cual obtuvo el Premio Casa de las Américas en 1995?

MARILYN BOBES (MB): Alguien tiene que llorar otra vez es una selección que recoge 12 relatos de diferentes libros. Se escogió el título homónimo al del Premio Casa de las Américas tal vez para aprovechar su resonancia. En esta edición de Guantanamera están recogidos muchos de los que yo considero mis mejores cuentos.

IPS Cuba: ¿Qué lugar ocupa la comunicación con las y los lectores en su obra?

MB: Los lectores son muy importante para mí. Siempre me ha interesado comunicarme con los públicos, que son muchos y muy diversos, siempre ha sido esencial para lo que escribo. Te digo, los premios no son los que dicen la última palabra sino la recepción que tenga la obra en quienes la leen.

IPS Cuba: Al conocer la noticia del Premio Guantanamera has dicho “confío en que este galardón sirva para que a todos mis compañeros autores cubanos se les abra una ventana de atención internacional; tenemos mucho que contar y ansiamos ser oídos” ¿Cómo evalúa la promoción de la literatura cubana en el terreno internacional?

MB: Creo que, efectivamente, la promoción de la literatura cubana más allá de sus fronteras es insuficiente. Ello responde a muchas razones. En primer lugar a una especie de bloqueo literario que solo se rompe si un autor apela a los tópicos y las matrices políticas que se han instaurado en el mercado fuera de nuestras fronteras.

Eso no quiere decir que los escritores que se conocen fuera de la isla sean malos. Los hay muy buenos como Leonardo Padura o Ena Lucía Portela. Pero el interés disminuye en géneros como la poesía, la ciencia ficción o la literatura fantástica. Los autores que cultivan estos géneros no son visibles en la arena internacional. Y los hay muy buenos. Desde las instituciones cubanas es muy difícil colocarlos, pues en el exterior se sataniza todo lo que sea institucional. Así los escritores cubanos están a merced de cualquier pillo que venga a hacer negocios baratos con ellos.

IPS Cuba: ¿Qué sucede en ese sentido puertas adentro, en Cuba?

MB: Dentro de Cuba la situación de la promoción es también deficiente. La ausencia de una crítica sistemática o de una política de reediciones hace que los lectores a veces se queden con las ganas de leer lo último que se está produciendo. Pero no creo que las tiradas sean bajas. Al contrario, son mayores que en muchas partes. Lo que sucede es que aquí se lee mucho más que fuera de ella. (2018)

3 comentarios

  1. Maydelis Oquendo

    Muchas felicidades para Marilyn Bobes y gracias a IPS por recordar siempre que hay que seguir difundiendo lo mejor de la literatura cubana en Cuba y fuera de la isla.

  2. Odet

    Ojalá podamos contar con ese libro en Cuba para poder leerlo también aquí.

  3. Osvaldo Betancourt

    Todavía no se entiende cómo hay tan buenos escritores en Cuba que se conocen más y mejor fuera de las fronteras de la isla que dentro del país.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.