Pierde caudal el río de turistas hacia Cuba

El arribo de visitantes extranjeros cerrará el 2018 prácticamente sin crecimientos, pero la construcción de habitaciones hoteleras continúa a todo ritmo en el país.

El arribo de turistas se contrajo este año por las restricciones impuestas por el gobierno de EEUU a los viajes de los estadounidenses a Cuba.

Foto: Archivo IPS_Cuba

La llegada de turistas a Cuba apunta a confirmaren 2018 la contracción que muchos analistas previeron desde el año pasado como consecuencia del retroceso que imprimió el Presidente Donald Trump a las relaciones con la isla socialista. Autoridades anticipan que el año cerrará con una recepción de 4.750.000 visitantes internacionales, cifra por debajo de lo planificado y casi similar al total del 2017.

El dato lo ofreció el ministro de Turismo, Manuel Marrero, ante el Presidente Miguel Díaz-Canel, en una de las reuniones ya habituales dedicadas por el mandatario al chequeo de planes de desarrollo del país. La nueva previsión del ministro es más amarga que la anunciada en los inicios del año, cuando estimó que podía recibir unos 5 millones de visitantes.

El pronóstico aportado al comenzar 2018 ya era moderado, teniendo en cuenta el impetuoso ascenso registrado en 2017, año en que Cuba recibió 4.689.894 visitantes internacionales, un salto de 16,2 por ciento sobre el año anterior. Los ingresos del sector aumentaron un 10,2 por ciento.

La nueva previsión, sin embargo, anticipa prácticamente una paralización en el acelerado avance que sostuvo la industria cubana del turismo durante cuatro años consecutivos, a partir de 2014. El arribo de visitantes se disparó desde que los Presidentes Barack Obama y Raúl Castro emprendieron un acercamiento público para normalizar relaciones entre ambos países.

El castigo del huracán Irma en septiembre del año pasado, que impactó en importantes áreas del turismo, hizo temer entonces un recogimiento en la llegada de visitantes extranjeros. Más del 70 por ciento de los hoteles de la cayería norte sufrió daños, pero la acelerada labor de los constructores recuperó el grueso de las instalaciones antes de la temporada alta de fin de año.

Cuba suma este año más de 5 mil nuevas habitaciones, una cantidad por encima de la prevista en planes inversionistas, por adelantos del Hotel Internacional de Varadero, entre otros, informó el ministro de Turismo, Manuel Marrero.

Foto: Tomada de Cubadebate

Las restricciones que la Administración Trump impuso el año pasado a los ciudadanos estadounidenses para viajar a Cuba se revelan con un perjuicio mayor y más duradero que los del huracán. El impacto, sin embargo, no asomó en las cifras totales de 2017, como temieron algunos. Se hizo apreciable en el presente 2018, aunque los primeros signos de decrecimiento se revelaron durante los tres meses finales del 2017.

A pesar de la contracción de visitantes, el país mantiene una intensa labor inversionista como soporte de una actividad que se ha convertido en una suerte de locomotora de otros. El año pasado, la industria del turismo fue el sector de mayor expansión en la economía cubana.

En la reunión gubernamental donde Marrero informó sobre su sector, también manifestó que el país tendrá listas 5.357 nuevas habitaciones al concluir el año, total muy superior al plan anual de 4.625. En gran medida se debe a los adelantos en la construcción del Hotel Internacional de Varadero, explicó el Ministro.

Otra incorporación importante es el Hotel Iberostar Grand Packard, en La Habana Vieja, que abrió las puertas el 10 de septiembre con 321 habitaciones, como máximo exponente de calidad y exclusividad de esa compañía en Cuba. El Packard es el segundo hotel de gran lujo que se suma a la oferta cubana –le antecedió el Manzana Kempinski un año antes.

Al cierre del 2018, Cuba contará con más de 73.000 habitaciones, distribuidas en cerca de 390 hoteles. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.