Japón y Reino Unido se unen a la caravana

Aumenta el número de países que envía funcionarios y empresarios extranjeros a Cuba para explorar oportunidades de inversión y comercio.

Japanese Foreign Minister Fumio Kishida met with Raúl Castro and other high-ranking Cuban government officials to expand trade, financial and investment relations between both countries.

Foto: Jorge Luis Baños

Dos focos históricos de poder económico y político en el mundo, Reino Unido y Japón, se sumaron en días recientes a los países que envían delegaciones a Cuba, para ampliar lazos comerciales y financieros con esta nación del Caribe. Ambas delegaciones evidenciaron puntos de convergencia en motivos y posturas, patentes ya en visitas previas de empresarios de España y Holanda, y en otra del Club de París.

Fumio Kishida se convirtió en el primer canciller de Japón en pisar La Habana, cuando aterrizó el 30 de abril acompañado por una delegación de importantes compañías niponas. Casi simultáneamente, una treintena de empresas de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, del grupo Iniciativa Cuba, arribaron para explorar las posibilidades de inversión en la mayor de las Antillas.

Nipones y británicos llegaron aguijoneados por las transformaciones económicas que se llevan a cabo en la isla caribeña y las conversaciones iniciadas por La Habana y Washington para normalizar sus relaciones. Mientras este diálogo promete despejar los nubarrones tendidos por el bloqueo económico estadounidense sobre empresas y bancos de terceros países, el proceso de ajustes identificado como actualización del modelo económico ha abierto en Cuba nuevas puertas a los inversionistas extranjeros.

En una suerte de órbita de influencia mutua, cada visita comercial o empresarial acelera el interés de otros, incluso en ámbitos financieros internacionales, como muestran las negociaciones alentadas por el Club de París.

Kishida ofreció al gobierno cubano emprender un nuevo esquema de cooperación a gran escala llamado “asistencia financiera no reembolsable”. También, consolidar la relación económica entre ambos países; y “avanzar en el diálogo y cooperación en la escena internacional”, dijo el canciller a la prensa.

El ministro nipón sostuvo conversaciones con el Presidente cubano Raúl Castro el 2 de mayo, con su homólogo Bruno Rodríguez, y con el vicepresidente del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas. También visitó al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro.

Una delegación de 32 empresarios del Reino Unido ofreció ejecutar inversiones por más de 400 millones de dólares en Cuba.

Una delegación de 32 empresarios del Reino Unido ofreció ejecutar inversiones por más de 400 millones de dólares en Cuba.

Foto: Tomada de Radio Reloj

“Queremos apoyar los esfuerzos de Cuba para actualizar su modelo económico”, dijo a la prensa un portavoz de la Cancillería nipona, Ken Okaniwa. “Hay compañías japonesas interesadas en apoyarla en ese proceso”, agregó.

El vocero también declaró que su país da la bienvenida al diálogo bilateral entre Cuba y Estados Unidos y desea progresos en estas conversaciones, al considerar que tales avances contribuirán a impulsar el fortalecimiento de las relaciones económicas entre La Habana y Tokio.

Acompañaron a Kishida unos 30 empresarios de las actividades financiera, comercial y logística y de los sectores automovilístico, turístico, de infraestructura y salud, atraídas por las oportunidades de negociar e invertir en Cuba. Esas compañías, entre las cuales viajaron varias firmas bien ubicadas en el mercado internacional, como Toyota, Komatsu, Mitsubichi, Sony, Mazda y Marubeni, participaron en el Foro de Negocios que sesionó el 2 de mayo en el Hotel Nacional de Cuba, para estudiar las posibilidades de inversión en esas y otras áreas como la biotecnología.

El Foro evaluó igualmente la solicitud hecha por Cuba de agregar en conferencias posteriores un subcomité de Energías Renovables. Ambas partes tienen el propósito común de lograr la participación activa del empresariado japonés en el proceso inversionista cubano, declaró Ileana Núñez, ministra interina de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, quien inauguró el encuentro.

En esos mismos días, una delegación integrada por 32 empresarios británicos y funcionarios de la Cámara de Comercio de Londres, anunció en La Habana inversiones por un monto de 400 millones de dólares en Cuba, en sectores priorizados: agricultura, energía e infraestructura turística, incluido un campo de golf.

“El gobierno cubano nos ha dejado claro que todos los sectores de la economía, con excepción de la salud, educación y fuerzas armadas, están abiertos a la inversión extranjera”, dijo Lord John Hutton, presidente del grupo Iniciativa Cuba, integrado desde 1995 por compañías de energía, petróleo, gas, minería, turismo, agricultura, manufacturas y transporte. “Creo que hay buenas oportunidades en Cuba y que hemos llegado en el momento oportuno y logrado algunos avances”, añadió Hutton.

En un comunicado previo a esta misión comercial, la embajada británica en La Habana confirmó el parecer de otras delegaciones acerca de la coyuntura favorable en las relaciones cubanas con EEUU y la Unión Europea. “El mayor interés de las compañías europeas y de Estados Unidos conjuntamente con el renovado esfuerzo del gobierno de Cuba de atraer la inversión extranjera”, manifestó el texto, son “factores altamente favorecedores para el desarrollo de los lazos comerciales”. (2015).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.