Resiste la sequía al paso de Matthew

Las autoridades reportaron un pobre beneficio del agua acumulada en los embalses cubanos, tras pasar el huracán.

Las intensas lluvias que acompañaron al huracán Matthew las vieron y padecieron solo los poblados de la región más oriental de Cuba, en la provincia de Guantánamo y algunas zonas limítrofes de Holguín y Santiago de Cuba.

Foto: Tomada de cibercuba.com

A diferencia de otras experiencias tormentosas, el huracán Matthew no dejó grandes acumulados de agua en Cuba, como compensación a la fuerte destrucción provocada por sus vientos en el extremo oriental del país. Unos días después de alejarse el meteoro de la costa norte cubana, pocas provincias reportaban algún beneficio en sus embalses.

El sistema de represas del país almacenaba apenas la mitad de su capacidad, con tensiones fuertes en Santiago de Cuba y varias provincias del centro del país. La sequía continúa como la mayor amenaza del clima.

El huracán cruzó el 4 de octubre sobre los municipios más orientales de la provincia de Guantánamo: Baracoa, Maisí, Imías y San Antonio del Sur. En esa región se concentraron los perjuicios más notorios: daños en la mayoría de las viviendas, escuelas y otras edificaciones, en la agricultura, las líneas eléctricas, la telefonía y las carreteras. Algunos poblados quedaron incomunicados por tierra durante más de 24 horas por ríos desbordados que derribaron puentes. Pero las precipitaciones no fueron intensas en el resto del país.

Mientras comenzaban las labores de recuperación local, los primeros partes del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) indicaban pobres beneficios en el sistema de embalses del país. En la provincia oriental de Holguín, una de las más beneficiadas en este punto, el agua represada aumentó en 22 millones de metros cúbicos hasta 744 millones, el 80 por ciento de su capacidad total.

 En la mayoría de las provincias orientales, incluida Santiago de Cuba, los embalses continúan en una situación tensa debido a una sequía de más de dos años.

En la mayoría de las provincias orientales, incluida Santiago de Cuba, los embalses continúan en una situación tensa debido a una sequía de más de dos años.

Pero la provincia de Santiago de Cuba, afectada por una severa sequía desde hace varios años, no recibió el alivio que los moradores esperaban de las bandas de nubes que acompañaban a Matthew. El nivel de los embalses del territorio creció apenas un dos por ciento. Llovió solo sobre tres de sus 11 represas.

La situación más crítica persiste en la fuente de abastecimiento de la ciudad de Santiago de Cuba, el sistema Parada, que se halla al 8,7 por ciento de llenado, y en Palma Soriano, cuya fuente de agua tuvo un ligero beneficio, pero está al 21,8 por ciento, informaron las autoridades de la provincia tres días después del paso del huracán.

El resto de las provincias del oriente cubano reportaron igualmente incrementos muy discretos en los acumulados de agua al paso de Matthew. En Las Tunas y Camagüey los embalses se hallan al 40 por ciento de llenado, y en Granma cerca de la mitad.

En el centro del país tampoco percibieron beneficios sustanciales. Aunque ocurrieron precipitaciones asociadas al meteoro, en Villa Clara el agua represada prácticamente se mantuvo al mismo nivel que antes de pasar el huracán: 49,8 por ciento de llenado.

Las autoridades de Recursos Hidráulicos en otra provincia, Ciego de Ávila, informaron lluvias por debajo de la media histórica para el actual mes y reiteraron preocupación por encontrarse en niveles muy bajos los embalses. El manto freático avileño, uno de los de mayor volumen en Cuba, apenas guarda un 37 por ciento de su capacidad, por la pobre contribución de las precipitaciones desde hace más de dos años.

Los 242 embalses que el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos administra en el país se encontraban al 53,9 por ciento de su capacidad total, dos días después de pasar el huracán Matthew, informó esa institución en televisión. Tras alertar que octubre es el último mes de la temporada habitual de lluvias en Cuba, los representantes del INRH pidieron extremar las medidas de ahorro en el consumo de agua, tanto en la agricultura y la industria, como en los hogares. ( 2016).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.